Edición Impresa
Jueves 28 de Septiembre de 2017

Los sabios no abundan

Cuando se trata de elegir a una persona que influya en nuestra felicidad o que nos represente en la conducción del país, es lógico que pretendamos lo mejor, un sabio (o sabia) idóneo, con amplios conocimientos de la realidad, que sea reflexivo, justo, prudente, sincero, solidario y que sepa distinguir el bien del mal.

Cuando se trata de elegir a una persona que influya en nuestra felicidad o que nos represente en la conducción del país, es lógico que pretendamos lo mejor, un sabio (o sabia) idóneo, con amplios conocimientos de la realidad, que sea reflexivo, justo, prudente, sincero, solidario y que sepa distinguir el bien del mal. Habida cuenta de lo conseguido en los últimos 50 años, salvo honrosas excepciones, es probable que el perfil comentado haya sido una pretensión exagerada. Sucede que muchos engañan con apariencias provocando decepciones lamentables, me refiero a los tecnócratas que se creen sabios porque declaman modelos académicos foráneos y que en la práctica sólo benefician a unos pocos. La cosa no pasa por pedirle letra a Salamanca, aunque tampoco es cierto que la sabiduría tenga un origen divino o genético sino que se logra a través de un camino largo y difícil. Además, como no se enseña en las aulas y los exámenes se dan ante la vida, son pocos los que eligen dicho camino. Como ciudadanos, quizá nuestra culpa haya sido la falta de visión para detectar a los mejores gobernantes; pero supongamos que con mucha suerte encontramos un sabio y le proponemos ser nuestro conductor, es probable que nos diga "les agradezco muchachos, pero no me interesa la política. Yo no miento ni traiciono, soy fiel a mis convicciones, no tengo ni procuro fortuna, soy humilde por naturaleza. Jamás tomé algo que no me correspondía y además ocupo la mitad de mi tiempo en tareas comunitarias irrenunciables". Ante esa negativa se podría indagar en los círculos intelectuales o científicos, quizá allí existan interesados en política, aunque no debemos confundir erudición con sabiduría, una mente brillante o todos los diplomas del mundo no son suficientes. Nadie puede considerarse sabio sin que demuestre tener amplios principios éticos y una clara cosmovisión del ser humano en este mundo. Es probable que en los comités encontremos algunos, pero estos locales sólo están abiertos un poco antes de las elecciones y en todo caso ¿por qué partido empezar? Además, publicar avisos que digan "Sabios se necesitan" sería un intento absurdo. Por todo lo dicho, la búsqueda puede ser decepcionante ya que es difícil encontrar iluminados como Gandhi o Favaloro. Finalmente, si los sabios no abundan optemos por los que se aproximan, y si estos son respetuosos de nuestros derechos, compensemos sus falencias tolerables con una actitud ciudadana atenta y participativa. De lo contrario, por resignación o indiferencia, la batalla se habrá perdido.
Omar Pérez Cantón


¿Son las luces adecuadas?
Las luces LED son un gran adelanto, iluminan más y gastan menos energía. Estas luces son de dos tipos: frías y cálidas, y en los países adelantados para alumbrar las calles céntricas se usan las LED cálidas. Pero la Municipalidad desconoce esa diferencia y está haciendo alumbrar el centro de Rosario con luces LED frías, apropiadas sólo para playas de estacionamiento de camiones o para estaciones de servicio, con lo cual las calles quedan iluminadas con una desagradable luz metálica que produce una agresiva contaminación lumínica (concepto que posiblemente desconozca la intendenta). En el futuro deberán reemplazarse esas luces metálicas por apropiadas luces LED cálidas, lo que significará un doble gasto.
Roque Sanguinetti
DNI 6.065.831

El Imusa es una vergüenza
Es increíble lo que ocurre en esa institución. No sólo hay demasiadas personas dando vueltas y mateando, sino que también le toman el pelo a la gente. Si el horario de vacunación es a las 8, ¿por qué empiezan a atender a las 8.30? Mateaban, charlaban, entraba más y más gente, y los que estábamos ahí esperando, porque fuimos temprano ya que nosotros trabajamos, nos sentíamos burlados. Personal no capacitado, con destrato y desinterés detrás del mostrador. Tres veces tuvimos que pedir que por favor le fueran a avisar a la veterinaria que la estábamos esperando a ella. Que habíamos ido temprano a sacar turno temprano porque luego teníamos obligaciones laborales. Vergüenza debería darles. Le toman el pelo a la gente porque se creen que estar detrás de un mostrador les da poder. No hacen castraciones, no funciona el quirófano porque están "remodelando la vereda". Argumentos chatos. Falta de compromiso y abandono es lo único que se observa en ese lugar. Señora Mónica Fein, usted también debería caer allí una mañana cualquiera. El Imusa es sólo un ejemplo de los tantos lugares que su gobierno ampara y cuya realidad no puedo creer que desconozca. Dése una vueltita. Involúcrese. Es lo mínimo que le pedimos. Tome medidas. Solo así entenderá por qué cada vez se manifiesta más en las urnas que su gestión está agotada. Estamos hartos de ver este abuso. Este exceso. Participe, recorra y actúe.
Natalia Pascuali
DNI 27.163.870

