Edición Impresa
Sábado 28 de Junio de 2008

Esperada reaparición

Rafael Ielpi es un hombre que cultiva el perfil bajo. Hace largo rato que el director del Centro Cultural Bernardino Rivadavia abandonó la vida nocturna y su mayor aventura consiste en ingerir un coctel en El Cairo en compañía de su esposa.

Esperada reaparición

Rafael Ielpi es un hombre que cultiva el perfil bajo. Hace largo rato que el director del Centro Cultural Bernardino Rivadavia abandonó la vida nocturna y su mayor aventura consiste en ingerir un coctel en El Cairo en compañía de su esposa. Sin embargo, este martes romperá con su habitual rutina. Invitado por el popular ciclo "La poesía en los bares", compartirá en La Subsede una lectura con otros dos pesos pesados de la literatura rosarina. Y hasta prometió leer textos inéditos. Que cumpla.

 

Se enamoró y cambió

El humorista Tuqui, anclado en Venado Tuerto, sorprendió a propios y extraños con su novia veinte años menor que él. Es que el hombre que supo deslumbrar en la tele con "Café Fashion" o en lo de la mismísima Susana Giménez con sus chistes ahora está perdidamente enamorado. A tal punto que ya estuvo averiguando los trámites para casarse. Y pensar que hasta hace no mucho tiempo sostenía que la mujer era "el único bicho que sangraba durante cinco días sin parar y no se moría".

Comentarios

Últimas Noticias