Educación
Sábado 17 de Junio de 2017

Chicos que hacen de sus clases una película

Son alumnos y alumnas de la Escuela Primaria Nº 6.150 de Sargento Cabral. Producen cortos audiovisuales.

Lucas está muy concentrado en su tarea de indicar en qué momento comienza a filmarse cada escena. Joaquín se desparrama un rato por el suelo para descansar, lleva largo rato con la cámara en mano. Y mientras Abigayl se prepara para reemplazarlo, Benjamín expresa lo feliz que está con su participación: "Por fin puedo actuar y salir en la tele, bah... en el corto. Es una demasiado muy buena experiencia". La escena transcurre en un aula de la Escuela Primaria de Sargento Cabral, es parte del Programa de Alfabetización Audiovisual que implementa el Ministerio de Educación provincial.

No es común que los chicos se tomen una mañana completa del tiempo escolar para filmar un corto, menos que esto forme parte de sus aprendizajes cotidianos. Nadie tiene dudas que no sólo se divierten sino que profundizan habilidades con la imagen y la tecnología que no les son ajenas a su generación. Y si todo eso viene en un proyecto educativo, todo se hace con más ganas. La propuesta que llega a los alumnos y docentes consiste en aprender los secretos de cómo hacer un corto, lo cual demanda desde escribir el guión hasta conocer los detalles de la tecnología que se pone en juego. La intención es que las producciones se puedan compartir con otras escuelas, además de ser una buena excusa para sacarle más provecho al lenguaje audiovisual.

cabral6.jpg

Trabajo cooperativo

Silvia Burgués es la directora de la Escuela Nº 6.150 Juan Bautista Cabral de Sargento Cabral, una localidad de unos mil habitantes del sur de Santa Fe. Un pueblo precioso, de casas cuidadas, que hasta conservan detalles de barrios residenciales como el de los nombres propios en sus frentes. El clima con el que se enseña y aprende en esta escuela es una continuidad de ese panorama: sobresale el trabajo en equipo y sin mayor apuro. La escuela tiene 120 alumnos, que van desde jardín de 3 años (sala de 3 y 4 integradas) hasta el 7º grado.

Junto a Fernanda, la secretaria escolar, Silvia recorta tela con formas triangulares. La idea es confeccionar banderines con los colores de Perú. En pocos días recibirán una delegación que quiere conocer la escuela y dicen que quieren recibirla como en una fiesta. En medio de esa tarea, la directora hace un alto para presentar la experiencia que los tiene enamorados. "Acondicionamos un salón como si fuera un estudio de filmación. Esta oportunidad representa un aprendizaje para todos. Se aprenden múltiples lenguajes, arte y tecnología", se entusiasma. Para concretar esta experiencia, disponen de un Aula Digital con 20 netbooks (provistas por el Ministerio de Educación de la Nación de la gestión anterior). "Pero sobre todo con docentes bien dispuestos; somos un equipo con la comunidad, con los padres, con los chicos", subraya Silvia y propone disfrutar en vivo de la experiencia.

cabral5.jpg
cabral3.jpg

De aula a sala de filmación

La puerta del salón se abre y a pesar de que quienes ingresan son ajenos a lo que allí transcurre, ninguno de los chicos y ninguna de las chicas de 4º y 5º grados se distraen ni abandonan su tarea. Más bien —de manera muy cordial— piden que hagamos silencio: el piloto está a punto de seguir su vuelo en esta historia que llamaron "Esa loca idea".

Lucas Moyano explica que la pizarra que tiene en sus manos se llama claqueta y Benjamín Burgués que para la película llevó la caja de herramientas de su papá, que es electricista. "Y yo actúo de electricista", cuenta orgulloso. Muy cerca esperan su turno para ingresar en escena las azafatas de este corto: Abigayl Godoy, Alexia Rojas Montes y Ursula Aranés, todas de 9 años. Y detrás del piloto, se ubican Nicolás Blota y Renzo López, encargados de mover las nubes artificiales y anunciar la tormenta que guarda el guión.

Por un rato, Bruno Capriotti deja su papel de aviador, y relata con lujos de detalles la historia que escribieron y ahora llevan al formato audiovisual. Palabras más palabras menos, narra la historia de un aviador que choca al quedarse dormido de tanto viajar. Iba con un grupo de amigos al año 2300. La idea es verificar si siguen estando las cataratas del Iguazú y el Monumento a la Bandera. Para eso el avión debe romper la barrera del tiempo.

cabral4.jpg
cabral2.jpg

Animación

Los chicos de 7º grado optaron por la animación. Esa misma mañana, y en otro salón se preparaban para darle sonido a lo realizado. Repasan que para este trabajo seleccionaron 490 fotos, que tomaron ellos y sin contar las que desecharon. Antes escribieron la historia, esta vez se llama Ratbol: se trata de un árbol que por las noches se convierte en ratón. Convencido que la luna es de queso, se propone alcanzarla. "La alcanza, pero ahí se da cuenta que no era de queso, en cambio encuentra una moneda con la que compra una picada que comparte con todos sus amigos", cierran la historia.

En esta tarea están Agostina Godoy, Guadalupe Herrera, Chiara Pucci, Bruno Ruggieri, Francesca De Lisio, Ezequiel Marín y Rocío Chávez. También los maestros de grado Norma Cavalli, Nancy Catena y Daniel Gangemi, además de la profesora de arte Adriana Fondato.

En la experiencia que se aplica en la primaria de Sargento Cabral trabajan coordinando las actividades Analía Moschini y Cristian Cabruja, integrantes del Programa de Alfabetización Audiovisual. Además de la coordinadora de esta iniciativa, la realizadora Paula Valenzuela, junto a Juan Diego Kantor (realizador) y Emiliano Stur (sonidista). Otro equipo de profesionales trabaja en otras regiones de la provincia.

El Programa de Alfabetización Audiovisual del Ministerio de Educación de Santa Fe está destinado a los chicos de primaria (de 4º a 7º grados) y de secundaria, junto a sus docentes. En su aplicación demanda de seis encuentros presenciales dentro del horario escolar. Paula Valenzuela explica que en ese tiempo "aprenden juntos a realizar piezas audiovisuales de manera integral". Esto incluye desde escribir el guión hasta la protagonizar la producción y el rodaje, de manera grupal y colaborativa.

Este proyecto —señala Valenzuela— se desarrolla en forma conjunta con otros del Ministerio, como el de "Pedagogía emprendedora" para las escuelas primarias, y el de "Educación Sexual Integral (ESI)" para las secundarias. Las producciones de los chicos y docentes se comparten en el Campus Educativo (campuseducativo.santafe.gob.ar), y para el 5 de julio próximo preparan una muestra de estos cortos en Rosario.

cabral1.jpg

Aprendizajes

¿Qué se aprende? "A trabajar en equipo, en grupo", dicen una y otra vez sin demoras quienes están en 7º grado. Y siguen: "A veces renegamos un poquito, otras tuvimos muchas discusiones, porque, por ejemplo el trípode estaba fuera de foco y había que empezar de nuevo. Aquí se aprende cómo hacer un video, la edición, valoramos más lo que es la imagen y el arte".


Comentarios