Indec
Viernes 12 de Agosto de 2016

La provincia teme que el desempleo trepe al 10 por ciento a fin de año

Son las proyecciones que maneja la cartera productiva santafesina sobre la situación del empleo a nivel nacional.

El ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, se mostró preocupado por la evolución del mercado de trabajo y advirtió que si no cambian las condiciones económicas el desempleo a nivel nacional podría ubicarse en el 10% a fin de año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) no difunde las cifras de empleo que surgen de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), desde fines del año pasado. El último dato oficial corresponde al segundo trimestre de 2015, que arrojó un índice de desocupación de 6,6% a nivel nacional y del 8,3% en el Gran Rosario.

Pese a la ausencia de cifras del Indec, el Ministerio de Trabajo de la Nación admitió que en mayo pasado se registraron 60 mil trabajadores menos que en el mismo mes del año anterior en el sector privado formal. Según estos datos, tomados del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa), unos 100 mil empleados dejaron de serlo desde que asumió el nuevo gobierno nacional.

Esta medición capta sólo una porción del mercado laboral. De hecho, la del segmento más protegido. En el amplio universo de trabajadores precarizados y cuentapropistas, se estima que el panorama es mucho peor y el proceso de deterioro mucho más rápido.

En Santa Fe, el empleo privado formal mostró un leve deterioro en el mes de julio. Hasta un mes antes se había mostrado relativamente estable. Fundamentalmente porque la obra pública provincial y municipal no se frenó en estos seis meses, lo que amortiguó el impacto en el empleo en ese sector. Eso explica lo que Contigiani llamó un "desacople técnico" respecto de lo que sucedió a nivel nacional.


Bomba de tiempo. Pero el ministro se mostró preocupado porque "la foto de julio es muy preocupante". Sobre todo porque "hay un brutal ajuste de horas trabajadas", que tiene su correlato en la cantidad de empleados suspendidos y en la cantidad de empresas bajo el paraguas del procedimiento de crisis.

Según datos del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, en el primer semestre de 2016 se duplicaron estos expedientes, que involucran a 80 empresas y 9 mil trabajadores. El espectro es amplio en rubros y tamaños.

Para el titular de la cartera productiva provincial, la caída del mercado interno, la crisis de las empresas por falta de demanda, aumento de costos y competencia de las importaciones, así como la reducción del poder adquisitivo del salario, configuran un escenario de parálisis que impacta de lleno en el empleo.

"En este contexto de una receta monetarista clásica que estamos enfrentando como estrategia económica, vemos estos resultados; los primeros sectores afectados por este tipo de políticas son los industriales, el mercado interno y el comercio minorista".

El funcionario se mostró preocupado por el tema comercial porque "es uno de los motores económicos en las ciudades" santafesinas.


Tendencia. "Si la economía no cambia, la proyección que están haciendo los estudios técnicos que consulto nos coloca a fin de año o a principios del que viene en el borde del 10%", alertó.

A través de sus asesores económicos, y en base a información oficial y privada, en el equipo de Producción monitorean y proyectan escenarios de empleo. Estiman que a esta altura del año el desempleo a nivel nacional se ubica ente 7,5% y 8%. "Pero lo que más me preocupa es la tendencia", dijo Contigiani.

En el Ministerio de Producción de la provincia están preocupados por la foto del empleo, la tendencia y también por la respuesta del gobierno nacional.

"El gobierno de Santa Fe no se corre del conflicto sino que asiste a las empresas, dicta procedimientos de crisis y acompaña a los sectores afectados, pero vemos con preocupación que para algunos funcionarios nacionales la respuesta que se escucha a esta problemática es simplemente que las empresas no son competitivas o no son viables".


Comentarios