Edición Impresa
Martes 21 de Marzo de 2017

Seguridad vial

Cada vez los hechos demuestran más la necesidad de generar conciencia en lo que hace al tránsito en nuestra ciudad y a la educación vial.

Cada vez los hechos demuestran más la necesidad de generar conciencia en lo que hace al tránsito en nuestra ciudad y a la educación vial. Conductores y peatones hacemos el tránsito diario, lo que implica poner más atención, respetar normas, evitar el uso del celular cuando se cruza o se maneja y tantas actitudes que hacen a la prevención, para evitar hechos que no tienen después marcha atrás. Quienes manejan deben respetar al peatón como corresponde, sin obviar además que el peatón debe respetar las sendas y los semáforos. Lo que parece evidente, en la práctica no lo es, ya que situaciones recurrentes demuestran una realidad que debe revertirse en forma definitiva. Hacer aprendizaje de esto es una urgencia porque hace a la vida, y es lo que aún falta incorporar en forma abarcativa. Lo que más debemos plasmar es la visualización del semejante, ya que las estadísticas no son números fríos, son personas. Son seres humanos concretos que quieren llegar a sus casas, a sus trabajos o donde sea. Ver gente de edades diversas con los auriculares puestos en circunstancias que no deberían usarlos, me lleva a pensar en la indiferencia que respiramos, y la poca atención, ya hecha hábito. Los celulares tienen acá un rol que ciertamente resta por su mal uso. Se da cuando se contesta o envía mensajes, se atienden o se hacen llamados, se escucha música o se usa una de las tantas funciones de los mismos. Es más que sabido que los mismos disminuyen la atención cuando más deberíamos agudizarla: en el tránsito cotidiano. En absoluto han sido pocas las ocasiones en que conductores y transeúntes hacen caso omiso a reglas básicas para una convivencia inteligente y respetuosa en beneficio de todos. Todos somos responsables y protagonistas de nuestros actos, sin olvidarnos de incluir también cuando salimos a la calle. Tenemos que comprender que hacerlo no es un hecho más como peinarse o desayunar, es más que importante. No se puede concebir el tránsito transgrediendo normas esenciales que llevan indefectiblemente al riesgo. Consecuencias todas perfectamente evitables cuando ponemos a la responsabilidad donde debe estar. La vida humana dice presente en quienes circulamos, sea en vehículo o a pie. Debemos prestar atencióny mirar bien, impidiendo la distracción. Tenemos que proponernos ser responsables, eso nos llevará a la respuesta y a tener una actitud adecuada. Nos hace accionar y reaccionar, sumando y aportando lo que debemos, y está a nuestro alcance haciendo simplemente lo correcto.

Nora E Cardarelli

DNI 14.510.012

Agradecimiento a un chofer "muy atento"

Quiero expresar mi agradecimiento al chofer Gonzalo Ferreyra, de la línea 144, que el viernes 17 de marzo fue atento con todos los pasajeros, respondiendo a cada saludo, brindando ayuda a quien la necesitó, acercando el coche al cordón para todos los que subían o bajaban. Su turno estaba concluyendo y conservó estas actitudes hasta el final. Me parece importante y necesario destacar estas pequeñas grandes cosas que ayudan a hacer más llevadera la realidad y nos predisponen a encarar el día mejor.

María José Grimaldi

Un andamio en el abismo de nuestra caótica vida

Cada uno experimenta en lo más profundo de su ser, la presencia de una fuerza negativa y de rechazo a la luz y al don de sí mismo. Esta fuerza no es algo exterior, sino que parte de nuestro yo; y es obra nuestra. Cada vez que nos dejamos guiar por ella, en vez de obedecer al llamado de la luz, su poder se hace más hondo y tiránico. Desde siempre hemos cometido pecados y maldades, aunque para algunos, entre los cuales no faltan cristianos, la palabra está pasada de moda, de tal suerte que el remedio contra el pecado lo tiene el médico, el psiquiatra o sanadores de turno. Los pecados son los malos pensamientos que alimentan nuestro interior, manifestando enfermedad o violencia de todo tipo. Algunos medios audiovisuales esparcen combinaciones letales para nuestra consciencia haciendo posible que el libertinaje sexual esté considerado, por ejemplo, como "adelanto cultural". Nos enseñan con doctrinas de fe sentimental y mística, cómo maquillar nuestras miserias presentes y pasadas para justificar que somos buenos. El cortejo triunfal de la cruz construyó un andamio en el abismo de nuestra caótica vida. Se llamó Jesucristo, el supremo devorador de pecados. Las fuerzas del mal fueron burladas, porque la violencia agotaba su recurso contra quien se negaba a responder por la violencia, pero nos empecinamos en arrojar a ese vacío la Divina Providencia, todos los días. Numerosos jóvenes argentinos son inmolados y convertidos en memoria por obra del "adelanto cultural". El germen diabólico se activa con lo que miramos, escuchamos y pensamos. Más allá de todo mal y de toda fuerza maléfica, está la fuerza y el perdón de Dios. Dios sabe moler el corazón del hombre para que broten lágrimas de penitencia. Todo se hace más fácil si podemos encontrar a Dios en forma personal y purificar nuestro corazón egoísta y arrogante.

