Newell's
Martes 29 de Noviembre de 2016

Eduardo Bermúdez: "Logramos llegar adonde habíamos prometido"

El presidente rojinegro resaltó que el equipo ya alcanzó 1,403 si se tiene en cuenta la tabla del promedio del año próximo. En charla con Ovación negó que haya conflictos en la CD: "Estamos todos unidos".

"No quiero vender a nadie", "llegamos adonde habíamos prometido en cuanto al promedio", "no hablamos de campeonato y seguimos por la misma línea con humildad", "si fuera un torneo corto estaríamos para campeón", "no hay divisiones en la CD". Frases de mucho peso y relevancia que disparó el presidente de Newell's, Eduardo Bermúdez, para reflejar no sólo el presente del equipo si no también entregar un pantallazo sobre el futuro que vendrá a partir de 2017. Hoy la Lepra vive un momento único desde lo futbolístico siendo protagonista del torneo, algo impensado hace medio año, y despierta alegrías entre los leprosos. Lo negativo pasa por lo institucional, que está repartido entre la violencia y lo económico. Cuestiones a resolver en lo inmediato.

Después de cinco meses de haber tomado el mando, Bermúdez recordó que todo lo prometido "se cumplió. Dije que debía continuar Osella, que Maxi, Scocco y Formica se quedaban porque son jugadores importantes. Que iba a traer incorporaciones para potenciar a los que estaban en el club. Todo lo que dije ocurrió. A veces se logra y en otras ocasiones no". Y hasta alcanzó el famoso 1,4 soñado. "Hoy estamos en 1,381, pero en la tabla del año próximo estamos en 1,403".

Newell's está segundo a dos puntos del líder Estudiantes y "algunos hablan de suerte. El sábado, por ejemplo, ¿cuándo llegó Colón?", se preguntó el titular leproso.

—Hay ciertas discusiones de que se juega bien o mal, aunque es cierto que en el fútbol argentino son poquitos los que juegan bien.

—¿Qué es jugar bien o mal? River no llegó nunca con el técnico Gallardo, uno de los mejores. Al de Defensa, Ariel Holan, lo echaron. Hoy el fútbol cambió. No hay equipos que se puedan decir que juegan bien. Ahora todos te dan pelea.

—Es resultado.

—Exacto. Todos van es busca de eso. No te olvides que se van cuatro equipos al descenso y después se irán seis. Todo eso te complica.

—Están ahí nomás del 1.4.

—Así es, hoy estamos 1,381. Pero en el del año que viene ya estamos en 1,403. Le sacamos 18 puntos a Vélez.

—¿Se les pasa por la cabeza ir por el campeonato?

—No, pará un poquito. Vamos a seguir como estamos, con humildad y ver el año próximo dónde estaremos parados. Tengo que inventar algo para traer plata sin vender jugadores. Esta semana voy a tener algunas reuniones. Los tres refuerzos, que son Maxi, Scocco y Formica, hay que tratar de mantenerlos el mayor tiempo posible en Newell's.

—Si no podés retener a Formiliano y Advíncula —a fin de año se les vence el préstamo— vas a tener que buscarles reemplazantes.

—Vamos a ver. ¿Por qué no los voy a poder retener? Los quiero seis meses más. Prefiero pagar un préstamo a Danubio y a los turcos antes que traer otro.

—¿Estás sorprendido con este presente? Porque la gente no se lo imaginaba.

—No, porque es lo que soñé, lo que dije y prometí. La gente me votó para esto. Ahora me voy a hacer cargo de todo el club. Ya más o menos está acomodado el fútbol y ahora iré al Parque para tomar algunas decisiones. A mí no me sorprendió nada.

—¿Te afectó o te hizo cambiar algo toda la turbulencia que hubo en lo dirigencial?

—No. Me hizo pensar que tengo que tomar decisiones en la parte institucional. Me motivó a analizar que lo primero era reordenar el fútbol y ahora estar más en el club. Voy a tener que ir más seguido para tomar determinaciones junto a la comisión directiva.

—Desde afuera se dice que están todos peleados, que hay divisiones.

—La comisión directiva está más fuerte que nunca. No estamos divididos. Estamos todos juntos.

—No está mal que haya distintas opiniones.

—Tiramos todos para adelante. Cada uno en su función, yo distribuyo el trabajo. Se fue sólo una persona, nadie más.

—Un directivo no puede hacer todo o estar en distintos lugares, es decir tirar el córner e ir a cabecear.

—No, yo soy el que distribuye el juego. Como (Cristian) D'Amico se tomó un descanso puse a Fernando Acato junto al secretario Menchón a cargo del personal. Cada uno trabaja en lo que le corresponde. Yo trato de ordenar, ser la persona a la que consultan y les doy libertad para que trabajen.

—¿Sos consciente de que si los resultados futbolísticos no fueran buenos los problemas habrían agigantado las críticas?

—Sí, totalmente de acuerdo. Prometí dedicarme al fútbol los primeros cuatro o cinco meses. Estamos bien con los jugadores y cuerpo técnico. Para hacer buenas campañas hay que tener buenos dirigentes, cuerpo técnico y futbolistas. Estamos bárbaro. Hablo mucho con ellos. Esto no es casualidad.

—Varios de tus compañeros dirigentes dijeron que desde lo económico Newell's sigue estando en rojo por la deuda que acumula.

—Estamos duros, pero lo vamos a arreglar. Ahora hay que proyectar ingresos, estamos en eso, analizando y estudiando la manera que ingrese dinero para estabilizar el club. No estamos tan mal. El juez tiene retenido dinero para pagarles a los del salvataje. Nosotros con ingresos de AFA, publicidad, cuotas e inventar algo más buscaremos reflotar este tema que no es bueno.

—Vos sabés que desde lo económico se dejó una situación caótica.

—No me gusta hablar del pasado si no de lo mío. Sabíamos dónde nos metíamos. No voy a hablar de lo que nos dejaron. Es un club que sigue. Lo que hay que tratar es de mejorar y solucionar todo.

—Pero la Justicia deberá investigar.

—Yo dije que si hay algo fuera de lugar que se haga la denuncia. Los que dicen que hay cosas mal hechas deben ir a la Justicia. Si aparece algo que no está bien voy a ser el primero en denunciarlo.

—¿No hay denuncias? Daniel Giraudo pregona impunidad cero.

—La verdad que no sé. Giraudo sí lo hizo con el tema Advíncula, pero no fue dolo si no que no se presentó un contrato. No hubo robo.

—Giraudo es uno que pide que se investigue y habla mucho con vos.

—Sí. Les agradezco a todos los de la oposición como Facciano, Giraudo y Díaz, que nos ayudaron y me llamaron. Estoy agradecido porque mostraron que son ñulistas y están al lado nuestro en los problemas que tuvimos.

—¿Cómo quedó el tema de la violencia después de las reuniones con el gobierno?

—Maximiliano Pullaro siempre me atendió bárbaro y no puedo decir nada. Hizo todo lo que pudo. Seguramente deben estar investigando.

—En el partido con River iban a mostrar banderas pidiendo ayuda al gobierno nacional.

—Sí, las confiscaron.

—Si se pide a la Nación es porque no están conformes con la provincia.

—No, no es así. Se pidió ayuda a la AFA, a la Rosarina, a la provincia. Con Pullaro no tenemos ningún problema.

Comentarios