Educación
Sábado 17 de Diciembre de 2016

"La Universidad Austral nació con el objetivo de formar líderes con valores"

La decana de la sede Rosario de esta casa de estudios privada, Ana Galiano, habla de los logros académicos.

"La universidad nació con el objetivo de formar líderes con valores, que luego puedan inculcar en las empresas y en los ámbitos donde se desarrollan profesionalmente". La definición la ofrece la decana de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, Ana Galiano, sobre el perfil de egresados que se proponen preparar. A 25 años de su creación, esta universidad privada busca desarrollar y ampliar su oferta académica de grado y posgrado. Las ramas de las ingenierías, de la comunicación y del derecho, ya están en esos planes.

La Universidad Austral tiene su sede fundacional en Rosario. Nació apoyada por empresas de la región y por tanto su eje educativo puesto en las carreras ligadas al mundo empresarial. De hecho sus fuertes de grado son los estudios de contador público, administración de empresas y agronegocios. En ese mismo terreno se destacan los posgrados que ofrece, junto a las formaciones organizadas para atender a las demandas de las empresas. En todos los casos, la decana Galiano asegura que la meta es "formar profesionales íntegros, no solamente muy buenos en lo técnico, sino con una impronta social importante". "Nosotros —expresa— desarrollamos en los alumnos este interés por lo social, para que cuando estén ocupando un cargo ejecutivo o directivo se preocupen por esto".

austral2.jpg
Ana Galiano, decana de la Universidad Austral.
Ana Galiano, decana de la Universidad Austral.


El turno de Rosario

En Rosario se afianzaron las formaciones ligadas a las ciencias económicas. En tanto que la sede Pilar (provincia de Buenos Aires) la Austral tiene un desarrollo más amplio a nivel académico, sumado al Hospital Universitario y el Parque Tecnológico. "Ahora es el turno de Rosario", anticipa la decana para aseverar que está en los planes de la sede a su cargo promover su crecimiento: "No es un proyecto a corto plazo pero vamos a impulsar nuevas carreras, además de ampliarnos a otros ámbitos". La intención es comenzar con nuevos posgrados ligados a las ramas de las ingenierías, la comunicación y derecho. Y más tarde seguir con las carreras de grado.

Cuando se la consulta qué diferencia a la Austral de otras universidades privadas, la decana nombra entre las primeras distinciones la "importante inserción laboral" de sus graduados. "De acuerdo a cómo la evalúan rankings externos tenemos una inserción del ciento por ciento al egresar. Es decir que un alumno que termina los requisitos académicos que tiene la carrera, en un plazo de un año debería estar trabajando. A nosotros eso nos ocurre inclusive antes de ese plazo". Para este resultado se valen de un departamento de desarrollo profesional, que funciona como una materia más, como un requisito clave para graduarse. El departamento asesora a los egresados, colabora, les acerca propuestas. Una tarea que se dan desde el primer año de la carrera.

austral3.jpg
Ana Galiano, decana de la Universidad Austral.
Ana Galiano, decana de la Universidad Austral.


Intercambios con el exterior

Otro aspecto que diferencia a la Austral y señala la especialista es "la internacionalidad", manifestada en intercambios con otras universidades extranjeras para cursar algunas de las materias en el exterior. Tienen convenios con más de cien universidades de todo el mundo para ser parte de estos programas. También en esta idea sostienen un proyecto de formación en idiomas, tercerizados a través de Aricana, para que todos los estudiantes manejen un buen desempeño del inglés, y puedan acreditarlo con certificaciones internacionales.

"Tenemos una atención personalizada con los estudiantes, tanto con los de grado como de los posgrados. Incluso tenemos charlas que van más allá de lo estrictamente académico", comenta para describir el trato de compromiso que mantienen con los alumnos y hablar de un modelo pedagógico centrado en el aula. "Hay un vínculo que se genera entre profesores y alumnos que lo permite permanecer mucho tiempo en un ámbito", añade sobre otra razón que elige subrayar de la Austral.

Para Galiano otro dato relevante es el Programa de Becas creado desde la fundación de esta casa de estudios, sostenido con aportes de la propia universidad y de las empresas: "Desde los inicios se estableció que nadie quede afuera de la Austral por motivos económicos. Hacemos una selección de alumnos según su nivel académico, las iniciativas de liderazgos que han tenido en el colegio secundario. Uno de cada cuatro alumnos está becado en la Universidad Austral. Este aporte sin el apoyo de las empresas que nos acompañan sería difícil".

Ana Galiano tiene su carrera profesional en la Austral. Es egresada de ciencias empresariales de esta Universidad, además de haber trabajado en el área de control de gestión en el Hospital Universitario que tiene sede en Pilar. En 2008 regresó a Rosario con su familia y se dedicó a dirigir las carreras de grado locales. Ahora es decana. "Es un desafío y una oportunidad a la vez, porque es una institución a la que quiero mucho. En la universidad a los cargos directivos los entendemos y vivimos como cargos de servicios: cuanto mayor es la responsabilidad mayor el servicio a brindar", confía sobre la tarea de estar al frente de esta casa de estudios.

"Veinticinco años para una universidad es muy poquito, sin embargo en muy poco tiempo hemos logrado un gran desarrollo y un impacto considerable, producto del esfuerzo de muchas personas que trabajan sin descanso para formar personas en virtudes, en valores y en conocimientos técnicos. El principal desafío que nos toca en Rosario es el crecimiento de la sede, emular el dado por la Universidad en Pilar, en una región con la que nosotros nos sentimos totalmente comprometidos", augura Ana Galiano.

Comentarios