Edición Impresa
Sábado 19 de Diciembre de 2009

Eduardo Seminara: ayuda para la promoción social

Dos objetivos propone el vicerrector de la Universidad Nacional de Rosario, Eduardo Seminara, resaltar de las Becas Bicentenario: por un lado, la invitación a que cada vez sean más los jóvenes que elijan estas carreras “estratégicas para el desarrollo del país”. Pero además, revindica esta asignación porque constituye “un elemento de promoción social ascendente para aquellos sectores de menores recursos”.

Para el vicerretor, lo central que debe entenderse de esta iniciativa nacional es que “forma parte de una política pública que permite sostenerla en el tiempo, no es una cuestión espasmódica”. “La idea –expresa- es que en la medida que el país crece, los montos destinados desde el Ministerio de Educación para el sostenimiento de un programa de becas van a ir incrementándose”.

Otro de los puntos que rescata Seminara de las becas Bicentenario es el perfil social, “para que la educación superior sea también un elemento de promoción social ascendente para aquellos sectores de menores recursos que, de no tener este estímulo económico no podrían nunca llegar a la universidad y permanecer en ella”.

Agrega al respecto que de esta manera se vincula “la necesidad de sostener una educación gratuita con el apoyo a aquellos jóvenes estudiantes con vocación de dedicarse a las carreras que tienen importancia estratégica para el desarrollo del país”.

Seminara, junto con el rector Darío Maiorana, el diputado nacional Agustín Rossi, y el Ministro de Educación, Alberto Sileoni, estuvo presente en la Sede de Gobierno de la UNR cuando a fines de junio se entregaron los diplomas a los casi 150 beneficiados de la universidad local con las Becas Bicentenario. En aquella oportunidad, Sileoni destacó a este plan de ayuda económica como un eslabón más de un programa de recuperación que comenzó con la sanción en 2005 de la ley de educación técnica.

“Tanto las tecnologías y las ingenierías como las ciencias de la computación son áreas estratégicas para el desarrollo de un país, que no sólo quiere tener un perfil agropecuario, sino también un desarrollo industrial, y para lo cual necesita de aquellos profesionales capacitados para llevar adelante la generación de nuevos conocimientos”, concluye Seminara.

Comentarios