El paso del odio al miedo
La historiadora neozelandesa Joanna Bourke dice: "El miedo es la emoción más simple de estimular, resulta más fácil producir miedo en la gente que generarles el odio". Para las clases políticas, agobiados en su afán por conquistar privilegios, desestimando la educación que establecen los regímenes democráticos sanos para acceder al poder, les resulta un juego hacerlo utilizando acontecimientos calculados y llevados a la práctica, como guerras, atentados, siniestros naturales, asesinatos, supuestas amenazas. La consigna resulta hacernos convivir con un constante análisis disparatado de los riesgos, y crecientes advertencias, convirtiendo a la sociedad en víctimas de la sobre exposición emocional. En el caso Nisman, habiendo descubierto que la apuesta por el odio se está perdiendo acuden en forma desesperada a la inducción del miedo. A la prensa le encanta la tragedia, el drama, el héroe caído en desgracia, sabedores de que alzar mitos e hinchar leyendas nos deleita del mismo modo que después se disfruta al destriparlos. Tratan el tema como si fuese un magnicidio, hecho utilizado histórica e indistintamente como castigo, como venganza, como paradójico instrumento invocando la paz, como propósito de una ilusión revolucionaria, o como dramático escalón para lograr lo que intelectualmente no se está capacitado. Decía Lev Nikoláievich Tolstói: "Las grandes personalidades son las etiquetas que dan la denominación al acontecimiento histórico, pero son meras etiquetas". La apabullante personalidad de ciertos personajes históricos y las secuelas provechosas de los eternos buitres, mantendrá abiertas algunas cuestiones por siempre, o hasta que les convenga. Aunque en la mayoría de los casos, podemos afirmar que el torrente de la historia circuló impasible, sin culpables y sin beneficiados.
Norberto Ivaldi

Un muy buen proyecto por la seguridad
Escuché una muy buena noticia sobre la construcción de seis nuevos edificios para dependencias de la policía provincial en cada uno de los distritos de Rosario. Son lugares modernos, amplios y con capacidad operativa, donde podrán coordinar el trabajo contra la delincuencia. Pido que la elección de estos lugares sea en sitios estratégicos, cosa que descuento, pero como vecino del Distrito Norte creo que en la avenida Sabin, desde Juan José Paso a avenida Génova hay un cantero central de dimensiones que están acordes para lo que se quiere construir, según las maquetas. Excelente proyecto del Ministerio de Seguridad que ojalá muy pronto se haga realidad.
Federico Wacker
DNI 17.026.130

Sobre el referéndum catalán
Todo Cataluña, especialmente su ciudad insignia, Barcelona, obra inmersa en el referéndum separatista de España. Lo vuelve a intentar, quizás con más fuerza en esta oportunidad. Saliendo de Barcelona camino al aeropuerto, al advertir el taxista mi nacionalidad argentina, me confiesa ser simpatizante del Barça y su idolatría por Messi, por lo que deriva el siguiente diálogo al preguntarle: "discúlpeme, pero no entiendo este referéndum, cuál es su posición". "Desde luego, me responde, votaré por la separación. Cataluña es muy rica y solventa muchos gastos de España, tenemos derecho a decidir". Lo que me permite repreguntar: "a propósito de su entusiasmo confesado por el Barça, en caso de separación, contra quién o en qué liga jugará su equipo?" Sin dudar un instante me responde "en la liga española". A lo que agrego, "pero de qué forma, si ya no serán españoles", respuesta: "coño, vea usted, no lo he pensado".
Leonardo Gentile Cappella

Penurias en la calle Santa Fe
Los que vivimos sobre calle Santa Fe sabemos muy bien de qué se trata la superposición de líneas de transporte sobre una misma arteria. Pasan por allí alrededor de 30 líneas de colectivos, por lo que es fácil imaginar la cantidad de pasajeros en las esquinas y la cantidad de desechos que quedan en las veredas y ventanas por día, además de los gases que emanan cuando arrancan los vehículos. Pienso que se debería reprogramar el tránsito de las líneas de transporte público, porque muchos ciudadanos lo estamos sufriendo y otros en cambio se quejan de lo que pasa en sus barrios. La línea 141, por ejemplo, que suele tardar entre 20 minutos y 1/2 hora a su paso por calle Urquiza al 4800, donde una amiga que hace poco vive allí, siente verdadera preocupación por la alta inseguridad de la zona y por las demoras desmedidas, razón por la cual vienen repletas de gente y se hace casi imposible viajar.
Cristina Burgués

Comentarios