Edición Impresa
Martes 26 de Septiembre de 2017

Tomas contra el progreso

Las tomas de colegios secundarios son una muestra significativa del deterioro que la Argentina ha sufrido en muchos campos. Todo es absurdo en ese conflicto artificial.

Las tomas de colegios secundarios son una muestra significativa del deterioro que la Argentina ha sufrido en muchos campos. Todo es absurdo en ese conflicto artificial. En primer lugar, el "casus belli" no es más que un proyecto del Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires de reglamentar en el ámbito de su competencia territorial un aspecto ya previsto en la ley de Educación sancionada durante el gobierno kirchnerista, que contemplaba las pasantías como un modo de complementar en el final del ciclo secundario los conocimientos teóricos con nociones preliminares de la práctica efectiva del trabajo. El kirchnerismo le ha dado, cuando está en la oposición, un sentido negativo al mismo texto que, cuando era gobierno, impulsó y sancionó. Lo que antes era una herramienta para enriquecer a los jóvenes, ahora esconde la intención perversa del neoliberalismo de explotar a los niños, como en la Inglaterra victoriana. Por cierto, esa iniciativa es, como cualquier otra, susceptible de debate. Pero el debate implica expresión de opiniones, no usurpación de edificios públicos. La toma de colegios se ha naturalizado como si se tratara de un derecho de los alumnos. Hasta las autoridades de las instituciones tomadas nos informan del resultado de las votaciones en las asambleas. Al respecto, es necesario aclarar: 1) que en esas asambleas votan ínfimas minorías de estudiantes, porque a la mayoría no le interesa participar o teme ser objeto de presiones si se manifiesta en contra de lo que deciden las minorías activas (tan minoritarias que los partidos a los que están vinculados obtienen en las elecciones cifras marginales); 2) que, aun cuando votaran todos los estudiantes, en elecciones transparentes y secretas, y el resultado adoptado por unanimidad fuera la toma, se trataría de una determinación sin efecto alguno, ya que está fuera de las atribuciones de una asamblea estudiantil cometer un acto ilegal, como lo es una usurpación de un edificio público. Más llamativa todavía es la actitud de algunos padres, que apoyan con entusiasmo esas vías de hecho. En los adolescentes, puede ser una expresión de rebeldía; en los adultos, es la exhibición de un patetismo inconcebible. Quieren vivir a través de sus hijos una revolución imaginaria que no pudieron consumar en su juventud. Un setentismo decadente que, si no tuviera consecuencias tan penosas, daría risa. Es especialmente ridícula la toma por parte de los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires y de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, porque, en tanto colegios preuniversitarios dependientes de la Universidad de Buenos Aires, no se ven alcanzados por la reforma. La solidaridad que declaman es un mal disimulado espíritu paternalista y pedante de quienes se consideran una vanguardia esclarecida. Las tomas constituyen un delito y violan el derecho de enseñar y aprender consagrado en la Constitución nacional. La mayoría de los estudiantes quiere aprender y progresar, así como la mayoría de los padres quiere que sus hijos se capaciten para disponer de los instrumentos que les permitan gozar de buenos trabajos, altos salarios y una vida digna. Pero la pasividad y mansedumbre de la mayoría despeja el camino para que las minorías intensas, profundamente antidemocráticas, se salgan con la suya. Los que lloran todos los días por la educación pública y nos llenan de consignas vacías son los mismos que lograron que la transferencia de alumnos a las instituciones privadas en los últimos años no tenga parangón en la historia. Son los efectos del progresismo falso y reaccionario que se ha ido insertando en vastas capas de nuestra dirigencia. Hay que ponerlo en evidencia y enfrentarlo. No hace falta inventar nada. Sólo hay que cumplir la ley.

Jorge R. Enríquez

Subsecretario de Justicia de la CABA

Un mes y medio sin teléfono

Escribo ya desesperado porque no hay manera de solucionarlo a través de las vías habituales y por ello recurro a este medio masivo de comunicación. Solicito urgentemente la reparación de la línea telefónica 03402 - 420578, ubicada en la localidad de Arroyo Seco. Llevamos un mes y medio de gestiones, llamadas, esperas de 30 minutos por llamada, para conseguir que un técnico visite el domicilio o resuelva el inconveniente.

Jorge Bernigaud

Día de la Virgen de la Merced

La pecaminosa división social en la que vivimos los argentinos no atenta solamente contra nuestro bienestar y nuestros proyectos, sino también contra el proyecto de salvación de Dios a los hombres, destinado no sólo a los argentinos, sino a toda la humanidad, en todos los tiempos, según lo enseña la Iglesia Católica. La conmemoración de la Batalla de Tucumán y la celebración del Día de la Virgen de la Merced es un nuevo timbrazo de Jesús Nuestro Señor a nuestros corazones creyentes y no creyentes. Y su llamado es a la unidad, no sólo de nuestro pueblo, sino de todos los pueblos y naciones del orbe.

