Edición Impresa
Martes 10 de Octubre de 2017

Las inundaciones y los buenos vecinos

Hace dos meses, en la sección La Región de este diario (7/10/2017 leíamos "La Nación anunció el inminente inicio de las obras en el canal San Antonio".

Hace dos meses, en la sección La Región de este diario (7/10/2017 leíamos "La Nación anunció el inminente inicio de las obras en el canal San Antonio". Este anuncio provocó nuestra alarma e indignación por lo que interpretamos como una claudicación de nuestros representantes, ante los intereses (legítimos por cierto de la provincia de Córdoba). Hoy, después de dos meses en otro título de La Región, nos encontramos con que: "La readecuación de un canal alarma a habitantes de la cuenca del Carcarañá" El título nos hizo entusiasmar pensando que se producía una reacción, hasta leer el contenido de la nota. En la misma el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Juan Carlos Bertoni, explica que la cuenca del Carcarañá en Córdoba tiene unos siete millones de hectáreas y del lado de Santa Fe son sólo unas setecientas mil, pero lo que no menciona es que todo ese caudal desemboca en el Carcarañá y por él debe fluir toda el agua que se acumula en Córdoba y pasa por nuestra provincia. También agrega detalles, sobre la realización de obras en Córdoba y, por supuesto, en la necesidad de dragar el canal San Antonio, todo lo cual contribuye a acelerar el escurrimiento hacia el Carcarañá, el que asediado por las precipitaciones desacostumbradas de los últimos años se desborda incontrolado y arrasa con todo a su paso. Entre sus explicaciones, Bertoni menciona las soluciones a los problemas cordobeses, profundiza canales, desvía el agua con canales para esquivar poblaciones pero ninguna solución de fondo de la frontera para el este. En vano los productores exclaman :¡no manden más agua¡ Y reclaman soluciones de fondo a sus problemas de anegamiento de los campos que se agravan sin encontrar respuestas. El ingeniero Adrián Barrau, referente de Crea, de la ganadería del departamento Belgrano expresa: "En la zona hay mucha gente que vive del tambo, de las pasturas y la ganadería y todavía no baja los brazos", y yo agrego porque no tienen remedio. ¿Qué pueden hacer si la provincia se preocupa más por la seguridad de los vecinos que por la propia? El presidente de la comuna de Landeta dice que hace tiempo denuncian las obras que realiza Córdoba cerca del límite oeste de nuestra provincia, que afectan directamente a los departamentos San Martín, Castellanos, San Jerónimo y Las Colonias. Algunos legisladores provinciales instaron al Poder Ejecutivo que solicitaran la intervención del gobierno nacional para paralizar las obras. Mientras tanto la obra está adjudicada y nuestro gobierno provincial no reacciona ni brinda soluciones alternativas. ¡Que se jodan aquellos a quienes afecten las crecidas, total, qué le hace una raya más al tigre! ¡Seamos buenos vecinos! De soluciones de fondo no se habla, no es oportuno realizar obras importantes cuando existe el peligro de que la inauguren los de otro partido político.
Manuel Torres
DNI 6.029.173


Comentarios