Edición Impresa
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Vecinos de la plaza Pringles

A la señora intendenta, Mónica Fein, con nuestra mayor consideración y respeto le comentamos que la plaza Pringles es un pequeño predio arbolado que desde sus orígenes ha sido un espacio verde de desahogo para la ciudad. Sorprendentemente ubicada en el medio del centro, y también sorprendentemente preservada por las diferentes administraciones.

A la señora intendenta, Mónica Fein, con nuestra mayor consideración y respeto le comentamos que la plaza Pringles es un pequeño predio arbolado que desde sus orígenes ha sido un espacio verde de desahogo para la ciudad. Sorprendentemente ubicada en el medio del centro, y también sorprendentemente preservada por las diferentes administraciones. Las propiedades que lo rodean, edificios, y algunas casonas residenciales en su mayoría. Ayer casonas, hoy edificios que en algunos casos (sobre calle Córdoba) desarrollaron seleccionados comercios en su planta baja. La plaza siempre transmitió la imagen de un espacio para reposar, leer un libro, ver un poco de verde, entre otras cosas. Un espacio urbano para que los habitantes que viven en el centro no tengan que migrar a otras áreas que oferten más tranquilidad. Lógicamente por encontrarse en el ombligo mismo de la ciudad se convierte en un lugar atractivo para cualquier propuesta de actividad, queja, festejo y/u oferta comercial lucrativa. Todo aquello que llame la atención, a través de las instalaciones, sonidos y ruidos o aglomeraciones modifican el estilo y espíritu que conservó la plaza en sus largos años de existencia. Han ocurrido en el devenir de los tiempos, intentos de modificar sus características, pero las distintas administraciones municipales se encargaron de preservarla. La Asociación de Amigos del Museo de la Ciudad ha apoyado siempre las características propias de los barrios que conservan en sus formas parte de la vida de los que la habitan, los amados rincones que nos hacen reconocible como ciudad. Su gestión, como las anteriores, ha demostrado interés por preservar y respetar estos espacios. Asimismo, ha demostrado respeto por la opinión de los vecinos, descartando a veces presiones de diferentes ideas que le hacían perder su identidad a esta plaza. En su momento aparecieron proyectos de peatonalizar la cortada Juan Álvarez, lo cual fue ampliamente descartado y la propuesta dada de baja, pues modificaría la vida de aquellos que vivimos en ella, ante lo cual nos oponemos en forma absoluta. El escenario construido en el ángulo de Paraguay ofrece un espacio para satisfacer las más variadas expresiones "culturales" con una intensidad de ruido/sonido que tienen que soportar, sin participar, el respetuoso vecindario, 140 departamentos, casas y oficinas, algunas de consultorio donde el silencio es recomendable, y que se convierten, sin desearlo, en convidados de piedra. En los mejores momentos no juntan más de 25 personas de público. Nuestra querida plaza, indefensa y sin control se ve invadida, por momentos, con ferias comerciales, en un espacio escaso. Un mercado que obstruye el pasaje de las personas hasta la presencia de baños químicos colocados, tal vez por falta de espacio, a siete metros de las entradas a los edificios. Su limpieza y acondicionamiento se efectúan ante la sorprendida mirada de los vecinos. Esto conlleva con motos estacionadas en las veredas, que no son observadas. La fuente del centro de la plaza sufre las consecuencias del maltrato urbano, manejo de la basura, uso indebido de su objeto. Los árboles y plantas sostenidas con esfuerzo por la Municipalidad son objeto de las más insólitas acciones vandálicas (carteles, pintadas). Creemos que este pequeño espacio verde, sirve para mejorar un poco la educación urbana, así lo entendemos los contribuyentes y votantes que firmamos la presente. Apostamos por una sociedad mejor. Siempre recordamos los límites de la democracia, que son la libertad de los vecinos que habitan el lugar, pagan los impuestos y sólo pretenden mantener el espacio como merece. Esto, por supuesto, incluye hacer las obras de mantenimiento y cuidado que correspondan para restaurar y defender el estilo propio del predio. Le solicitamos preserve este pequeño espacio y controle el respeto por la emblemática plaza Pringles, que así como otros ángulos de la ciudad es tan necesario si aspiramos a construir una comunidad que accede libremente a los espacios públicos con libertad y sin invadir los derechos de los habitantes del lugar, que tienen también derechos sociales, que demostraron, al elegir donde vivir. Todo lo que pueda atender esta nota será ampliamente agradecido.
Vecinos de la plaza Pringles
(Acompañan la nota más de 50 firmas)


