Edición Impresa
Miércoles 04 de Enero de 2017

Los caminos de la vida

Nos encontramos inmersos en una sociedad enferma, difícil de caminarla. Que esta vez, y como siempre lo ha hecho, –insisto– en ser un mundo egoísta pero que fue y también lo sigue siendo temeroso.

Nos encontramos inmersos en una sociedad enferma, difícil de caminarla. Que esta vez, y como siempre lo ha hecho, –insisto– en ser un mundo egoísta pero que fue y también lo sigue siendo temeroso. Es cierto que muchos no se han resignado a buscar la cura de su virus, pero lo han hecho a través de una actitud de solidaridad aparente, de una moralidad discursiva. Lo han intentado globalizándose en un destino que imaginaban común, y lo han logrado sólo respecto de su indiferencia al entorno, que esta vez lo son de sobrevivientes, que lo son de resignados. No es cierto que existan los excluidos, porque esta vez todos hemos sido incluidos. Ya nadie podrá expresarse en un devenir necesario de la historia o bien en un camino de vida manipulado en un mercado divinizado, porque ya nada hoy lo es. Se va la hipocresía de la dinastía Obama y ya se fueron otros, también lo hizo la firmeza temperamental de Cristina, para enseguida alcanzarnos la ironía premeditada de Trump. También vino Mauricio y el cambio de un porvenir que todavía no viene, todos con sus verdades y sus tiempos, y nada es como uno esperaba o creía. Sin embargo, temerariamente algunos predican la repetición de trágicos hechos y lo hacen anunciando muertes, pero lo hacen con la indiferencia oportunista que los caracteriza, porque las muertes ocurridas no vuelven a sucederse. Los que han sido obligados a partir de esta existencia terrenal no vuelven para volver a irse, mucho menos para quedarse. Nada es fácil si hay víctimas y si hay sufrimientos, éstos lo serán únicos e irrepetibles en el tiempo humano, no son estadísticas o balances oficiales, y tampoco corresponderán a las causas que la originaron en el pasado. Debe quedar claro que las víctimas, la pobreza y el sufrimiento que se padece es responsabilidad de las decisiones que se toman en cada momento. Es cierto que el pasado condiciona, pero sólo lo hace en la consideración de las decisiones que uno asume. Un hecho puede pasar de distintas maneras. Esa forma de cómo sucederán los hechos, si es que suceden, es lo que cada uno de nosotros tenemos en nuestras manos. Es por ello que escuchar decir que vuelven los años 30 con un mundo en pie de guerra, que se repite el 2001 con sus desinteligencias, causa tristeza y desconcierto personal.

José Antonio Zorzi

Gracias por las sendas peatonales

El 13 de abril de 2012, La Capital tuvo la gentileza de publicar una carta en la que solicitaba a la Intendencia la construcción de sendas peatonales en bulevar Rondeau bajo el puente a Victoria. Cuando ya había perdido las esperanzas de ver concretado algo tan necesario, veo que se está trabajando en la zona y pronto podremos transitar por esos senderos. En la actualidad se está trabajando en el lado oeste del bulevar. Si no es mucho pedir, esperamos también se realicen en el lado este. Los que diariamente transitamos la zona, desde ya, muchas gracias.

Antonio Luis Locatelli

Aquellas viejas costumbres

El viernes 30 de diciembre pasado, siendo las 11.50, el Centro de Salud Martín (Mariano Moreno 950, de Rosario), se encontraba ya cerrado. Es decir, al menos diez minutos antes del horario establecido por el mismo centro y, según me comentaron, también debido a la particularidad de la fecha, por el asueto administrativo municipal. Me había presentado a fin de solicitar mi última dosis de vacunación, y estaba también una chica por lo mismo, que había llegado antes que yo. No se trató de que sólo no se estaba ofreciendo el servicio de vacunación, se trató del cierre al público del edificio completo, dejando sin atención a toda persona que requiera del servicio, sin aviso previo, y sin razón. Es cierto que faltaban "pocos minutos" para el cierre correspondiente al turno mañana, pero el horario informado debe ser cumplido en su totalidad, y es una norma que ya debieran tener asimilada en las oficinas públicas. Las personas, cuando necesitamos el servicio, organizamos nuestro tiempo y otras actividades, y lo destinamos a ese fin. Genera gran molestia que por una "arbitrariedad", o más bien, vicio de larga data de empleados públicos sin vocación de servicio, se queden sin atención. Debo hacer notar que me había presentado por lo mismo el día anterior, sin saber el horario de atención, minutos después de las 12, pero una administrativa me informó el mismo a la vez que denegando la posibilidad haciendo hincapié acerca del cumplimiento "estricto" del mismo cuando le consulté si de todos modos podrían vacunarme en ese momento. Dijo, "vení esta tarde, mañana, u otro día". Pensé "tiene razón, vendré mañana". El mencionado viernes, esta misma persona (junto a otros de sus compañeros) ya se encontraba en la acera del edificio, habiendo dejado el servicio antes del horario indicado, incluso por ella misma el día anterior. Al preguntarle al respecto, hizo desafiante silencio, y como opción, ofreció diversos argumentos insólitos, aunque no, al menos disculpas. Igual comportamiento tuvo días después la jefa del centro de salud cuando la puse en conocimiento de lo ocurrido, dando por tierra cualquier ilusión rectificativa. Es cierto que se trata de un servicio gratuito (que de todas maneras pagamos todos con nuestros impuestos), sino que además, cabe recordar, es público.

