Edición Impresa
Jueves 19 de Enero de 2017

El que apuesta al dólar, ¿pierde?

Antes que nada, debe quedar claro que adivinar el futuro no entra en las capacidades de los humanos, de modo que nadie tiene certeza del valor que tendrá el dólar a fin de año, pero sí se puede describir una tendencia cuando aparece con tanta claridad.

Antes que nada, debe quedar claro que adivinar el futuro no entra en las capacidades de los humanos, de modo que nadie tiene certeza del valor que tendrá el dólar a fin de año, pero sí se puede describir una tendencia cuando aparece con tanta claridad. Además, dada la "incertidumbre Trump", al hablar de la divisa estadounidense quizás deberíamos más bien pensar en otras "monedas duras" que podrían tener mejor desempeño como el franco suizo o el euro. Hecha la aclaración, digamos que el déficit fiscal cerró en el 4,6% del PIB en 2016 y el gobierno festeja porque estaría debajo del 4,8% proyectado y porque asegura que cumplirá con la meta del 4,2% para este año. Pero Agustín Etchebarne afirma que al 4,6% de déficit primario, habría que sumarle 1,3% de ingreso por única vez del blanqueo, comprometido para gastar pagando deuda a jubilados, y habría que agregar los intereses de la deuda que suman casi 2,4% del PIB con lo que el déficit real es de 8,3%, mayor que el 7,1% de 2015. Según especialistas, como venía el año el déficit debería haber cerrado en 3,5% con blanqueo y 4,4% sin él. O sea, que llegar al 4,6% de déficit con blanqueo supone que el gasto creció 60% en diciembre. La tendencia es al desboque y el gobierno no prevé ajustarse. Por el contrario, Dujovne insiste en hacer el gasto más "eficiente" y en que buena parte del "costo argentino" es culpa del sector privado que tiene que ajustarse porque "no van a desfinanciar al Estado". Para avanzar en el mejoramiento fiscal, el gobierno apuesta a que en 2017 el PIB crezca entre el 3 y el 4%, pero todo indica que no ocurrirá porque este gasto que viene aumentando es parasitario del sector privado, que es el único que realmente produce y que se achicará. El déficit va camino de subir estrepitosamente y deberá cubrirse con más inflación, ya sea emisión monetaria directa, Lebacs u otro tipo de endeudamiento estatal que provoca inflación, entre otros motivos porque toma fondos que, en consecuencia, no son dirigidos a aumentar la producción induciendo la baja de precios. La meta del BCRA de una inflación de 17% sería fuertemente superada. La tasa de plazos fijos a 30 días quedó en 17,74%, o sea 1,48% mensual cuando la inflación esperada para enero es del 1,8%. Así el plazo fijo ya rinde menos que la inflación esperada. Muchos inversores que dejaron el dólar para volcarse a las Lebacs y plazos fijos podrían volver a dolarizar las carteras, por ejemplo, a través de las Letes, o yendo al dólar a falta de inversiones productivas rentables. Dado el costo argentino la cotización de dólar a $ 16,10 es muy seductora y la prueba está en las larguísimas colas de argentinos que van a Chile, Paraguay e, incluso, Bolivia y Uruguay para hacer compras. Considerando que, en 2016, la inflación fue de 40%, la divisa de EEUU debería cotizar cerca de $19,50 y, si no lo hizo, fue por las Lebacs, y la entrada de algunos dólares por la toma de deuda y el blanqueo, cosas que van camino de acotarse. El "dólar convertibilidad", las reservas del BCRA, arroja un valor de $21 sin tener en cuenta a las Lebacs que, pueden engañar a la opinión pública, pero no al mercado y cuya impresión en 2016 avanzó 90%, comparado con el 35% de los billetes. Según el REM, el dólar cotizaría a $18,50 en diciembre con lo que la devaluación sería del 17% contra una inflación que proyecta en 21%. Demasiado optimista, dada las tendencias que empujarían a la inflación y al dólar con mucha más fuerza.

Alejandro A. Tagliavini

Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, Oakland, California

@alextagliavini

La inseguridad y el contrato social


La sociedad está alarmada por la inseguridad, por la violencia. Este diario publicó en su edición del sábado pasado: "Nueve tiros acribillaron a un joven en Las Flores. Tenía 18 años. Es el séptimo crimen en lo que va del mes en Rosario". La convivencia cotidiana se convierte en una carrera de obstáculos. Cuando nos invaden el desprecio por los demás, el prejuicio, la intolerancia, la violencia, la desconfianza, es el síntoma del estado de salud de una sociedad y una cultura. Los manteros que copan las calles de las grandes ciudades del país. Las calles sucias por obra de los propios transeúntes y vecinos. Rampas para sillas de ruedas obstruidas por autos y camiones. Peatones que cruzan la calle por donde les parece. Peatones que se cuelan en cualquier fila (viveza criolla), absoluto desprecio por los espacios públicos. La lista podría seguir. Thomas Hobbes (1588-1679) en su libro "Leviatán", expresa su tesis sobre la maldad natural del hombre, que impediría la supervivencia de la especie humana, a menos que se promueva y acuerde un contrato social que fijaría los valores y principios a respetar para hacer posible la convivencia y el desarrollo de la sociedad. El Estado, decía Hobbes, debe ser el árbitro en la aplicación de ese contrato, y la sociedad en su conjunto debe respetar su función. Todos hablan de derechos, nadie habla de deberes. Leyes, normas, reglamentos nos imponen limitaciones. "Es lo que hay", decimos irónicamente, y no concebimos una forma distinta de vivir. La única solución a estos males pasa por la educación y la cultura. El problema de la desigualdad en el país no es un problema de crecimiento económico, sino de educación. Es un error creer que los problemas de la sociedad se resuelven con crecimiento económico; el crecimiento no resuelve la pobreza, la resuelve la educación. Federico García Lorca, en el acto de inauguración de la biblioteca de su pueblo, decía: "No solo de pan vive el hombre. Si tuviera hambre y estuviera desvalido no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan".

