Odebrecht
Viernes 02 de Junio de 2017

Se complica la llegada al país de los documentos sobre las coimas de Odebrecht

Los fiscales que fueron a Brasil no lograron su objetivo. El vecino país condicionó la entrega a que no se juzgue a los empresarios por el delito

Un grupo de fiscales argentinos que investiga el pago de 35 millones de dólares en sobornos en el país por parte de la empresa constructora brasileña Odebrecht inició ayer en Brasilia gestiones para obtener información sobre esas maniobras, aunque por el momento la documentación sigue trabada en el vecino país por diferencias legales.

   Se trata del titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, y los fiscales Franco Picardi y Carlos Stornelli, quienes mantuvieron un encuentro en la capital de Brasil con el viceprocurador general José Bonifacio Borges de Andrada, con la intención de avanzar en un acuerdo para facilitar el flujo de información entre ambos Estados.

   Si bien los fiscales brasileños se mostraron dispuestos a enviar los datos, pusieron como condición que Argentina se comprometa a no perseguir penalmente a los ejecutivos de Odebrechdt que pagaron sobornos, lo que ni la ley argentina ni los convenios internacionales permiten acuerdos con esos beneficios para los arrepentidos.

   Tras el encuentro, Rodríguez afirmó a la prensa que la "liberación de documentos" sobre las revelaciones judiciales de la constructora Odebrecht "depende de un trámite interno de la fiscalía brasileña y el Supremo Tribunal Federal" de ese país, y por ese motivo no se llevarán por el momento la información que fueron a buscar.

   Los fiscales llegaron a Brasilia un día después del levantamiento de la cláusula de confidencialidad vigente desde el 1º de diciembre, por lo cual la Justicia de ese país quedó en condiciones de compartir información del Lava Jato con la Argentina, donde Odebrecht reconoció que pagó sobornos para obtener contratos de obra pública.

   El encuentro, que se desarrolló en medio de un máximo hermetismo, se pautó tras un ofrecimiento por parte de las autoridades de Brasil para intercambiar información y habría servido para fijar pautas vinculadas a los mecanismos de cooperación internacional y la modalidad de envío de información.

   La delegación argentina no tenía previsto regresar con la documentación, pero sí con la constitución de un equipo de cooperación internacional, que involucre a fiscales de ambos países y que establezca reglas de trabajo a fin de que los exhortos de la Justicia argentina sean respondidos con celeridad.

   Con la firme intención de obtener la información sobre las coimas y que no vaya directamente a los fiscales, el ministro de Justicia, Germán Garavano, ya mantuvo varias reuniones con representantes de la empresa brasileña, aunque por el momento no se alcanzó ningún acuerdo extrajudicial.

   Odebrecht pretende en la Argentina condiciones similares a las que obtuvo en Brasil para brindar los datos, esto es que haya inmunidad contra las persecuciones penales, algo que el gobierno no puede otorgar con las leyes actuales, por lo que la Casa Rosada pone en duda ahora la continuidad de la empresa en las obras en marcha en el país.

   En paralelo, Garavano tiene previsto reunirse el lunes próximo en Washington con el fiscal general Jeff Sessions, en el marco de una serie de encuentros que viene manteniendo en EEUU para poder acceder a la información que proporcionó Odebrecht sobre las coimas que pagó en Argentina.

   Según fuentes oficiales, Odebrecht será uno de los temas del encuentro y se hablará también sobre la necesidad de avanzar en acuerdos de cooperación con EEUU, que desde comienzos de año viene realizando la Oficina Anticorrupción.

   Con el mismo objetivo, el ministro ya se reunió esta semana en Nueva York con un grupo de fiscales federales que investigó a la constructora brasileña. Si bien esta visita estaba prevista desde antes de que estallara el escándalo con Odebrecht, Garavano buscará aprovechar el "acuerdo de cooperación" que firmó la empresa brasilera con el Departamento de Justicia norteamericano para permitir el intercambio de información con los países involucrados.

Ordenan pericias sobre teléfonos y visitas

La Justicia ordenó una pericia que incluye entrecruzamientos telefónicos entre directivos de Odebrecht y ex funcionarios, además de información sobre las visitas de empresarios a ministerios, en el marco de la investigación sobre los contratos entre la firma brasilera y el Estado nacional por obras públicas.

   Se trata de una decisión del juez federal Sebastián Casanello en una causa por presunto pago de sobornos de Odebrecht para acceder a obras encargadas por AySA en una planta potabilizadora en Zárate en 2008.

   Paralelamente, el juez federal Daniel Rafecas ordenó la misma medida en una causa que investiga también supuestos pago de sobornos de Odebrecht para realizar obras en los gasoductos Norte y Sur de la Argentina.

   El cruce de información había sido pedido por el fiscal Federico Delgado, quien interviene en ambas causas. La información a peritar es aquella secuestrada por Rafecas en operativos realizados la semana pasada en distintas empresas del consorcio de firmas que intervino en las obras del gasoducto, entre ellas Odebrecht y documentos del expediente a cargo de su par Casanello. La fiscalía pide analizar fechas de reuniones, personas involucradas, los lugares y viajes de los investigados y los momentos en que Odebrecht trabó los contratos con el Estado por obras.

Comentarios