Edición Impresa
Jueves 20 de Abril de 2017

La violencia en el fútbol

Me detuve unos segundos en algunas secuencias de los videos. Lo pausé, y volví a comenzar, así varios minutos. No lo podía entender.

Me detuve unos segundos en algunas secuencias de los videos. Lo pausé, y volví a comenzar, así varios minutos. No lo podía entender. Los ojos de toda esa gente, las cejas fruncidas, la mente enceguecida y la razón perdida. Una persona tirada en el piso, recibiendo una golpiza, mientras uno aprovechaba para robarle las zapatillas. En ese momento entendí que la cancha se transformó en el lugar donde las personas más decentes sufren una metamorfosis letal y violenta, cayendo en el plano de la obtusa vulgaridad. Connivencia política, el mensaje enfermizo de que "lo único que importa es ganar" y la violencia: la combinación perfecta que destruye cada vez más al fútbol, nuestro fútbol. Las temidas barras bravas son integradas por personas que no son hinchas, apañados por políticos que les facilitan "empleos", viajes y dinero entre otras cosas, sin olvidarnos la cantidad de veces que los políticos han utilizado a las barras como fuerzas movilizadoras de las campañas y/o actos. Ensucian al fútbol que es a mí entender la única religión sin ateos, una fuente de alegría, pasión, estética, vida sana y no de conductas delictivas. Las autoridades de nuestro país se llenan la boca hablando de "unir fuerzas para erradicar la violencia en el fútbol", pero ellos saben que esa misma violencia viene de la sociedad y que sus protagonistas son apañados por los dirigentes.

La violencia en el fútbol no es del fútbol, sino de la sociedad que rodea, y produce una carencia de identidad social y de vacío racional, los hinchas hacen uso de actitudes incontroladas y de pasiones ciegas que antes arremetían contra el rival, hoy además contra ellos mismos. El fútbol es una de las pocas formas de lógica de conjunto que todavía intentan ganar la pulseada a la lógica individualista. Usamos metáforas como "esto es una guerra", "la barra brava es una enfermedad", "matar o morir", "dejar la vida" y nos olvidamos de que es un juego y un deporte. Aunque el fútbol es demasiado deporte para ser sólo un negocio, y el negocio es demasiado importante para que el fútbol sea solamente un deporte. A todos nos gusta el fútbol. Cuidémoslo.

Fabricio Date Neirotti


N. de la R: El lector se refiere al lamentable suceso del último clásico de Córdoba entre Belgrano y Talleres, donde un hincha fue golpeado y arrojado de la tribuna por varios barras bravas de Belgrano tras ser acusado por uno de ellos como hincha de Talleres. El joven agonizó dos días y finalmente falleció.

El falso maestro

Los militantes kirchneristas disfrazados de maestros, con precisas instrucciones de desestabilizar al gobierno democrático, no se dan cuenta que cada día suman más los ciudadanos que apoyan al PRO. Les diría a estos "gremialistas", que tiemblan ante la pérdida de la abultada billetera k, que la sociedad ha descubierto su juego de falsos maestros, y tengan en cuenta que la "ambición es el último recurso del fracaso". Un burdo pretexto lo de la Carpa Blanca. La famosa grieta ha sido un invento de alguna mente perversa. Sólo hay gente mala y gente buena. Así de fácil. Se quejan porque agentes de la seguridad les marcan la cancha. Es lo que se vio en el alevoso comportamiento al insistir con la instalación en la plaza, la vergonzosa carpa que de blanca no tiene nada. Estos provocadores sociales, abandonaron las aulas, dejaron en la calle sus responsabilidades de "dudosos maestros". Deben entender que para realizar actos desvergonzados no deben manchar el guardapolvo blanco Las cámaras televisivas registraron al famoso Baradel y a Abal Medina que la noche anterior desplegó toda su falsedad en la mesa de la señora Mirtha Legrand. También aparecieron otros fracasados políticos que, recuerdo, cuando se enteraron que habían perdido las elecciones varios hacían "puchero" conteniendo sus lágrimas y su bronca en la TV.

Ariadna Cerrano

Preguntas que no tienen respuestas

Qué difícil la estamos pasando quienes cobramos la jubilación mínima, los despedidos (150.000 en 2016 y en el primer trimestre de 2017 ya van 9.500) y los trabajadores que perdieron poder adquisitivo. Además, la inflación le ganó al salario y cayó entre un 6 y 15%, según el sector. También quieren eliminar la paritaria nacional docente y fijar un techo, y así no tener paritarias libres. ¿Hacia dónde vamos? Somos el segundo país del planeta que más deuda externa tomó en 2016. ¿Qué hicieron con este endeudamiento histórico e inflación del 40%? Los únicos beneficiados fueron los ligados a granos y oleaginosas, minerales metalíferos y extracción de gas. ¿Y el pueblo ? Antes los fondos de la Ansés eran una parte para el plan Conectar Igualdad, y ahora lo prestan a bancos y empresas privadas. ¿Quiénes fueron los beneficiados con el dólar futuro? Todos los involucrados son muchos componentes del actual gobierno, y principalmente el presidente y sus parientes y amigos, los que obtuvieron una ganancia superior a los 53.000 millones de pesos ¿Por qué el levantamiento al cepo del dólar? Es una timba financiera. ¿Cómo no van a levantar el cepo si con los intereses que aplica el Banco Nación llegan los dólares para ponerlos a plazo fijo, y no para generar puestos de trabajo o abrir una empresa? De esa manera obtienen suculentas ganancias y se las llevan a paraísos fiscales. ¿Para qué la apertura a las importaciones, para destruir toda la industria nacional? ¿Por qué la cancelación del proyecto Assat III y Atucha III? Me pregunto por qué antes se robaban todo y no se endeudaban, y ahora, si nadie roba por qué se endeudan. ¿Dónde va toda la plata? Quitaron retenciones, implementaron tarifazos, inflación, pero con una salvedad: uno antes llegaba a fin de mes y ahora no.

