Educación
Sábado 13 de Mayo de 2017

Debate sobre presente y futuro de las universidades de Rosario y del Litoral

Fue en el VIII Encuentro Nacional y V Latinoamericano realizado en la UNL entre el 3 y el 5 de mayo.

A lo largo de tres jornadas, las sedes del Rectorado y la Facultad de Humanidades y Ciencias (FHUC) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), convocaron a especialistas del ámbito nacional e internacional, con el objetivo de dar continuidad y profundizar el intercambio de conocimiento y el debate sobre la educación superior en la Argentina y la región.

   De un total de 870 inscriptos y 400 ponencias que se expusieron en las diferentes mesas temáticas, el 10 por ciento perteneció a docentes, investigadores y graduados de la UNL, en tanto se registró una importante participación de universidades nacionales y de Latinoamérica. Las conferencias y diversas exposiciones involucraron los temas de la agenda universitaria y de la educación superior: Reforma universitaria y juventudes latinoamericanas, transformaciones de la educación superior a nivel mundial, internacionalización de la educación superior, universidad y su relación con las políticas educativas, entre otros.

   El rector de la UNL, Miguel Irigoyen, remarcó que "si algo importa resaltar en proximidad al centenario de la Reforma es cómo pensamos el porvenir y la universidad pública argentina posterior a los cien años de la Reforma de 1918". Claudio Lizárraga, decano de la FHUC y uno de los coordinadores del encuentro, manifestó que "el lema de esta edición tiene que ver, por una parte, con la proximidad a que se cumplan los 100 años de la Reforma Universitaria, y también el centenario de la UNL. Pero, además, fue una invitación a pensar los desafíos futuros de la reforma, no sólo en Argentina sino en Latinoamérica".

   La puesta en común de los coordinadores de los ejes trabajados en el encuentro y desde los que se analizaron las problemáticas universitarias, reflejó un balance positivo. "La universidad como un hervidero de palabras e intercambios", fue la potente imagen que eligió una de las coordinadoras para referirse a los temas que se analizaron en el eje política y gobierno donde se pusieron de manifiesto las tensiones que discurren entre la política, el gobierno, la gestión y el poder en el espacio universitario.

   Los antecedentes de la Reforma se abordaron desde los movimientos estudiantiles y la resignificación del reformismo. En tanto, la diversidad de planteos para abordar las cuestiones relacionadas al curriculum y la enseñanza, y la producción y transferencia del conocimiento, requirió de una organización de los trabajos presentados para reconocer preocupaciones compartidas, diferentes diagnósticos, herramientas conceptuales y perspectivas de análisis.

   En relación al campo ocupacional y al posgrado se plantearon las complejidades de la articulación entre la universidad y el mundo del trabajo; las demandas de la producción, de la ciencia y de la tecnología a la educación superior en el contexto actual; y la necesidad de que las Universidades profundicen su conocimiento de las trayectorias laborales de sus egresados. Las tecnologías en la enseñanza, la internacionalización de la educación superior, y la extensión también fueron focos de debate y elaboración en paneles coordinados por especialistas.

   El encuentro contó con invitados especiales de la talla de Christine Musselin (Francia), María José Lemaitre (Chile), Laura Jane Howard (España). También de Renate Marsiske, Andrés Donoso Romo y Pablo Buchbinder quienes abordaron "La reforma y su herencia en perspectiva latinaomericana"; además de Liz Reisberg, investigadora norteamericana.

   La ocasión fue el marco para la entrega del título Doctor Honoris Causa a Néstor García Canclini, quien ha sido una figura clave en el desarrollo y consolidación de los estudios culturales, desde una mirada global y a la vez anclada en el contexto latinoamericano. "Tendemos a vincular los doctorados, aunque sean honoris causa, con la relación de trabajo con una universidad y yo no he tenido un vínculo académico durable con Santa Fe. Pensé entonces, que esos hijos pródigos, de los que nunca sabemos bien dónde están, que son los libros que uno escribe, habían tenido amigos por aquí, y eso me generó un orgullo secreto e inseguro", expresó.Entre menciones a Saer y Gola, el intelectual agregó que "es alentador escuchar cómo la educación puede renovar nuestras sociedades en este tiempo nublado y entreverlo desde una ciudad en la que están cerca la inmensidad del campo y el fluir del agua".

Fuente: Prensa Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Comentarios