Edición Impresa
Viernes 30 de Junio de 2017

La actitud de escuchar

He visto con preocupación que aún hay quienes creen que no podemos aprender de quien esté opinando o sugiriendo, sea en una reunión o en alguna otra circunstancia.

He visto con preocupación que aún hay quienes creen que no podemos aprender de quien esté opinando o sugiriendo, sea en una reunión o en alguna otra circunstancia. Esto no sólo denota soberbia, sino además una real equivocación. Se ve en la forma en que algunos escuchan a alguien expresarse, donde el gesto, la mirada, el preconcepto y otras actitudes dan esta evidencia. Se observa también en determinadas personas que ejercen una función concreta u ocupan un lugar específico de actividad personal. Esta idea la plasman en el diario vivir, descartando a veces alternativas e ideas que no son para desechar. Una canción me viene a la mente cuando percibo conductas de esa índole, la misma dice en una parte: "Aprendí tanto de mi abuelo arando su tierra, de mi padre trabajando la madera, del amor de mi madre por nuestra casa, y de Salvador Bertone tocando su violín y de mi amor eterno por la profesora de matemática". En esta época de gran tecnología, de avances y descubrimientos muy importantes en diversas áreas, pasamos por alto actitudes que deberían estar porque su esencia así lo pide. Las mismas aportan, mejoran y ayudan a lo que diariamente hace a nuestro trabajo y forma de conducirnos. Asimismo trasmiten, enseñan e inducen a revisiones, análisis o consideraciones que desde luego son bienvenidas, siempre. Estoy convencida de que debemos escucharnos más y que el diálogo debe estar más presente y fomentado. Aquí y en todo el mundo hay experiencias muy lamentables sobre lo que ha generado la falta del mismo o la escasez llevada a la práctica. Dialogar, escuchar y respetar son herramientas poderosas que no sólo no caducan, sino que son imprescindibles para llegar a un objetivo conjunto. Las mismas sumadas a otras también muy necesarias, corren obstáculos e impiden el retroceso. Al avance no sólo se lo invoca, también se lo estimula abocándose al mismo y poniendo en él responsabilidad, esfuerzo y la continuidad que llevan las decisiones firmes que las mejoras claman. Que el diálogo ocupe en forma permanente el espacio que debe tener y que su fluidez se nutra para construir, demuestra un aprendizaje hecho. Que el escuchar se haga hábito, es recordarnos también el derecho que tenemos todos de ser escuchados. Saber dialogar y aprender a escuchar no sólo saca del estancamiento en temas que urgen. Trasladar su importancia en las más variadas situaciones por las que se atraviesa, allana el camino y los resultados por los que se trabaja y anhela.

Nora E. Cardarelli

DNI 14.510.012.

Trámite para los récord Guinness

Me jubilé el 31 de julio de 1989. El 4 de agosto de 1992 efectué un reclamo administrativo ante Ansés por mala liquidación de mis haberes, expediente número 997-51686761-001, que fue rechazado por el organismo. Apelé ante la Cámara Nacional de Apelaciones de la Seguridad Social, expediente número 21054/93. Obtuve primera sentencia favorable de la Cámara el 20 de septiembre de 1993, sentencia 41.470. Pero Ansés apeló ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la cual falló a mi favor mediante sentencia del 15 de julio de 1997. Ansés ajustó mi jubilación, pero erróneamente y en una medida mucho menor de lo que correspondía de acuerdo a la sentencia. Durante años fue rechazando sistemáticamente las liquidaciones presentadas para el pago ordenado judicialmente. Es decir, estoy a 20 años de la sentencia, tengo 94 años y sigo esperando. Como todavía conservo el sentido del humor, les comunico que estoy tramitando en Londres el Guinness World Record.

Silvio Pizarro

DNI 1.738.044

¿Y Defensa del Consumidor?

El 21 de febrero de 2017 presenté una denuncia en el Ministerio de la Producción, Defensa del Consumidor, contra el garaje Lourdes SRL, de Mendoza 2430, Rosario, dado que mi vehículo fue siniestrado durante la estadía en la cochera que tenía contratada en forma mensual desde mayo de 2016 y los propietarios decidieron hacer caso omiso al reclamo e invitarme a retirar el mismo de sus instalaciones. En la audiencia de mediación el doctor Facundo J. Osia simplemente se limitó a escuchar mi denuncia y a los propietarios del garaje, mintiendo descaradamente y negando el suceso, para luego decir que veía que no íbamos a llegar a ningún acuerdo por lo que yo debería seguir el reclamo con la Justicia ordinaria. No hubo defensa alguna de mis derechos, presenté pruebas fotográficas y los propietarios simplemente dijeron desconocer el suceso y con eso bastó para que se marchen sin mayor inconveniente, entonces me pregunto: ¿para qué contamos con una oficina de Defensa del Consumidor si realmente no defienden de ninguna forma?