Néstor Cáceres

DNI 6.072.916

Treinta años y no cambió nada

Mas de 30 años de democracia, nos han gobernado de todos los colores, y nunca se hacen cargo de nada, la culpa siempre es del que se fue. Pero todos quieren ser presidentes y dicen que van a cambiar las cosas. Después de 30 años no hemos podido ponernos de acuerdo en qué es lo mejor para nuestro país y todos los argentinos. Recuerdos de un ignorante como yo, pero con mucha memoria, que la energía sigue igual que hace 30 años, con subsidios o sin ellos, con cortes indiscriminados y un costo altísimo, autoritario. "Los niños primero". Sin inicio de clases, los hospitales, el transporte, las rutas, los peajes. Se llenan la boca por los jubilados, no tienen vergüenza. Y esto va para todos, políticos, sindicalistas, jueces, grandes formadores de precios, empresarios, y por supuesto nosotros que debemos hacer valer nuestros derechos, de un trabajo digno, acceso a la vivienda, acceso a la educación, base principal de crecimiento del individuo, por ende la República, eje fundamental de valores y enseñanza de sacrificio, de logros, de objetivos, a nuestra juventud y poder realizar políticas a largo plazo. Hace falta, alguna vez, que se saquen el traje de político y se pongan el mameluco de patriotas, desde el lugar que le ocupe a cada uno, que demuestren que quieren a este bendito país, dejando de lado las ambiciones políticas y personales, y hagan algo para todos los argentinos y extranjeros de bien que quieren habitar este país.

Camilo Lapelle

DNI 8.617.087

Basta de violentos en las canchas

Tras la muerte del hincha de Belgrano de Córdoba hace unos días, luego de haber sido arrojado de la tribuna el sábado pasado en el estadio Mario Alberto Kempes, propongo a los directivos de todos los clubes de AFA que expulsen a los socios con antecedentes penales. Seguramente, los cinco detenidos por esta muerte los tienen. De esta manera se podría filtrar de alguna manera a los violentos y delincuentes asesinos y que vuelvan las familias a las canchas.

Edgardo Sánchez

Sí a las jineteadas

He leído con asombro e indignación en un medio grafico nacional de gran tirada a la señora médica veterinaria y vecina de Villa Gobernador Gálvez Lucia Sediuk expresándose en términos tan duros como erróneos en contra de las jineteadas. Es por eso que a través de este medio deseo responderle. En primer lugar, asegurarle que cualquier caballo, que por indomable, mañero o bellaco, no sea considerado apto para algún tipo de trabajo, su destino irremediable es "el tacho", manera vulgar de llamar a los frigoríficos que faenan y comercializan carne de equinos. También me permito aclararle que de todas las disciplinas ecuestres: el turf, la equitación, el polo, o el pato, nominado como el deporte nacional argentino, la jineteada es la de menor esfuerzo y trabajo de los animales, y que "el daño físico y psíquico" que ella denuncia, es de solo 14 segundos como máximo, una o dos veces por mes y en temporada. También le informo que el reglamento de jineteadas es muy estricto y que por ejemplo los montadores sólo pueden usar espuelas de ocho puntas recortadas y con rodajas movibles, que los rebenques -de sotera blanda- se deben tomar desde la manijera, ya que su verdadero empleo es sólo de balance y equilibrio para el jinete y no precisamente como un elemento de castigo. Entre otros errores, la lectora aseguró -entre los maltratos- que "son atados cortitos a un poste". Error, son atados cortos para su seguridad y tanto es así que los pocos accidentes donde se ha desnucado un animal ha sido por haberlos atado largo al palo o palenque. También debería saber que en la monta de las "clinas" -de sólo ocho segundos de duración- el montador debe tratar de sostenerse solamente con un tiento alrededor del pezcuezo, lo que equivale una clara ventaja para el montado. Mi consejo respetuoso y sincero para la señora profesional es que siga dedicándose a la abnegada y loable labor de curar mascotas en su clínica veterinaria, porque del cuidado de los reservados se ocupan, y muy bien, sus propietarios: los tropilleros. Y sólo como reflexión y en defensa de las jineteadas, uno de los emblemas más brillantes de la bendita tradición criolla, voy a citar una frase del recordado don Coco Ayala: "No pinta quien tiene ganas, sino el que sabe pintar".

Alejo Uribe

DNI 6.259.301


Comentarios