Edición Impresa
Sábado 21 de Enero de 2017

El gobierno quiere llevar el acuerdo petrolero a la metalmecánica

El titular de Producción de la Nación defendió en Davos el convenio que se cerró en Vaca Muerta. Rechazó crítica por la baja de aranceles.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, anticipó ayer que se buscará aplicar en el sector metalmecánico un acuerdo similar al sellado entre el gobierno, las petroleras y los sindicatos para la explotación del yacimiento Vaca Muerta. Además, desde la cartera productiva rechazaron las críticas de la Unión Obrera Metalúrgica y defendieron la rebaja de aranceles para importar computadoras y tablets.

En declaraciones radiales Cabrera afirmó: "Queremos hacer un acuerdo global donde ya estén claramente tranquilos inversores, trabajadores y los consumidores sobre hacia dónde va la industria".

En principio el compromiso abarcará a empresas automotrices y de maquinaria agrícola, pero el gobierno quiere extenderlo al resto de la economía. Así lo planteó el presidente Macri el 10 de enero, cuando anunció el relanzamiento del yacimiento no convencional de Vaca Muerta. Ese día el jefe de Estado calificó el pacto de "histórico" y sostuvo que "este tipo de convenios" es lo que se necesita "en todos los sectores de la Argentina".

Desde Davos, donde participó del Foro Económico Mundial, Cabrera anticipó pedirán a las empresas del sector metalmecánico que "inviertan y que bajen sus precios y para eso tienen que ajustar sus costos". En tanto, indicó, el gobierno "tiene que poner las condiciones para las inversiones" y aseguró que "no hay grandes problemas" con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), el gremio del sector.

Para Cabrera, este tipo de acuerdo permitirá "que los productos argentinos sean más competitivos y que ganen el mundo" para generar "empleos de calidad y formales".

Al respecto señaló que hoy en la Argentina existen "en el sector privado, 6 millones de empleos formales sobre 20 millones" totales.

Sin embargo, desde el sindicalismo vienen advirtiendo que la flexibilización laboral no estimulará la inversión ni resolverá la informalidad laboral, que afecta a una de cada tres personas con empleo. En este sentido, el titular del sindicato de los trabajadores de estaciones de servicios e integrante del triunvirato que conduce la CGT, Héctor Acuña, afirmó: "Nosotros queremos colaborar para que se generen más puestos de trabajo, pero también vamos a defender los convenios colectivos, porque el Gobierno y los empresarios nos quieren esclavizar".

Aranceles

Por su lado, desde la cartera encabezada por Cabrera aseguraron que la quita del arancel de 35% a la importación a computadoras y tablets beneficia de manera "transversal" al conjunto de la economía. Aseguraron que se reduce el costo de un insumo básico y se favorece la creación de un mercado con más y mejores bienes, beneficiando así a los consumidores.

Voceros del ministerio argumentaron que si bien las computadoras son "el pilar de la competitividad de este siglo porque representan la base de la economía del conocimiento", Argentina es "el país más caro de la región, lo que genera una brecha digital para la producción, las pequeñas y medianas empresas y las familias para acceder a las posibilidades de educación y a la investigación".

De esta manera, desde Producción respondieron al reclamo de la UOM, que se movilizó aal Ministerio de Trabajo de la Nación en defensa de 700 puestos de empleo de la firma Banghó, ubicada en Vicente López, y en rechazo de "la eliminación de los aranceles para las importaciones".


Comentarios