Manuel Basanta

DNI: 93.971.708

Pasó el tiempo, y no hemos aprendido nada

Absorto asisto nuevamente a las medidas tendientes a eliminar las restricciones que impuso Roberto Lavagna en el 2005 para evitar los siempre especulativos capitales golondrinas en la bolsa Argentina o mejor dicho la timba financiera, el mentor de esta nueva medida es obviamente Nicolás Dujovne, resolución ( I-E/2017) consultor de entidades extranjeras. Parece a medida de sus intereses ¿verdad?, claro dice que no la tiene más, pero todos sabemos cómo se pasa de mano una empresa, para eso están los amigos. Con respecto a los amigos el 24 de diciembre el presidente recibió en la quinta al hijo de Spadone, Sergio, el papá presidente de la cámara chino-argentina, se acuerdan el de la leche adulterada en el gobierno del émulo de Quiroga (alias patilla). Me pregunto qué negocios personales están armando, por qué el patriarca Franco (operador junior de los asiáticos, gracias hijo) y sus socios eventuales, entre ellos Diego Guelar, amigo de ambos y promotor como todo abogado y embajador en China para potenciar sus negocios personales, quiere aprovechar la apertura del mercado chino para inundarnos de porquerías y trenes, de paso seguir destruyendo la industria nacional, fuera de competencia con los costos asiáticos. Cristiano Ratazzi, pope de la industria automotriz ( Fiat Argentina), por su parte pondera a sus connacionales, familia Macri, a quienes quiere hacer un monumento. Las razones son varias, más personales. Por último el hijo nada menos de Trump ve una buena plaza de inversiones inmobiliarias, o sea generadores de fuentes de trabajo, pero circunstanciales. Como la venta de grandes extensiones de tierra en Caba, por ejemplo el Tiro Federal y otros. No será que este gobierno (lo voté y volvería a hacerlo) esta nuevamente fomentando la patria financiera, con negocios promovidos por los gobernantes, haciendo trajes a medida (licitaciones) como los hizo Roberto Dromi que jugaba de un lado y del otro) que se mantienen al margen de las decisiones políticas y a la vista de un déja-vu, cada vez más manifiesto. ¿Las inversiones en fábricas y chimeneas para cuándo? La verdad, estoy preocupado mientras nos castigan con los aumentos de todo. Así le están cediendo el patio de las palmeras a la "Kris" y cuando se den cuenta es tarde, se metió dentro de Casa de Gobierno.

DNI: 8.634.022

sanchezroberto03@yahoo.com.ar


Pedido de un desagüe urgente

En calle Wilde y San Lorenzo existe un desagüe pluvial, que cada vez que ocurre una caída de agua importante, como las que vienen aconteciendo últimamente, se ve totalmente desbordado y con la consecuencia de que el agua entra a nuestros domicilios. Esto ocurre porque desde calle Wilde y Navarro (es decir a casi cuatro cuadras) no existe otro desagüe que capte el agua que corre por Wilde y por Urquiza, que al poseer zanjas, las mismas se ven totalmente desbordadas y el agua corre buscando un lugar por donde escurrir y, al llegar a ese lugar, comienza a desbordar por todos lados. Por favor Aguas Santafesinas o Municipalidad de Rosario construyan un desagüe urgente en la esquina de Urquiza y Wilde, y de esa forma evitar todos los problemas que estamos padeciendo. Creo que no hay que ser ingeniero para darse cuenta de dicha falla. Espero que se pueda solucionar pronto.

José A. del Cerro


N de la R. El lector hace referencia a una de las consecuencias de las lluvias, las inundaciones por la escasa cantidad de desagües pluviales. Es uno de los tantos reclamos que llegan al diario de distintos barrios.

Una historia de mucho antes

Ha quedado lejos en el tiempo, pero de tanto en tanto vuelve a mi memoria. Fue una actuación de la orquesta de Osvaldo Pugliese en el Club Unión y Progreso de barrio Echesortu. La noche se notaba inconmensurable, y la luna abatía su luz mortecina sobre un escenario donde las glosas del Negro Mela, así a secas, le otorgaban vida a un organillero con pata de palo, que no era un hombre malo como los chicos creían, se mezclaban con los acordes de "La cumparsita", que desde su bandoneón soltaba como pájaros Osvaldo Ruggero con su melena cayéndole sobre los ojos. Hasta que el aplauso para el presentador y glosista quemaba las palmas de los que estábamos cerca del escenario, y la orquesta del irrepetible don Osvaldo estallaba en los primeros acordes del tango llamado "Arrabal", una síntesis de esos días tan plenos de amistad, de trabajo, dignidad y amor al prójimo. Días tan distantes de estos.

felipedemauro47@gmail.com

Comentarios