Educación
Sábado 29 de Abril de 2017

Por infancias y adolescencias libres de etiquetas

El próximo sábado 6 de mayo, en la Facultad de Ciencias Médicas, se presenta el Forum Infancias Rosario.

"Día de las infancias y adolescencias libres de etiquetas". Así se ha nombrado al próximo 6 de mayo, cuando una serie de encuentros y actividades de difusión se centren en la problemática de la patologización de los chicos y jóvenes. Es promovido por el Forum Infancias que lleva una década reuniendo a profesionales de la salud y la educación en todo el país, y cuya edición local hará su presentación formal también ese sábado con una jornada para educadores, estudiantes y especialistas de distintas disciplinas.

   Sandra Ballesteros y Adriana Savio son fonoaudiólogas, integrantes del Forum Rosario. Explican que se trata de un espacio al que también se suman docentes, psicólogos, psicopedagogas, trabajadoras sociales, terapistas ocupacionales, musicoterapeutas, entre otras profesiones. Todas disciplinas interesadas en ofrecer una mirada diferente sobre los chicos que por presentar dificultades en la escuela o en el ámbito familiar, rápidamente son rotulados con algún tipo de trastornos y luego medicados. Todo esto sin escucharlos, conocer sus historias propias ni contextos de vida.

   El Forum Infancias Federal tiene una trayectoria de 10 años. En ese tiempo ha ido ganando espacios en las provincias y sumando profesionales que adhieren a esta preocupación. Por estos días además promueven una Campaña Internacional que llama a tomar conciencia de la importancia de escuchar a los pequeños y más jóvenes, antes de etiquetarlos con una enfermedad. Una campaña que suma adhesiones en la Argentina, Brasil, España y México.

Acción local

Para el 6 de mayo, cada Forum preparó una acción diferente. En Rosario, serán las Primeras Jornadas "Patologización de las infancias, adolescencias actuales y sus derechos en juego", en la Facultad de Ciencias Médicas (UNR), de 8.30 a 13.30. Están pensadas para que participen profesionales del ámbito de la salud, de la educación, docentes y estudiantes. Para este encuentro se organizaron tres ejes de trabajo: "La infancia como tiempo de constitución de la subjetividad y apropiación del lenguaje y sus avatares", donde disertarán Susana Graff, Ana Maschio y Soledad Lombarte. Otro panel, "¿Un diagnóstico pude designar al ser? La dislexia puesta en cuestión", donde expondrán Ana Bloj, Yanina Romani y Marina Vignuda. También Cecilia Augsburger, Natalia Juárez y Miguel Tollo hablará del "lugar del niño en las políticas públicas actuales".

   La jornada del sábado 6 en Ciencias Médicas es también la presentación formal del espacio local del Forum, del trabajo al que adhieren distintas profesiones. Una de las razones principales —señalan Ballesteros y Savio— que los reúne es advertir sobre los diagnósticos rápidos que recaen sobre los chicos, que los etiquetan con trastornos y terminan por medicarlos. "No estamos en contra de los diagnósticos, sí de los sobrediagnósticos o los diagnósticos livianos. El diagnóstico es un aspecto a tener en cuenta, pero lo más importante es el sujeto y la singularidad de cada caso. Tienen que ver aquí con la historia del chico, con la escuela, con los rasgos propios de ese niño", dicen las fonoaudiólogas.

   Tal como explican, la tendencia actual es a tabular las dificultades, homogenizarlas, algo que tranquiliza a los adultos. "Nosotras pensamos que no hay dos tratamientos iguales, porque no hay dos chicos iguales. Cada niño o niña presenta diferentes aspectos, rasgos, actitudes, conductas, por tanto ninguno es igual. La patologización tiende a rotular un problema rápidamente, algo que desangustia al adulto. Nuestra postura es no prejuzgar de antemano qué tiene el chico. Esto implica además un trabajo que no puede hacerse solo, que requiere de la interdisciplina", se explayan las integrantes del Forum Rosario para explicar uno de los apsectos de trabajo que las convoca.

Ampliar la mirada

Para profundizar el debate y ampliar la mirada en el ámbito escolar, donde se manifiesta con fuerza esta problemática, invitan a preguntarse cómo ayudar a tal niño, más que pedir que se diga qué tiene. Una razón que también lleva a no exigir a los chicos un "certificado de discapacidad" para poder recibir atención profesional. "Es muy pesado para un niño cargar con un certificado de discapacidad. De entrada ya tienen un sello en la frente. Son los chicos que llegan con las siglas que dicen «sos un autista», «sos un TGD» o «sos un Asperger»", convocan a tener cuidado con estos etiquetamientos.

   Para las familias, la sugerencia de Ballesteros y Savio es la misma: no quedarse con la respuesta tranquilizadora que define rápidamente la receta de una enfermedad, donde el único enfermo además es el niño, sin contar el contexto familiar, social y su historia. "Para esto no hay pasos a seguir, se trata del respeto a la subjetividad", dicen.

   El Forum Rosario convoca a contactarse a través de Facebook (Forum Infancias Rosario) o del correo: foruminfanciasrosario@outlook.com), enviar consultas y sumarse a las actividades, como la jornada del 6. Ballesteros y Savio adelantan que también está en los planes de este espacio replicar los encuentros en el interior de la provincia.


Comentarios