Edición Impresa
Viernes 19 de Mayo de 2017

Un nuevo femicidio

Hoy no me puedo dormir, como casi todas las noches. Pero eso no importa, esa es otra historia.

Hoy no me puedo dormir, como casi todas las noches. Pero eso no importa, esa es otra historia. Fue una tarde linda, una tarde con mi familia biológica y como cada vez que estoy con ellos, se me hace inevitable no pensar en Daiana. ¿Quién era Daiana?, era una piba de barrio, una piba que iba por la vida haciendo cagadas, pero siempre con mucha luz. Su sonrisa brillaba tanto que iluminaba hasta el pasillo más oscuro de la villa. Su amor por sus tres hijos era tan grande que podía arreglar el corazón roto de la persona más fría que haya conocido alguna vez. Su mirada tan triste que nunca la pude descifrar, porque su risa me opacaba todo lo que tenía adelante. Me llenaba el corazón. Daiana era mi hermana. La conocí y me sentí completa por primera vez, no necesitaba más nada si ella estaba cerca. Ella y su pancita me llenaban de ternura el alma. Nunca había sido tía y ahora, de un día para otro estaba esperando a mi cuarto sobrino. Todo era feliz, muy impactante también y con mucho miedo; era todo nuevo. Pero llegaba a mi casa y me iba a dormir en paz. Tratando de entender cómo iba a hacer para darle lugar en mi corazón a tanta gente nueva. Pero vamos a la otra historia, a la triste. A la que me llena de lágrimas los ojos y de bronca el corazón. Dai estaba en pareja con Walter Santos Gómez, y esperaba un hijo de él. Walter es de esas personas que necesitan demostrar todo el tiempo que lo suyo es mejor que lo de los demás. Que todo objeto que el posee es increíble. Aunque no sea así, aunque ni él se la crea y aunque ni a él le guste la mierda de la que tanto alardea. Ya sea su auto, su casa, su celular, sus conocimientos o hasta su "amor por Dios" (sí señores, un asesino que ama a Dios). En pocas palabras, él siempre es mejor que cualquiera. El personaje este alardeaba de casi cualquier cosa de la que era dueño. Hasta de Daiana, de su relación con ella y de cuánto la amaba. Aunque de las puertas para adentro la corriera con una picana eléctrica para dársela en la panza, aunque la maltratara física y mentalmente de todas las formas que se les ocurran. Eso no importaba, él quería que el mundo pensara que la amaba. Para él y para muchos otros, las mujeres somos objetos desechables que cuando ya no nos quieren, cuando tienen miedo de que arruinemos su estatus de hombre perfecto, o simplemente queramos irnos de su lado. Cuando se ven expuestos y necesitan desechar el "objeto" nos pegan un tiro en las costillas dejando que nos desangremos, mientras que el resto que nos queda de sangre se mete en nuestros pulmones dejándonos sin aire. Mientras tanto nos despedimos de nuestros dos hijos más chicos tratando de exhalar el último "los quiero a todos". Dejando con esas últimas palabras toda nuestra vida y esencia atrás. Desangrándonos, asfixiándonos en manos de un enfermo. Disculpen si herí la susceptibilidad de alguien, pero esto le pasó a mi hermana, así de cruel o peor. Y si esto les pareció muy fuerte esperemos que no hayan escuchado las historias de Lucía, Araceli, Micaela, Angeles, o de otras de las tantas pibas que violaron, mataron y hasta torturaron estos bastardos que se creen dueños de la vida de otras personas. De estos enfermos, que nos les tiembla la voz al acusarnos de que nos matamos cuando en realidad nos asesinan; que no les tiemblan las manos al tocarnos sin nuestro consentimiento; que no les tiemblan las piernas al escaparse de la Justicia después de tirarnos en un campo muertas y desnudas. Lo único que quiero es que recuerden no sólo esta historia, sino todas las historias de las pibas inocentes que no pudieron ser escuchadas cuando gritaban de dolor, de miedo y desesperación. Acuérdense de esto para no pensarlo dos veces a la hora de ir a una marcha. Para que de una vez por todas alguien nos escuche. Para ser la voz de las que ya no están. Para gritar por ellas y las que no se animan a hablar, porque si les damos el apoyo que necesitan como mujeres quizás podamos liberar de ese infierno a muchas más y ahorrarnos lágrimas por perder a una hermana, madre, hija o amiga. Unámonos, cuidémonos entre nosotras y que siga la lucha. Sigamos gritando #NiUnaMenos #VivasNosQueremos

Alejandra Ferreño

Desde enero, sin teléfono ni internet

Tras reiterados reclamos en el Ente Nacional de Comunicaciones y la empresa Telecom, el servicio jamás se solucionó. La falta de teléfono e internet se remonta a enero de 2017 y siguen cobrando la factura. Una vergüenza. La línea telefónica es 4642812.

