Educación
Sábado 02 de Septiembre de 2017

De la selva misionera al aula para hablar del cuidado de la naturaleza

Un estudiante a punto de graduarse de guardaparque sorprendió a los primeros grados de la Escuela Almafuerte.

¿Es verdad que el yaguareté se come a los humanos? ¿Cómo se cuida la selva? ¿De qué se alimentan los animales que no son domésticos? Las preguntas se sucedieron unas a otras entre las nenas y los nenes de los primeros grados de la Escuela Nº 56 Almafuerte, cuando el lunes pasado recibieron la visita de un estudiante de guardaparque, a punto de egresar de la carrera y que realiza tareas de voluntariado en la selva misionera.

Thomas Hintze tiene 26 años, nació en Villa Dolores (Córdoba), vivió en Rosario y recorrió buena parte de la Argentina y de Latinoamérica hasta que encontró su vocación —lo que hoy es su lugar en el mundo— en la localidad misionera de San Pedro. Allí estudia la tecnicatura universitaria de guardaparque, que depende de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones.

Una de las exigencias del plan de estudio de esta tecnicatura, enmarcada en la cátedra de educación ambiental, es hacer trabajos de extensión, llevar la carrera por fuera de las aulas. Así surgió, con otra compañera de estudio, la idea de promover en las escuelas secundarias la formación y mostrar cómo se concretan las tareas —entre otras— de preservación, control, asistencia e investigación que tienen a su cargo los guardaparques. Idea que llevaron a varios secundarios misioneros. "Nunca había dado una charla con chicos de los primeros grados, tuve que acomodar mis explicaciones, lo bueno fue la cantidad de preguntas que hicieron", admite todavía sorprendido Thomas, y luego del encuentro con las alumnas y los alumnos de 2º y 3º grados de la Almafuerte. Los de primero también participaron como invitados.

¿Cuál de los animales corre más rápido? ¿Qué es un área protegida? ¿De qué trabaja un guardaparque? ¿Cuántas horas trabajan? Algunas de las preguntan que tenían en un cuestionario preparado y las que surgieron en el intercambio. A diferencia de otros trabajos que se cumple con un horario establecido, de entrada y salida, aquí se trabaja siete días seguidos, completos y otro tanto se descansa, ya que la tarea demanda estar alertas las 24 horas, internarse en la selva. Uno de los datos que sorprendió a los más pequeños.

La charla estuvo acompañada de imágenes que las maestras proyectaban de internet en el salón, de un mapa de la Argentina, donde ubicaron Misiones, San Pedro y la región de la Selva Paranaense. "Hablamos de la importancia del cuidado del agua, de los árboles, lo que es la biodiversidad", repasa entusiasmado Thomas, sobre el intercambio que siempre se ajustó a chicos de 7 y 8 años.

"Mostraron mucha sensibilidad al reconocer que hay guardaparques que han perdido su vida en manos de los cazadores. Me encantó el interés que mostraron por la naturaleza", comentó. En su charla hizo hincapié en la tarea de preservación y cuidado del ambiente, en el riesgo de extinción que corren muchos animales, y en señalar que el mayor peligro lo representa la intervención del hombre, cuando altera la vida natural de la flora y fauna. "La Tierra nos necesita", reflexiona Thomas sobre el mensaje que tratan de difundir los guardaparques y estudiantes de esta carrera cuando recorren las aulas.

La mirada pedagógica

También las maestras de los primeros grados que prepararon la actividad estaban complacidas con la participación de sus alumnos y el encuentro. La visita de Thomas tiene una particularidad que también se volvió atractiva para los pequeños: es el hermano de una de las docentes que enseña ciencias en los primeros grados de la Almafuerte, Rosario Hintze. Guardaparque y hermano de la seño, sin duda un combinación tan curiosa como fascinante para las nenas y los nenes.

Pero la mirada de la seño Rosario estuvo no sólo en el valor afectivo de este encuentro, también en lo pedagógico que representa "la experiencia de la transmisión directa del conocimiento a los más pequeños". "Los relatos, la posibilidad de que puedan preguntar, que se saquen todas las dudas y la buena predisposición del invitado, que no estaba atado a un libreto, hicieron una clase inolvidable", describe.

Entre los aprendizajes que quedan y se abren están para Rosario "el registro de la importancia de respetar el ambiente, de saber la responsabilidad que tenemos los seres humanos y el cuidado que podemos asumir".

Para las docentes —además de Rosario, Graciela Fernández, Graciela Capaldi y María del Luján Ramírez— fue significativo que pudieran incorporar la ubicación de un espacio que va más allá de las áreas urbanas, saber qué son los espacios protegidos, el registro y uso de un mapa como el de la Argentina, y llegar así a otros paisajes —al menos con la charla, imágenes y relatos—, a otros lugares impensados para ellos como es la selva misionera.

Otro dato que las maestras destacaron de la entrevista fue la oportunidad de conocer el rol que tiene un guardaparque. "Los chicos estaban deslumbrados, preguntaron desde cómo patrullan la selva hasta cómo se defienden de los cazadores. Además de qué hacer para respetar la naturaleza".

El conocimiento y reconocimiento del patrimonio cultural, de la flora y fauna autóctonas es parte del proyecto de enseñanza que las maestras de primer ciclo se trazaron para este año. Una meta que se vio fortalecida —subrayan— con las preguntas de los chicos y la palabra autorizada de Thomas. "Esperemos que deje huellas en lo que tiene que ver con el cuidado de la naturaleza", aspiran.

Dónde estudiar guardaparque

En el Instituto Superior San Pedro (San Pedro, Misiones) se estudia la tecnicatura universitaria de guardaparque. Es una carrera de dos años y un semestre, donde los estudiantes deben prepar una tesis. El alcance de este título es para trabajar en los parques provinciales y del Mercosur. Es otorgado por la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Misiones. El plan de estudio comprende materias como biología, botánica, geología y geografía, ecología, sociología, mecánica, supervivencia, zoología, ecodesarrollo, diversidad animal, diversidad vegetal, primeros auxilios, manejo del fuego, educación ambiental, áreas naturales protegidas, técnicas de manejo de vida silvestre, biología de la conservación y producción de material fílmico y fotográfico, entre otras.

"Los objetivos de la carrera promueven la formación de un técnico universitario comprometido con la conservación de los recursos naturales, con competencias para realizar estudios y monitoreo de las áreas naturales, participar en estudios básicos, auxiliar en actividades de ecoturismos, prevenir y combatir incendios, implementar tareas de manejo", entre otras actividades, destacan desde la tecnicatura. Para más información se puede consultar en www.facfor.unam.edu.ar

   Además, la Administración de Parques Nacionales, a través del Centro de Formación y Capacitación en Areas Protegidas capacita en la formación de guardaparques nacionales y guardaparques de apoyo, además de dictar cursos de capacitación. En el sitio, www.guardaparques.org se pueden obtener mayores datos sobre esta carrera y otras tecnicaturas universitarias en la disciplina.

Comentarios