Basta de hacer política barata, a laburar
Mediante el decreto 1374/11, la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, estableció las pasantías en la educación secundaria, sosteniendo, en sus considerandos: "Que las pasantías constituyen una práctica formativa de uso extendido por las instituciones de educación secundaria. Que entre los objetivos perseguidos con su realización se encuentran el desarrollo de procesos sistemáticos de formación que articulen el estudio y el trabajo y la toma de conciencia sobre el pleno ejercicio de los derechos laborales" (sic). Me pregunto, ¿hubo tomas de colegios, protestas de los docentes o centros de estudiantes, movilizaciones en su contra?
Roberto A. Meneghini
Acciones con tufillo electoralista
Educandos que contravienen las leyes, los padres "evolucionados" (esos que dicen ser amigos de sus hijos) que acompañan apoyando la transgresión, los maestros y profesores que se cuelgan de éste sin sentido, politizando la toma de escuelas para beneficiarse con la misma. Otros que paran porque un padre miró mal a un profesor. Luego los cortes que promueven en esta pulseada con el gobierno, o mejor dicho con la ministra Acuña en Caba, que vanamente espera que los padres reflexionen y hagan entender a sus hijos que no es la manera ni la forma de reclamar. Pero esto tiene tufillo a movida electoralista, el tema es mixturar todo. La Argentina es una gran olla dónde se cocinan todas las miserabilidades, no hay respeto a nada ni a nadie, cada cual hace lo que se le viene en gana en su propio juego. No hace falta más que salir a la calle para darse cuenta de que es más fácil caminar en el Amazonas de noche que en nuestra ciudad, plagada de peligros y de individuos que mejor no cruzarlos. Hay que decirlo de una buena vez, la grieta no es ideológica, es una grieta que divide a buenos y malos, honestos y delincuentes, que necesitan generar caos, "a río revuelto ganancia del pescador". Es esta una sociedad cada vez más anómica, que naturaliza todo.
Roberto Rubén Sánchez
DNI 8.634.022
El asedio que no cesa y un futuro incierto
El hostigamiento sobre las poblaciones asentadas sobre tierras en cuyo subsuelo hay minerales diversos parece no tener fin. En efecto, la abundancia de esas sustancias en determinadas zonas bajo dominio del Estado argentino y que escasean en otros lugares del mundo atrajo la atención e inversiones de corporaciones multinacionales de diverso origen: Canadá, Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña y Suiza. Así como se han dado conflictos en provincias como San Juan y Catamarca por la minería a cielo abierto que contamina los cursos de agua, donde los vecinos reunidos en asambleas enfrentan a las empresas, muchas veces respaldadas por los gobiernos y sus fuerzas represivas. También en otras se halla el llamado commodity del futuro: el litio, elemento utilizado en la industria electrónica y automotriz para la producción de baterías. Es posible citar a Salta y Jujuy como ejemplo de espacios geográficos en los que se acecha de continuo a los pobladores ubicados en zonas cercanas a los yacimientos. Otro tanto ocurre con el reciente desalojo forzado de población de las comunidades mapuches tehuelches de la Patagonia, lugar en el que las petroleras desplazan y emplazan a los pueblos preexistentes de estas tierras arrebatadas por las tropas que encabezó el general Julio A. Roca a fines del siglo XIX. Es en este contexto en el que cabe ubicar la desaparición forzada del joven libertario Santiago Maldonado desde el 1º de agosto de este año. La lógica predadora del sistema de capital mercancía es impiadosa y predadora, como señaló acertadamente un célebre pensador, analista de la dinámica económica y social: la clase de los poderosos "ha hecho de la dignidad personal un simple valor de cambio y de las libertades una única libertad que le importa, la libertad de comercio". Todo esto debería ponernos en alerta acerca del futuro que se avecina para la mayoría del ciudadano de a pie. Sombrío, por cierto.
Carlos Solero
Con la llegada de la primavera
Quisiera compartir algunas reflexiones con los lectores de este prestigioso diario, en relación con la llegada de la estación del año más esperada. Dijo alguien que la proximidad de la primavera proporciona a nuestra vida un hálito de frescura. Y es así, porque cuando vemos rebrotar los árboles y las plantas comienzan a reverdecer, a brotar y mostrando la vida latente de su interior, nuestros cuerpos parecen tonificarse con la oxigenación y sol que provee la naturaleza. La palabra renuevo se utiliza en el sentido de revivir, resurgir, revitalizar, es decir supone la acción de impartir vida. De la misma manera que la vida aparece después del letargo del frío invierno produciendo una renovación, nuestra vida espiritual también necesita un revivir, un renacer, un nacer de nuevo. Cuántas veces nuestras vidas se parecen a aquellas plantas que por el accionar del invierno, son resecas, sin frutos, sin expectativas, sin ganas de seguir viviendo y que se materializa en vidas sin sentido, sin algo por qué vivir y sin propósito. ¿Saben qué es lo que necesitamos? Es que surja en nosotros una primavera espiritual, un revivir, en otras palabras una "nueva vida". La solución es conectarnos con la fuente de vida que es Dios, y esto se hace únicamente aceptando por la fe al Señor Jesucristo como nuestro salvador, pues Él murió en la cruz del calvario con ese propósito. Desde ese momento nos imparte "su vida" y dice la Biblia que floreceremos como la palmera, que tiene la particularidad de que la savia sube por el centro de la planta y no por la corteza como otras especies, así es lo que Cristo nos ofrece, su vida en nuestro interior, que comenzamos a disfrutar desde ahora y se prolonga por toda la eternidad.
Jorge R. Alonso

Comentarios