Edición Impresa
Sábado 21 de Enero de 2017

Encontraron el cadáver de un muchacho en el canal Candelaria de Casilda

El joven, Franco Hermes Paz, se encontraba junto a tres chicos cuando ocurrió el lamentable suceso en inmediaciones de un puente.

Un joven de 23 años que se habría arrojado o caído a las aguas del canal Candelaria a la altura de un cruce con la ruta nacional 33 en jurisdicción de Casilda fue hallado sin vida en los primeros minutos de la jornada de ayer por Bomberos Voluntarios.

El muchacho, identificado como Franco Hermes Paz, se encontraba junto a tres chicos cuando ocurrió el lamentable suceso en inmediaciones del puente que está situado en el kilómetro 739 del corredor vial, cerca de una de las zonas de ingreso a esta ciudad cabecera del departamento Caseros.

Ante la desesperante situación, los menores alertaron sobre lo acontecido a un familiar que no tardó en dar aviso a la policía para convocar a Bomberos de Casilda, que intervino con la colaboración de un grupo de rescate de los cuarteles de las vecinas localidades de Los Molinos y Arequito que forman parte de la brigada acuática de la Regional 7 a fin de llevar adelante la búsqueda.

El caso está en manos de la fiscal titular del Ministerio Público de la Acusación de Casilda, Marianela Luna, quien dispuso trasladar el cadáver al Instituto Médico Legal de Rosario para su autopsia.

Habían pasado 15 minutos de la cero hora de ayer cuando el joven fallecido fue encontrado en "el mismo lugar donde había sido visto por última vez por los chicos que estaban con él", dijo el jefe del cuartel de Bomberos de Casilda, Federico Censi.

Tras cuatro horas de búsqueda, finalmente los rescatistas que navegaban por el sector a bordo de un gomón lograron localizar al muchacho ahogado que sacaron a la superficie por medio de cuerdas y herramientas especiales para tal fin.

"Fue encontrado aproximadamente a tres metros de profundidad en la misma zona indicada por los chicos que lo acompañaban y habrían visto todo, incluso cuando luego de arrojarse o resbalarse desde la barranca salió a flote dos veces como pegando manotazos pero lamentablemente nada pudieron hacer para ayudarlo debido a la peligrosidad del lugar", contó Censi.

El voluntario, que además es secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana del municipio casildense, explicó que "primero se hizo un rastrillaje en la zona circundante al canal cuyos resultados fueron negativos y luego se inició la búsqueda por agua que culminó con el hallazgo del cuerpo gracias al trabajo conjunto que llevamos adelante con los bomberos de Los Molinos y Arequito". También fueron convocados Bomberos de Pujato afectados a la brigada canina de búsqueda de personas de la regional bomberil aunque finalmente no fue necesaria su participación.

Si bien aún se desconocen los resultados de la necropsia, fuentes de la investigación indicaron que el cuerpo no presentaba signos de violencia, por lo que todo indica que se trató de un desafortunado suceso.

Aunque trascendió que podría haberse arrojado para bañarse, también surgió la versión que cayó al agua tras resbalarse, lo que también resulta probable ya que al momento de ser rescatado tenía sus zapatillas puestas y un pantalón con su torno desnudo.

Tampoco fue confirmado, pero también trascendió, que el muchacho, ya identificado por sus familiares, no sabía nadar y terminó ahogándose al no poder hacer pié.

"Ese lugar es una especie de olla irregular de un diámetro de entre ocho y diez metros y que habitualmente no tiene más de un metro y medio pero su profundidad aumentó en los últimos días a causa de las copiosas lluvias caídas recientemente en la zona", explicó Censi.

En la zona hay guardarrail pero no carteles indicadores que alertan sobre la peligrosidad del lugar ni que impidan bañarse pese a ser un sector que suele ser frecuentado por personas que van fundamentalmente a pescar. Un hecho trágico también se produjo en ese sector hace un tiempo cuando fue atropellado un joven que salió del canal y subió a la ruta.

operativo. Las tareas de rastrillaje obligaron a cortar la ruta 33.

Comentarios