Edición Impresa
Domingo 20 de Octubre de 2013

Spolli: "Se juega con el alma porque no hay que perder"

Es todo un gladiador del Calcio. Nicolás Spolli transita la quinta temporada bajo la bandera de Catania. No obstante, el Flaco sabe como pocos lo que es plantar la bandera del triunfo en territorio adversario.

Es todo un gladiador del Calcio. Nicolás Spolli transita la quinta temporada bajo la bandera de Catania. No obstante, el Flaco sabe como pocos lo que es plantar la bandera del triunfo en territorio adversario. "No hay nada que se asemeje a ganar un clásico. Tuve la suerte de hacerlo en cancha de ellos y la verdad es que es algo incomparable. Además, para los que salimos de las inferiores es un desafío grande porque hay otros condimentos que se conjugan", sostuvo el aguerrido defensor nativo de Coronel Bogado vía telefónica con Ovación.

—¿Cómo se juega ante Central?

—Con el alma. Cada uno de los que entran a la cancha, te lo aseguro, deja la vida porque sabe que es el partido que no hay que perder. Se pone hasta lo que no tenés en cierto momento.

—¿Y para los que surgen de las inferiores es también por demás de especial?

—Sí, lo sentimos de una manera especial. Aunque es verdad que cuando llega un jugador de otro lado, enseguida sabe bien que el clásico hay que ganarlo o, en su defecto, no perderlo. Tal es así que a las pocas horas de estar en la ciudad ya saben cómo es este tema.

—¿Extrañás estos tipos de encuentros?

—Ni hablar. Quisiera estar y jugarlo porque lo que se vive en Rosario antes, durante y después del clásico no se encuentra en ninguna otra parte del mundo.

—Y eso que ustedes tienen un derby complicado ante Palermo.

—Ves, Catania-Palermo es el clásico de Sicilia, pero la realidad es que el otro equipo está a 200 km de nosotros. En esta ciudad somos todos de Catania. No se siente tanto como ahí cuando hay un derby porque por las calles no ves hinchas de Palermo.

—¿Dónde vas a ver el partido?

—En la casa del Pitu Barrientos, que como es amigo del Pocho (Lavezzi) ahora es canalla. Nos juntamos también con Pablo Alvarez (jugó en Central) y el Negro Almirón. Así que estará repartida la cosa. Vamos a tratar de disfrutar el partido.

—¿Al ver tantos argentinos ahí hablaron más de la cuenta sobre qué pasará en el Gigante?

—Sí, estuvimos a full.

—¿Le comentaste a los otros jugadores lo que se vive en Rosario en la previa?

—Ni hablar. Les mostré un video del banderazo y no podían entender cómo habían ido 40 mil personas a alentar a un equipo a una práctica. Pero ojo que acá saben bien lo que es el fútbol argentino, como también lo que significa nuestro clásico.

—¿Cómo tomás que no se juegue con hinchas visitantes?

—No es lindo para nada. Pero ante tanta locura en las canchas era necesario tomar alguna medida. No sé si la solución está en que prohíban a los visitantes. Acá pagan todos por malos.

—¿Influirá en algo que Newell's llegue mejor que Central?

—Es verdad que Newell's está bien desde hace un tiempo. Pero Central viene mejorando. No tengo dudas de que será un partido muy cerrado. Son muy estudiados.

—La ley del hincha dice que si no se puede ganar no hay que perder un clásico. ¿Coincidís?

—Soy de los que piensan que los clásicos no se pierden.

—¿Cómo te imaginás que estarás cuando termine el partido en Arroyito?

—Con un Newell's ganador.

Comentarios