Mauro Ezequiel Andrea

DNI 28.914.724

Estacionar en el aeropuerto

No tengo la suerte de utilizar muy seguido el aeropuerto, pero en los dos últimos meses tuve que traer y pasar a buscar a un familiar. Siempre utilizo el estacionamiento permitido, no sólo porque quiero evitar una multa sino porque considero importante emplear las instalaciones y así puedan mejorar. El sábado 24 de junio a la una había más gente de lo normal, a la llegada del vuelo procedente de San Pablo se le sumaba el retorno del mismo avión con el pasaje completo (más que una buena noticia). Cuando intento ingresar al estacionamiento, como lo hice las ultimas veces, me para un guardia y me dice que sólo podía entrar si dejaba el auto en estadía. Al principio no entendí y deje el auto a las afueras, luego, al regresar me di cuenta que los espacios libres que quedaban, y eran bastantes, sólo estaban disponibles para aquel que viajara o que quisiera pagar la tarifa completa. Desconozco si hay algún tipo de prioridad en cuanto a los lugares o si pueden aplicar el derecho de admisión, lo que si estoy seguro es que mi auto nunca más lo vuelvo a estacionar ahí, ni siquiera gratis.

Leandro Luis García Zuccato

La sorpresa no fue menor

Abrir la puerta de casa y ver la calle barrida y limpia. ¡Qué maravilla! Y de ambos lados del pavimento. Pero duró poco y fui asaltada por otro asombro opuesto: en la esquina de Rioja y Lavalle el barrendero posaba trabajando (o haciendo como que trabajaba) mientras que, apeado de una camioneta del municipio "PLT625" estacionada a metros, un funcionario le sacaba una foto, como así a la calle impecable a ambos lados. Eran las 10 del sábado 24 de junio. La escena correspondía a los innumerables reclamos telefónicos de los vecinos y diversas notas presentadas al municipio reclamando que el barrendero limpiara la calle (no las veredas) como corresponde, o al menos levantara los montículos de hojas de la calle (no de las veredas) que los vecinos dejan al hacerlo en su defecto. Esas fotos de ese funcionario son ideológicamente falsas porque no se corresponde con la realidad de que regularmente las calles están mugrientas, llenas de hojas y mugre que tapan las bocas de tormenta. Claro que si hubiera una connivencia con la prestadora del servicio el hecho sería más grave. No me consta. Escribo esta nota con temor, porque lo obvio no tiene respuesta en las gastadas redes de la burocracia administrativa de un municipio que gasta nuestro dinero en hacerse propaganda preelectoral. Pero, y sobre todo, porque es de esperar represalias "anónimas".

DNI 6.136.319

Para las próximas elecciones

Con mis 82 años ya he votado infinitas veces. Honestamente, nunca viví como en estas elecciones preliminares tantas sensaciones agobiantes, tanto cansancio moral, tal fanatismo enraizado, urgencia en sumar acuerdos, violencia y odios desembozados, presentimientos confusos. Serán elecciones de medio tiempo para reponer parcialmente diputados y senadores en todo el país. No imagino de qué manera arribaremos a las presidenciales de 2019. Ahora el tema para la oposición es obtener desesperadamente escaños con sus correspondientes fueros donde cobijarse antes que la Justicia sancione a ex jefes e integrantes ministeriales acusados de peculado, corrupción,lavado de dinero, malversación de fondos, asociación ilícita,etc. Por el oficialismo deben esforzarse hasta lo imposible para revertir su decepcionante actuación socioeconómica, que afectó al país todo. Puedo comentar que jamás he visto tan activos a los políticos como en el presente: solamente comparables al dinamismo que ponen cuando se autoincrementan sueldos, gastos, arraigos, y se aseguran jugosas jubilaciones. Habría que atender a los reclamos que surgen desde el pueblo español: eliminar la Cámara de senadores como en otros países avanzados porque ya su actividad no tiene fundamentos; abonar sueldos a los diputados acorde a la cantidad de veces que "prestan" su presencia en el recinto; eliminar viáticos porque todos tienen actividades profesionales de las que viven cómodamente. En cuanto atañe a legislación y judicialidad sería más rápido, eficiente y económico, que en definitiva es lo que necesita el país.

Rubén Mario Baremberg

DNI 6.012.531

Otro "accidente" más, y van...


En 2006 fue el colegio Ecos. Hoy es otro grupo de chicos, otra ruta, otro chofer imprudente. Después de 11 años llamamos accidente a una nueva tragedia en la ruta. Un micro que no está habilitado para circular y excesos graves de velocidad. Otras versiones nos hablan de deseos de suicidio por parte del chofer. ¿Estamos seguros de llamar "accidente" a esta suma de factores con un final casi anunciado? Lo cierto es que hoy volvemos a llorar a un grupo de jóvenes estudiantes. ¡Queremos Justicia!

Gastón Sebastián Toto

DNI: 32.605.407

Gastonsebastiantoto1986@gmail.com

N. de la R: El lector se refiere a la tragedia vial ocurrida en la provincia de Mendoza el último domingo y que ocasionó 15 víctimas fatales al volcar un micro que trasladaba a un contingente de padres y chicos de entre ocho y 15 años de una escuela de danzas bonaerense, a 30 kilómetros al sur de la ciudad de San Rafael en la ruta 144.

Comentarios