Edición Impresa
Domingo 17 de Abril de 2016

La tensa encrucijada de los subsidios al transporte

La obtención de los subsidios necesarios para amortiguar el impacto de la inminente suba del boleto entró en una encrucijada. 

La obtención de los subsidios necesarios para amortiguar el impacto de la inminente suba del boleto entró en una encrucijada. La reunión que el martes pasado realizaron funcionarios nacionales y municipales no llegó a buen puerto. Ese encuentro terminó por despejar dudas sobre el perfil que tiene el presidente: un hombre que termina definiendo en persona temas en disputa. “La última palabra la tiene Mauricio Macri”, dijo en el áspero cónclave la referente nacional a la comitiva de la Intendencia. Por eso, en la Municipalidad empezaron a tender puentes con el PRO rosarino para “ablandar” al jefe de Estado, cuyo gobierno retacea subsidios y sigue un plan de ajuste para “sincerar los números de la herencia K”. Sin embargo, no se ha escuchado en el municipio que alguien busque la salida en la provincia. El gobernador Miguel Lifschitz sorprendió el jueves al negar que su gestión vaya a realizar un aporte superior en subsidios para el transporte. Su exiguo compromiso es hoy de sólo de 40 centavos en un distrito donde, además, no se pudo destrabar la ley de obras menores, que podría incorporar más recursos. Pero si impresionan los dichos del jefe de la Casa Gris es también porque se trata de un ex intendente de Rosario y conocedor de la ríspida temática para los municipios. ¿Podría entonces desentenderse del problema? “No”, dicen en la Intendencia, más aún cuando saben, además, que Santa Fe obtuvo un fallo favorable de la Corte Suprema que ordena devolverle mucho dinero de la coparticipación nacional.
 

Comentarios

Últimas Noticias