DNI 12.161.930

Bien por las obras en Arroyito

Quiero felicitar a la Municipalidad de Rosario por el nuevo aspecto del barrio Arroyito en la zona de avenida Sabin, desde Juan José Paso hasta Genova. Se cumplió con lo prometido a los vecinos en su momento por el actual gobernador y ex intendente Lifschitz de hacer realidad su sueño y el de continuar, a pesar del desfalco hecho por la Fundación Madres de Plaza de Mayo que tuvo parada esta obra por más de dos años. Esto no es sólo un lavado de cara, son nuevas calles, parquización, luminaria en toda la zona, polideportivo, dispensario, escuela nueva y una avenida abierta a un futuro, a un crecimiento del revaluó de las propiedades, de casas dignas para gente que vivía muy mal y que ahora cuidarán esto. En definitiva, se tardó más de tres años en hacer esto que muy pronto estará finalizado, y será una hermosa realidad.

Marcela Cejas

Nuestros derechos sobre las islas Malvinas

Terminamos de leer el reciente discurso de nuestra querida y valorada vicepresidente de la Argentina en la ONU, donde hizo una breve referencia a la cuestión Malvinas. Es increíble que nuestros políticos desconozcan las mínimas condiciones necesarias para que un diálogo fluido prospere. Remarcar –en el mismo discurso– nuestros imprescriptibles derechos sobre las islas junto a la invitación al Reino Unido a dialogar confirman esa ignorancia. Sería lo mismo que invitar a una persona a debatir un tema aclarando, desde ya, que yo tengo la razón. Ademas, Cambiemos debería darse cuenta que en este polémico tema, la sociedad también nos exige un cambio ¿Cómo qué? Antes de reclamar diálogo hacia fuera, escuchar otras opiniones pero puertas adentro ya que esto último –porque me consta– hoy no se cumple en absoluto.

Ricardo Gómez Kenny

Jubilados seguimos esperando el cambio

La táctica que emplea el gobierno en el orden judicial para torcer las leyes y procedimientos está en abierta contradicción con los derechos humanos que prometió enderezar. En efecto, en los juicios de los jubilados cuyas sentencias no son cumplidas, al prolongar la duración de los procedimientos con falsas apelaciones y chicanas se cumple el propósito buscado, ya que la mayoría, debido a su edad, fallece en el intento. Es de esperar que, luego de las elecciones de octubre, el gobierno nos lleve al "cambio" por el cual lo hemos votado.

Silvio Pizarro

DNI 1.738.044

Mi visión de la actual gestión de gobierno

Leo con mucho interés las diferentes cartas que se editan en este matutino, la gran mayoría son para criticar a la ex presidente y al anterior gobierno. Son muy pocas las que analizan la gestión del actual gobierno. Soy una persona que escribe sin ánimo de confrontación, pero debido a los hechos reales de este gobierno, todos desfavorables para los que menos tienen, me siento muy indignado. El presidente y su círculo íntimo son seres sofistas, siendo él una persona inicua. Algunos medios no ven o no quieren ver como estos misántropos, con sus acciones plutocráticas, sumergen al pueblo, lo hacen para sus viles propósitos de incrementar sus arcas personales, vendiendo y entregando a nuestra querida Argentina.

Néstor Cáceres

DNI 6.072.916

No queremos volver al pasado

Los hechos de violencia y amenazas a los colegios y escuelas de la Capital Federal nos indican de dónde vienen. Ultimamente, ni siquiera se ocultan. La impronta k y la vapuleada militancia camporista que ha destruido el país y lo ha perdido por expresa disposición ciudadana, no se resigna. Desean apoderarse de los comicios de octubre a cualquier precio. Para imponer temor amenazan a funcionarios de otros partidos y lo que es más grave se están "tirando" contra los niños de corta edad. Estas viles actuaciones se llaman terrorismo de Estado, por ende, la Justicia proba, diputados y senadores del oficialismo deben intervenir fehacientemente y frenar estas conductas de patoteros y revoltosos de cuarta que se cubren la cara con harapos sucios. Si han pensado que la sociedad le dé la espalda al gobierno actual, se equivocan. Han fortalecido a los indecisos, a los pobres, a todos aquellos que desean un país decente donde sus hijos encuentren la vida digna por la que siempre hemos luchado. Le pedimos al gobierno que actúe con mano dura. Son muchos los años que nos robaron y nos hicieron sufrir. Llegó la hora de ver brillar el sol.

Ana María Boschetto

DNI 11.540.183


Comentarios