Edición Impresa
Lunes 06 de Marzo de 2017

El usuario un millón

¿Todavía con eso? "Felicidades. No es broma. Es el usuario un millón. Ha sido seleccionado". Aún en este 2017, que empezó a los tropezones, siguen con ese anzuelo para captar datos, introducir virus, y vaya a saber cuántas cosas más.

¿Todavía con eso? "Felicidades. No es broma. Es el usuario un millón. Ha sido seleccionado". Aún en este 2017, que empezó a los tropezones, siguen con ese anzuelo para captar datos, introducir virus, y vaya a saber cuántas cosas más. Desde ya que una vez hecho click aquí empiezan a aparecer páginas subalternas que desembocan en tantos otros vericuetos. Los impulsores de la página ni siquiera dicen a guisa de qué merecimiento se concreta el regalo. Será de puro altruistas o humildes.

El "ha sido seleccionado" es fantástico. ¿Para qué, para ir a la Legión Extranjera, para escalar el Kilimanjaro, un vuelo en avión acrobático, un bautismo de paracaidismo, caminar un kilómetro con los talones, recitar cien veces tres tristes tigres, una cena con Emma Stone, o con Ryan Gosling?

El timo informático lanzado hace más de 15 años se mantiene sin variantes. Salió para la misma época en que una princesa africana cautiva de una tribu rival pedía ayuda a, otra vez, los usuarios de e-mail para que le giraran fondos a fin de coimear a sus esbirros y la dejaran escapar.

Los creadores de la ya arcaica feliz nueva ofrecen al feliz un millón ser incluido en un sistema aleatorio de selección de ganadores, algunos de los cuales puede quedarse con un producto Apple, oscuro objeto de deseo.

Muchachos, al menos actualícense, a los usuarios ofrézcanles una clase dirigente decente, con sentido del honor (o en todo caso que tengan una idea aproximada), con hambre de bronce, de posteridad. Con eso nomás se van a cansar de hacer barbaridades.

Comentarios