Edición Impresa
Lunes 16 de Enero de 2017

La Fifa y una idea descabellada

Los mundiales de futbol desde 1930 a 1982 se caracterizaban por tener cada selección elementos notables, en los puestos de centrodelantero, punteros, mediocampistas y defensores (cada selección en general tenía muy buenos jugadores que llevaban en la espalda el numero 10), y la mayoría de los partidos eran vibrantes, bien jugados, con notables jugadas y goles de extraordinaria factura. A partir de 1986 (segundo Mundial de México) comenzó a verse partidos horribles, chatos, sin figuras (exceptuando algunos encuentros y algunos jugadores, en especial Maradona que en ese momento andaba con todas las luces encendidas), aspecto que iría agravándose con el correr de los años y el enseñoramiento de los "directores técnicos". De por sí cuesta acordarse de algún resultado, algún encuentro, de una selección sobresaliente, de un jugador por encima del resto en todos los mundiales de 1986 a la fecha. Muy poco, pero muy poco es lo que puede recordarse en los últimos 30 años de la mayoría de los mundiales jugados en ese lapso. Ahora la Fifa anuncia que piensa realizar un evento de estas características con nada menos que 48 participantes, cuando de por sí 32 selecciones es un numero excesivo (téngase en cuenta que en realidad las eliminatorias de cada confederación deben considerarse como parte de un mundial, por lo tanto, son una cifra infinitamente mayor que 48 la cantidad de países que se enfrentan en esa etapa previa). La Fifa debería velar por que se retome el nivel de calidad de los integrantes de las selecciones y en cuanto al juego, porque de por sí, mayor cantidad de selecciones participantes en absoluto es sinónimo de mejora de la calidad de los espectáculos y de los protagonistas. ¿O el público que lo mira por televisión o asistiendo a los estadios deberán soportar aun mayor cantidad de partidos de un nivel paupérrimo en cuanto a la calidad?

DNI 11.270.762


N. de la R. El Consejo Consultivo de Fifa estudió cuatro propuestas recibidas. Dos de ellas incluían 48 equipos, una 40 y la restante, 32 participantes. Pero finalmente prevaleció la que, además de elevar en 16 el número de selecciones, apunta a conformar 16 grupos de tres equipos de los que se clasificarán los dos primeros. Luego habría eliminación directa.

Comentarios