Edición Impresa
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

El gorro frigio

Mis gratos recuerdos para aquellas "maestras normales" que durante nuestra infancia nos enseñaron con tanto fervor los símbolos de nuestra Patria.

Mis gratos recuerdos para aquellas "maestras normales" que durante nuestra infancia nos enseñaron con tanto fervor los símbolos de nuestra Patria. El mapa de la República Argentina, con sus 14 provincias y sus 10 territorios nacionales (hoy 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), la Bandera de Belgrano, el Himno Nacional de Vicente López y Planes, y Blas Parera; la escarapela que repartieran French y Beruti; el Preámbulo de la Constitución nacional; el ave de la Patria: el hornero; la flor nacional: la del ceibo, y el escudo de la Patria, con su óvalo de laureles, sus dos campos horizontales, celeste y blanco, la pica sostenida por dos antebrazos derechos, con sus manos estrechadas y en el medio y arriba el gorro frigio. Su origen histórico se encuentra en la región geográfica de Frigia, en el Asia Menor, hoy República de Turquía, es una especie de caperuza, de forma cónica, con la punta curvada hacia adelante. Empieza a aparecer en el arte griego del período helenístico. En la época romana el gorro frigio, llamado "pilleus" en latín, era el distintivo de los libertos, o sea que después de ser esclavos, se identificaban con este bonete para no ser discriminados. Por ser el emblema de los libertos, tal vez, lo adoptaron cuando la Revolución Francesa y también para la independencia de los Estados Unidos. En el siglo XIX se consagra como el símbolo internacional de la libertad y el republicanismo. En el famoso cuadro "La libertad guiando al pueblo", pintado por Eugène Delacroix, en 1830, la personificación de la República Francesa está ataviada con el gorro rojo sobre su cabeza. Está actualmente en el Museo del Louvre. Está presente actualmente en el escudo de varias Repúblicas americanas como Paraguay, Bolivia, Colombia, Cuba, Haití, Nicaragua, El Salvador y Argentina, en donde se lo encuentra además en los escudos de varias de sus provincias. Por último, una serie de personajes de historieta, de color azul, muy simpáticos, de pequeña estatura, de origen belga y que desde 1969 empiezan a publicarse en castellano, usan gorros frigios, son Los Pitufos.
Omar Alfredo Re


