Mi anécdota
Sábado 27 de Mayo de 2017

El cuerpo, nuestro primer maestro

Colegio San Francisco Solano. Avellaneda y Mendoza. Año 1986, diez de la mañana.

Colegio San Francisco Solano. Avellaneda y Mendoza. Año 1986, diez de la mañana.

Mi compañero de primaria había llevado una foto de Luis Miguel plastificada. A mi prima el cantante Mexicano le gustaba mucho y yo sentí que podía darle la alegría de su vida. Matías se descuidó y se la robé.

Puse cara de boludo y la coloqué en mi media cual canillera.

¿Quién la tiene? ¿Si no aparece se quedan todos en el salón?

Mi cara trabajaba una estética despreocupada, aunque la transpiración en mi frente era imposible de impostar. Mi cuerpo de adentro hacia afuera me exponía con agua en la cara.

La Seño me hizo pasar al frente (ya sabiendo que era yo) y quedé de cara a todo el grupo con la protuberancia dentro de la media de mi pierna izquierda.

Desde ese día aprendí que el cuerpo es nuestro primer maestro, es sabio y aunque nos esforcemos por engañarlo, nos enseña a no mentir.


Comentarios