Germán A. Pavón

DNI 23.778.792

La injusticia del impuesto a las Ganancias

Soy afiliada a Amsafe Rosario y como gremio hemos señalado que el salario no es ganancia. Durante todo el año 2016 mi sueldo mensual como maestra de grado titular, con el 120% de antigüedad, fue menor a $17.000 y el mínimo no imponible mensual era de $19.000. Durante el mes de noviembre de 2016 accedí a un reemplazo de vicedirección, y ese mes sólo cobré por todo concepto $6.400, ya que los reemplazos, por el sistema burocrático implementado por el Ministerio de Educación de Santa Fe, se cobran a los 60 días, algo que el gremio también denuncia. Como consecuencia de esto, al ver mis recibos de sueldo de diciembre de 2016 y el reemplazo de vicedirección de noviembre de 2016, ambos cobrados en enero de 2017, sufrí un descuento del impuesto de $6.300. Hay que recordar que la liquidación del impuesto a las Ganancias, para los trabajadores en relación de dependencia, 4ª categoría se rige por el sistema de lo percibido, o sea lo efectivamente cobrado y por año calendario. Lo cobrado en enero de 2017 corresponde a otro año, lo que significa, en los hechos, para el Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe, como si hubiera trabajado doble cargo. En definitiva, me descuentan el impuesto a las Ganancias y tuve que esperar, por trabas burocráticas y administrativas, 60 días para poder cobrar .

María Luján Fernández

DNI 13.174.200

Basta de intereses usurarios

Pido perdón por mi ignorancia en lo que respecta a los temas económicos, pero resulta que tengo acceso a la información internacional a través de internet y veo en ella la información con respecto a los créditos bancarios. Los mismos son de muy bajo interés anual. Ahora bien, comparándolos con los que otorgan en nuestro país los bancos, encuentro que éstos por los intereses que cobran son usurarios. Al solicitar un crédito acá, primero hay que demostrar que uno es solvente, al grado de que si solicita 50 hay que demostrar que se gana 100. Una vez demostrado esto, otorgan el crédito y aplican monstruosos intereses. Por otra parte, si puedo demostrar que gano 100 para qué quiero el crédito. Como bien digo son intereses usurarios, ya que en otros países estos intereses no los cobran. Este tipo de usura en nuestro país está permitido y es cosa de todos los días. Es evidente entonces que la usura en nuestro país está legalizada. Sería bueno que alguien más preparado que yo, en estos temas, tome la senda de explicar por qué lo hacen, por qué lo permiten. También quisiera contarles que años atrás, en nuestro país la usura era un delito y que algunos usureros iban presos, con juicios muy destacables. No se tiene en este ambiente, la más minima dignidad profesional como para reconocer estos tremendos errores para con la población. Sería bueno que de una buena vez alguien se encargara de ponerle fin a esta tremenda violación de nuestros derechos de ciudadanos republicanos. Y así podamos anular esta triste experiencia de republiqueta bananera. Es hora de empezar a crecer en serio, con la verdad y responsabilidad, se lo estoy diciendo a los "seudoargentinos" que gracias a sus contactos políticos y empresariales, hacen la plata acá y la mandan afuera para luego volverla a traer y prestarla a esos intereses usurarios. Ya es hora de que terminen con estas historias. El dinero en el mundo no vale nada, lo que si vale son las materias primas, los productos a desarrollar, las ideas. Por favor, hagamos uso de las mismas.

Armando Torres

Malditas fiestas electrónicas

La directora del hospital público de Arroyo Seco declaró por televisión que arbitraron las medidas sanitarias pertinentes con motivo de la fiesta electrónica, de la que se enteró por la publicidad habida. El intendente de dicha ciudad manifestó que desconocía su realización. Que cada uno saque sus propias conclusiones ante las dos actitudes contradictorias.

Roberto A. Meneghini


N. de la R. En la fiesta a la que hace mención el autor, llevada a cabo el último fin de semana, perdieron la vida dos personas tras haber consumido drogas en pastillas.

Agradecimiento

a un concejal

Por este medio quiero agradecer al concejal Gabriel Chumpitaz, quien recorrió el barrio San Eduardo, y gracias a su gestión se pavimentaron las calles 1.424 y 1.420 que estaban llenas de pozos. Cuando se quiere hacer algo por los vecinos de Rosario hay que recorrer la ciudad y mejorar lo que está mal.

Fernando Funes

Comentarios