reconocimiento
Sábado 06 de Agosto de 2016

El debate llega a la ley provincial

A principios de este año la Escuela Etica sumó el apoyo del Sadop Rosario para ser reconocida. Ya contaba con el de la Federación Santafesina de Instituciones Educativas Privadas (Fesaiep).

A principios de este año la Escuela Etica sumó el apoyo del Sadop Rosario para ser reconocida. Ya contaba con el de la Federación Santafesina de Instituciones Educativas Privadas (Fesaiep). Sin embargo, y a pesar de haber presentado la documentación requerida y realizado infinidad de trámites todavía no tiene el aval ministerial. Sólo consiguieron que a sus egresados se les reconozca la trayectoria escolar, aunque en los diplomas figura el nombre de la Eempa 1.261. "Este año todo está estancado, ni siquiera nos respondieron las notas elevadas a la ministra", dice Gabriela Alacid, profesora de la Etica. Los últimos pedidos han sido para tener una audiencia con la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué.

La Etica se enmarca es un proyecto de educación popular que bien se ajusta a las experiencias de escuelas de gestión social, contempladas en la ley de educación nacional 26.206, pero que aún no tiene alcance en la provincia. Abierto el debate para que Santa Fe tenga su propia norma educativa, los impulsores de este secundario confían que se logre incluir en la ley la alternativa de gestión social. Eso garantizaría la aprobación definitiva del bachillerato de Nuevo Alberdi.

Junto a Alacid, están las profesoras Fernanda Rovea, Maite Santa Cruz, Silvia Perona y el profesor Maximiliano Tomatis. Destacan el nivel de retención que mantiene la escuela: a principio de año iniciaron las clases 107 inscriptos y recibieron sus libretas, al finalizar el primer cuatrimestre, 96. Un dato revelador de la tarea que se dan para sostener a los jóvenes en las aulas, aprendiendo y proyectando futuro. A ese número hay que sumarle otros diez que comenzaron el tercer año en esta segunda parte del ciclo lectivo.

También este año habilitaron otro turno por la tarde, de 14 a 17, para el primer año. Y por la mañana el edificio se convierte en un Jardín de Infantes, con 21 nenes y nenas en sala de cuatro años.

Comentarios