Edición Impresa
Viernes 29 de Marzo de 2013

Educación, sociedad y restauración de la memoria

Apple llegó a Rosario invitado por la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR, y gracias a la ayuda del Programa Internacional Origen. El motivo principal fue la distinción de “Doctor honoris causa” que le entregaron en mano, el vicerrector de la UNR, Eduardo Seminara, y el decano de Humanidades, José Goity. Al hacerlo recordaron su trayectoria académica, pero sobre todo su compromiso social con la educación.

En ese acto protocolar realizado en el Espacio Cultural Universitario (ECU), y conmovido por haber estado el domingo 24 participando de la marcha de las Madres y organismos de Derechos Humanos, el educador pidió disculpas como ciudadano por la complicidad de su país con la dictadura militar. “Si el gobierno de mi país no va a pedir disculpas por haber respaldado a la dictadura militar en la Argentina, yo lo voy a hacer como ciudadano”, dijo.

También consideró como un verdadero acto educativo lo que había visto por las calles de Rosario: “Cuando vimos a tantos jóvenes caminando, portando los carteles con los desaparecidos, nos dimos cuenta con mi esposa que estábamos ante un verdadero acto educativo, por la fuerza y la eficacia. Sosteniendo esos carteles, son los jóvenes los que están enseñando a la sociedad que hay que recordar. Entonces cambiar la sociedad a través de la educación significa restaurar la memoria”.

Dedicatoria. Además y al cierre de su disertación pública, dedicó el título otorgado por la UNR a los educadores, a sus maestros y también “a los que fueron víctimas de la dictadura y perdieron sus vidas”. En esa misma mañana del lunes 25, el investigador ofreció la conferencia “¿Puede la educación cambiar la sociedad?”, y en un tramo recordó su pasado humilde y cuánto había hecho esa posibilidad de educarse para cambiar su vida.

Criticó los ajustes que el presidente Obama, a través de “reformas neoliberales”, viene aplicando en el terreno de la educación, al tiempo que rescató “la vitalidad que tienen las luchas” en la Argentina. Dijo en ese mismo sentido: “Los docentes necesitan ser reconocidos por el trabajo colectivo e individual que realizan”.

Además del ofrecido por la UNR, Apple recibió el reconocimiento de “visitante distinguido” por el Concejo de Rosario. La edila María Eugenia Schmuck (UCR) fue la encarga de entregarle tal distinción. Y como broche final, los chicos de la Orquesta de Barrio Ludueña —dirigidos por Derna Isla— le ofrecieron
un concierto.

Comentarios