Edición Impresa
Sábado 08 de Marzo de 2014

Rosario, sede de un congreso nacional de educación inicial

La educadora Laura Pitluk anticipa que se debatirán los estereotipos que pesan sobre las maestras jardineras

En mayo, Rosario será sede de un congreso nacional que se propone discutir los problemas propios del nivel inicial, la etapa que abarca la educación de la primera infancia. Será el sábado 17 de mayo, en el Patio de la Madera. “Entre otros temas, vamos a analizar cómo salirse de los estereotipos históricos que tenemos en el nivel, como el de la maestra jardinera simpática y no abdicar así el lugar de profesional crítico y reflexivo que enseña”, anticipa la profesora Laura Pitluk, quien será la encargada de la apertura del encuentro.

El congreso “Aportes para repensar las prácticas pedagógicas en la educación inicial: nuevas perspectivas y propuestas innovadoras” está organizado por Homo Sapiens Ediciones y es con invitación de Mirada Maestra. Está orientado a directivos y docentes del nivel, estudiantes de los profesorados , y demás coordinadores y profesionales vinculados con esta enseñanza.

“Desafiando la educación inicial” será el punto principal con el que la educadora Laura Pitluk invitará a pensar sobre cómo se enseña y aprende en las salas de jardín. La especialista y licenciada en ciencias de la educación (UBA) adelanta que los puntos centrales que invitará pensar son sobre “el tironeo que existe por primarizar el nivel inicial”, “y también por salirse de los estereotipos históricos que tenemos, como el de la maestra jardinera que tiene que ser simpática,  el «Salta la lechuza», y no abdicar así el lugar de profesional critico y reflexivo que enseña como los docentes de todos los niveles”, dice.

Para el debate. Entiende que poner en debate estas cuestiones puede ser un buen comienzo para “plantear luego cuáles son las problemáticas referidas a las propuestas de enseñanza, la planificación, el vínculo con los niños”.

La autora de un buen número de libros destinados a la problemática de esta enseñanza (entre ellos, “Las prácticas actuales en la educación inicial”) menciona que entre las principales preocupaciones actuales están “el trabajo con la diversidad, la necesidad de alejarse de la idea de que los grupos son homogéneos y pensar en un abanico de propuestas pertinentes al grupo de niños que tiene”.

Asegura además que le preocupa mucho “la pérdida de sentido de las cosas que se hacen sin saber por qué”. “Me propongo siempre preguntar el para qué, el sentido de la tarea, para qué lo hago porque eso es lo que da sostén a la intencionalidad pedagógica y a las elecciones que hacemos”.

En esa misma línea, asegura que un punto clave para reflexionar es cómo elegir las propuestas de actividades que luego se vuelcan cotidianamente en las salas de jardín. “Por ejemplo, —ilustra— es bueno reconocer la diferencia entre colgar una reproducción de un pintor o colgar un dibujito estereotipado sacado de alguna de esas revistas que venden recetas”.

“Es decir, cómo hacer para saber de dónde sostenerse y elegir de ese abanico de posibilidades pero sin caer en hacer por hacer, sin sentido”, sintetiza.

Agobio. Otro común denominador que Pitluk tiene en agenda abordar en el congreso es “la falta de entusiasmo, el agobio que muestran muchos docentes”. “Y ya sabemos que si no hay entusiasmo no hay propuesta que contagie, lo mismo pasa si la propuesta no es significativa.” En su mirada, “no hay muchas posibilidades que un niño no se entusiasme si algo es convocante. Por eso tenemos que revisar qué propuestas hacemos: si además de ser pertinentes desde la enseñanza, los convoca. Porque sino luego responsabilizamos a los niños de falta de interés, cuando en realidad tiene que ver con lo que les proponemos”.

La educadora repasa además que en el trabajo diario, y más en el nivel inicial, el trato con las familias es clave. Reconoce que por ese mismo contacto cercano se producen ciertas tensiones, tires y aflojes, de lo que es mejor para la educación y cuidado de los más pequeños. ¿Y cómo resolver esa tensión? “Teniendo muy en claro el trabajo que se hace. Cuando la familia viene a decir lo que tiene que hacer la escuela, dejar en claro que la autoridad familiar está en la familia y la autoridad escolar en la escuela. Claro que también explicando en reuniones de padres, convocándolos a que conozcan las propuestas. Siempre les digo a los docentes que nosotras también somos familias y sabemos qué significa dejar un niño pequeño en la Institución escolar, tenemos que mostrar mucha seguridad y comprensión a los padres, manteniendo las diferencias de roles”.

Más disertantes. En el congreso nacional también disertarán las profesoras Beatriz Ortiz (“Las salas de jardín y las prácticas del lenguaje”); Mirta García (“Las prácticas educativas en ciencias naturales”), Edith Weinstein (“Matemática y resolución de problemas”) y Elena Santa Cruz (“Los títeres y otros recursos artísticos como puentes de comunicación”). Informes e inscripción en Sarmiento 825, email; informacion@homosapiens.com.ar, o al 4243399.

Comentarios

Últimas Noticias