DNI 6.073.473

No fue la única vez que se equivocó

"Pude haberme equivocado", confesó

–alegando excepcionalidad– el tornadizo ex juez de la Corte e inexplicablemente integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Raúl Zaffaroni. Se refería a un fallo propio emitido con anterioridad y con relación a la controversia provocada por la decisión de la Suprema Corte de Justicia de aplicar el 2x1 en una causa de las denominadas "de lesa humanidad". Seguramente se equivocó, y no habrá sido la primera ni la única vez. También ocurrió cuando alquilaba departamentos de su propiedad que eran utilizados para el ejercicio de la prostitución –mientras integraba el Superior Tribunal– e infantilmente quiso hacer creer a la ciudadanía que no lo sabía. O cuando consideró como atenuante en el momento de dictar la pena a un abusador de una niña de ocho años, el haber consumado la gravísima agresión con la luz apagada. O cuando consideró que apropiarse de un auto estacionado no implicaba un delito de robo, en razón de que no estaba probado que no hubiera sido tomado como un préstamo de uso y con la intención de devolverlo. Que si un robo se perpetraba mediando la amenaza de un cuchillo, no se trataba de asalto "a mano armada", porque sólo se le podía llamar armas "a las de fuego" y no a un simple utensilio de cocina. O cuando violando el artículo 3 de la ley 23.187, que en su inciso 9 prohíbe a quienes fueron jueces ejercer por el término de dos años como abogados en el ámbito donde actuaron como magistrados, y sin embargo, representó como defensor ante el Jurado de Enjuiciamiento por "mal desempeño en el ejercicio de sus funciones" al juez Axel López, liberador de violadores y homicidas reincidentes, que beneficiados por su clemencia volvían a matar y violar. Pero sin duda alguna, su equivocación más grave fue el día que aseguró "creer y poner las manos en el fuego" por la señora Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, la política más corrupta y embustera en toda la historia de nuestro país.

Alejo Uribe

DNI 6.259.301

La política camaleónica

Falta un mes y medio para la presentación de las listas a las elecciones legislativas de octubre. Hace rato que se viene produciendo un gran desparramo entre algunos personajes de los distintos partidos políticos. Es larga la lista de nombres que hicieron una transformación camaleónica. Estos bichos son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias. Bichos astutos y poco confiables. A este acto de transformación también lo podemos llamar metamorfosis, mudanza que hace alguien o algo de un estado a otro. Cambio que experimentan muchos animales durante su desarrollo. Hay un divorcio entre la ética y la política. La política está prostituida. El voto no tiene destino, si voto a un opositor éste termina siendo un oficialista. Políticos que traicionan a sabiendas el sentir mayoritario de la sociedad a la que representan. Este tipo de actitudes engendran el apoliticismo, el descreimiento de los valores éticos y morales que puedan tener nuestros representantes. Las acciones de los hombres son los mejores intérpretes de sus pensamientos.

Manuel Basanta

DNI 93.971.465

Matrimonios en segunda unión

Haciéndonos eco de las palabras del Papa Francisco, publicadas por este diario y titulada: "El Papa tiende la mano a parejas que conviven sin casarse", deseamos hacer conocer a la comunidad la existencia de "Camino a Nazareth" (Can), como grupo de matrimonios en segunda unión, que funcionamos en la Parroquia San Miguel, bajo la guía espiritual del Padre Guillermo Bossi. Nuestro objetivo fundamental es llevar a la práctica una "Iglesia en salida" –de acuerdo con la expresión del Papa– acogiendo y conteniendo dentro de la Iglesia a los matrimonios en nueva unión. Estamos en este camino desde el año 2005 en esta Parroquia, pero nuestro nacimiento se produjo en Buenos Aires en 1995, justamente bajo el aval del entonces cardenal Jorge Bergoglio. Somos un camino de esperanza para todos aquellos que se encuentren en esta situación. Los esperamos. Integrantes de Camino a Nazareth. Email: parroquia0@sanmiguel.org.ar

Mirta Susana Giacobbe

Esta vez me tocó a mí

Realicé un depósito en un cajero automático del Banco Municipal y por un error del cajero que no procesó mi dinero, me lo tomó pero nunca se acredito en cuenta, y realizados los reclamos correspondientes, sólo recibí una frase de los empleados que me dijeron: "La plata no la tiene el cajero, por lo cual no se te va a devolver nada". Reclamos vía web, personalmente, en libro de quejas, nadie me responde. La plata está ahí porque yo la ingresé al cajero, sólo yo y las cámaras de seguridad saben que el dinero ingresó. ¿Por qué nadie me da una respuesta por escrito? Solicité entrevista a la Gerencia pero nadie me quiere atender, realicé el reclamo en el BCRA hace más de un mes y sin novedades. Sólo dos cosas pido por este medio, que la gente tenga cuidado y que el banco encuentre mi dinero.

Adrián Gastón Aval

Una columna que se cae en cualquier momento

Desde hace mucho tiempo escribo y hablo a la Municipalidad y a Alumbrado Público para que vengan a ver el peligro de una columna de alumbrado que está en la esquina de avenida Pellegrini y Necochea. Está comida por el óxido y a punto de caerse; no obtuve ningún resultado hasta el día de hoy. Quiero por intermedio de la presente hacer como únicos responsables del accidente que provocará la caída de la columna a la Municipalidad de Rosario y a Alumbrado Público. Muchas Gracias.

Alberto Gonzalez

DNI 6.065.424

Comentarios