Roberto Luis Taltavull

DNI 10.866.756

Robo de alcantarillas en barrio Acindar

En tiempos de crisis es habitual que mucha gente viva como pueda. Una de las situaciones, para mí, muy grave es el robo del alcantarillado de hierro, especialmente en barrios periféricos, como por ejemplo en barrio Acindar. Yo les quiero comunicar a estas autoridades que hay prioridades en el mantenimiento de la ciudad, pero la reposición del alcantarillado es fundamental. Y les digo el por qué, es sencillo. Porque una alcantarilla que se roba deja abierto un pozo de aproximadamente un metro de profundidad, potencialmente es un peligro y puede ocurrir un accidente grave, especialmente en chicos o personas de edad avanzada. Cuando ocurre el hecho viene el reparto de culpas (nunca se esclarecerá nada y ya sabemos quién va a ser el perjudicado), además de ser depósitos de basura como envases plástico que tanto obstruyen el paso del agua de lluvia. Así que, por favor, repongan las alcantarillas, háganlas de cualquier material que no se pueda robar. No sé, hagan algo si es que les interesa cuidar la integridad física de quienes sufrimos día a día las consecuencias de ser un simple peatón.

Carlos R. Bianchi

DNI 29762827

Veinticinco años de impunidad

El 17 de marzo de 1992, hace 25 años, una embajada extranjera fue atacada en el territorio de la Nación. La mayor parte de los muertos fueron argentinos. La mayor parte de los heridos fueron niños y ancianos argentinos. Salvo el edificio de la embajada todos los bienes dañados fueron argentinos. La Corte Suprema de la Nación, responsable de la investigación no obtuvo ningún resultado. No determinó responsabilidades ni mucho menos hubo acusaciones. La impunidad fue el principal elemento a señalar para que dos años después se atacara a la Nación argentina ocasionando 85 muertos argentinos, centenar de heridos argentinos e importantes daños a bienes argentinos (ataque a la Amia), y que hoy sigue impune. La única mención que los medios hicieron fue que el presidente Macri recibió a un grupo de miembros de la comunidad judía. No escuché o leí que algún político hiciera mención a este aniversario del cruento atentado que afectó a la Argentina. Con el pago a los fondos buitres se hizo un escándalo porque les tocaba el bolsillo a la gente. La muerte de los argentinos parece tener menos importancia.

Claudio E. Gershanik

Otra vez las veredas rotas

Hace unos meses fue Telecom que zanjeó todas las veredas para instalar un coaxil subterráneo, colocaron los cables, taparon con tierra y desaparecieron. Luego de reclamar de mil maneras y largo tiempo después conseguimos una muy mala reparación de las veredas. Hace 30 días apareció la contratista de la EPE, la constructora Hadhair, y comienza a zanjear las veredas de calle Presidente, Roca desde Arijón hasta Ombú, en barrio Las Delicias. Colocaron los cables subterráneos, taparon con tierra y desaparecieron. Luego llovió, la tierra se hundió y los vecinos estamos con las veredas rotas y caminando por la calle. Todo el trabajo que realizó esta contratista se encuentra hundido, incluso sobre avenida Arijón que fue el único que cementaron. Los vecinos, cansados y como siempre sufrientes estamos a la espera de la solución.

Francisco Simón

DNI 6.046.437

La revolución Maoista

Supusieron que terminaba con la muerte de Mao en 1976. Pero lo retomó en el Perú el Sendero luminoso. Y tal como aleccionó Mao: "La revolución no es una cena de gala, una obra literaria, un dibujo o un folleto. Es un levantamiento, un acto de violencia por el cual una clase derriba a otra... Cada comunista debe asimilar esta verdad de que el poder está en la punta del fusil... La guerra revolucionaria es la guerra de las masas populares; la guerra sólo se puede hacer movilizando a las masas, apoyándose en ellas. Las masas tienen un inmenso poder de entusiasmo con el socialismo, están dotadas de una potencia creadora". En tanto, en la Argentina todavía hay trotskistas. Y maoístas: Beatriz Sarlo como pecado de juventud (?); la Corriente Clasista y Combativa; Kicillof: autor de la festejada frase "La seguridad jurídica es un concepto horrible". Trotski y Fidel promovieron la revolución exterior. Y entre nosotros también estuvo el estalinismo burocrático que denunció Jorge Abelardo Ramos.

Julio Chiappini

DNI 6.071.522


Comentarios