Reflexiones sobre los huracanes
Estimados amigos del diario La Capital: Quiero reflexionar sobre las imágenes ofrecidas por la TV sobre los huracanes. Me llamó la atención que en un país que pregona la protección a la propiedad privada se dejen a la deriva en medio de tres huracanes autos y embarcaciones. Desde el punto de vista de la seguridad, estos últimos al romperse conforman una masa de basura con bordes cortantes y de peso suficiente como para destruir otras propiedades y vidas. Asimismo, me parece un derroche dejar abandonados bienes que otra gente no podrá tener en toda su vida. Un derroche innecesario en un país "adelantado", que debería tener una correcta solución ante la inclemencia de un ambiente que no mejora, pese a su presidente que niega el deterioro climático. Los saludo a todos muy atentamente.
María Eugenia Galarza
DNI 17.807.291
Santana, el mapuche con superpoderes
Admito que por mis precarios conocimientos ecuestres no llego a comprender las habilidades de este individuo, Santana, que utilizando binoculares a 200 metros de distancia, bombeando las estepas parado arriba del caballo, vio como se llevaban a Maldonado, con el agregado de su agudeza auditiva que le permitió escuchar los ruidos de la escaramuza, para luego perderlos. Habría que darle un caballo en presencia de las autoridades judiciales, hacer la reconstrucción del hecho. Creo que es imposible tal extremo, no lo veo creíble por ningún lado. A mi criterio, y por alguna razón, no dejan pasar a la "tierra sagrada" apropiada. Cuando dicen que ellos son indios y nosotros blancos (huincas), ¿no se están autodiscriminando? ¿No sería conveniente denunciarlos al Inadi? Tal vez allí esté la llave para entrar a la tierra de todos los argentinos. Chile, con mucho más experiencia en lidiar con estos delincuentes, quiere extraditar a Jones Huala. ¿No estaremos oficiando de encubridores y entorpeciendo las investigaciones de la Justicia chilena?
Roberto Rubén Sánchez
DNI 8.634.022
La miserable impunidad
No nos sorprenden los títulos de la prensa que hace referencia a los dichos de Milagro Sala, excarcelada y alojada en su casa del barrio El Carmen, al mencionar: "Voy a militar más que nunca". Deben sentirse satisfechos los miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), quien impuso a la Justicia otorgar al pedido las "medidas alternativas a la detención preventiva de la procesada en San Salvador de Jujuy". Se identifica como "dirigente social y líder de la agrupación Túpac Amaru". Pomposo título para una delincuente que atemorizó a la ciudadanía jujeña; además le sirve para catalogarse como "presa politica" y obtener beneficios. Los Derechos humanos no la identifican como la astuta ladrona de fondos públicos en el anterior gobierno, cuyas nefastas consecuencias hoy sufre la mayoría del pueblo argentino. La actual y las futuras generaciones de argentinos sufriremos las amargas consecuencias del latrocinio cometido por estas perversas bandas de delincuentes, por lo que exigimos a la Justicia: cárcel para los violadores protegidos por los derechos humanos y Cidh. ¿O deberíamos hacerles juicio a los que protegen a delincuentes como Milagro Sala? Amenaza la tranquilidad de una sociedad cansada de agrupaciones violentas y con la osadía de amenazar también al gobierno democrático, obstaculizándolo y entreteniéndolo para dificultar su normal función que avasallan diariamente tildándolo de "dictador". No se olviden que los argentinos sabemos discernir y sabemos quién es quién. La Justicia dejará el poder si los K reasumen el gobierno. Por ello, aún están a tiempo de imponer la Justicia que el pueblo reclama desesperadamente.
Ariadna Cerrano
DNI 10.185.115
San Salvador de Jujuy
Lo infame y el fascismo
Joseph Goebbels afirmó sin dudarlo: "Miente, miente que algo quedará". Ese aserto fue la coartada ideológica que buscó justificar a través de la estigmatización de personas de linaje judío, socialistas, anarquistas comunistas y gitanos el exterminio en los campos de la muerte del nazismo. Adolf Hitler, Joseph Stalin, Francisco Franco, Jorge Rafael Videla y Emilio Massera tienen muchas cosas en común. Su desprecio por la vida humana es absoluto. Hace más de un mes que Santiago Maldonado engrosa la lista de personas desaparecidas. Desde el gobierno se ocuparon sólo de descalificar su solidaridad con la lucha del pueblo mapuche que se lleva adelante por más de una década. ¿Acaso no es una infamia relacionar a un joven anarquista como Santiago Maldonado y compararlo con un comandante de las Farc, con un agente kurdo o de la ETA? No sólo es repudiable la actitud de los funcionarios, también lo es la de los que repiten las calumnias sobre Santiago, sean estos periodistas o hombres y mujeres de a pie. Mucha razón tenía Felix Guattari cuando señalaba que el fascismo societal se cimenta en los microfascismos.
Carlos Solero
Miembro de la APDH Rosario
Al presidente de la Nación
Soy una rosarina que quiere contarle una historia de amor. Pasaron ya 18 años de ayudar y me doy cuenta que tengo las manos vacías y sin futuro para más de 40 personas que confían y confiaron en nosotros y en un país para todos. Señor presidente, somos una ONG sin fines de lucro dedicada a personas mayores y discapacitados. Cerramos un refugio que estaba abierto los 365 días del año para personas que vivían en situación de calle, y muchos volvieron a la calle. Pudimos cobijar a 40 personas y seguimos luchando para volver a darles un hogar. Es tanto mi dolor como el de los voluntarios que en silencio, día a día, tratan de poner su mejor sonrisa para todos los que esperan mejorar su calidad de vida. Sobrevivimos por los alimentos no perecederos de la provincia y una cuota (también de la provincia) por cada adulto que tenemos. También gracias a empresas, eventos, vecinos, amigos, rifas, bonos, los medios de comunicación que siempre ante un pedido nuestro nos ayudaron, y así pudimos seguir adelante. De esta manera trabajamos permanentemente para superarnos y darles una familia de corazón. Señor presidente, usted tiene que saber que ya no podemos más, queremos seguir con nuestra obra de amor, nuestro corazón, amor y verdad están intactos como el primer día. Sólo lo necesitamos a usted, una ayuda económica mensual para los alquileres. Una casa grande, un terreno, lo que usted pueda, estamos dispuestos a trabajar y luchar por nuestros hogares. Señor, estamos muy tristes y solos, necesitamos sentir que todavía podemos confiar y seguir adelante. Hay mucho dolor en mi corazón por no encontrar una salida, y mis canas tal vez no me dejen pensar y mis fuerzas no sean las de antes, y cuando ya no pueda más quiero ver como mi voluntad, verdad y fuerzas no fueron en vano. Lo necesitamos a usted y una respuesta favorable para ver un futuro de amor.
Ana Beatriz Moreira
DNI 6.377.884
Fundadora y presidenta de la Fundación
"Todo por amor"

Comentarios