Edición Impresa
Jueves 14 de Septiembre de 2017

El ejemplo de Mefro Wheels

En estos días reabrió sus puertas la fábrica de llantas Mefro Wheels, la única de origen nacional (ex Cimetal), con planta en Ovidio lagos al 4400.

En estos días reabrió sus puertas la fábrica de llantas Mefro Wheels, la única de origen nacional (ex Cimetal), con planta en Ovidio lagos al 4400. En medio de tantas calamidades e impactantes sucesos en el país, los rosarinos debemos apreciar lo que acabamos de hacer. Desde enero de este año, 170 trabajadores quedaron despedidos, literalmente en la calle. Desconsuelo, desconcierto, desesperanza. Pero un núcleo heroico de sus trabajadores no resignados blandieron esperanza, y el sindicato de la UOM de Rosario no vaciló y se puso en marcha, y fueron protagonistas activos sus delegados, la enjundia y profesionalidad de su abogado, Pablo Cerra, y una conducción abnegada, incondicional, en la persona de su secretario general, Antonio Donello. El tuvo una mirada amplia y convocante hacia todo Rosario en defensa del empleo y la industria nacional. ¿Cuál fue el secreto poco común en estos tiempos? Fue amplio, perseverante, tejió unidades, alianzas, sumas, y no blandió banderías ni sectores políticos. Y entonces, apoyó el Concejo Municipal, respaldó y se involucró la Intendencia, y también representantes nacionales. Y en la misma mesa y gestiones, fueron protagonistas el Ministerio de la Producción, muy activo, y también el Ministerio de Trabajo provincial, con el apoyo y gestión del gobernador. Fueron solidarios partidos políticos e instituciones, y todos los sindicatos apoyaron. Hubo marchas y las familias se visibilizaron, si hasta se viajó a Alemania. Se hicieron reuniones hasta en la embajada de ese país y el periodismo local, eso hay que destacarlo, se hizo presente. Todo fue solidaridad, eso sí, los trabajadores aguantaron, las familias resistieron y ayudaron, los vecinos y familiares ayudaron, el gremio ayudo. Es más, algo increíble pasó en los primeros meses, los propios trabajadores de Mefro Wheels pusieron de lo poco que recibían para poner en marcha la producción ante el compromiso que se había adquirido ante las terminales automotrices. Cirubon, una empresa de autopartes de Villa Gobernador Galvez, una vez librado el terreno judicial por la acción de la Justicia local del concurso preventivo, tomó la posta y se produje el milagro. ¡Hay que estar muchas veces en la piel y en la vida de los que de la noche a la mañana quedan sin nada! Para los lectores que no conocen el hecho va este registro: en una era de desindustrialización, en un ámbito de pérdida de empleos industriales, debemos sentirnos orgullosos de lo que acabamos de hacer los rosarinos, sembrando ejemplo junto a los trabajadores de Mefro Wheels y la acción unitaria e inteligente de su sindicato, la UOM de Rosario. Felicitaciones, no obstante habrá que sostener la guardia alta, porque la ola tremenda de importaciones sigue.
Oscar Bebán
DNI 4.689.700


Un auténtico chofer mal educado
El sábado pasado, 9 de septiembre, tomé el colectivo El Rosarino a las 19.30 en Retiro, Capital Federal, con destino a Rosario. Uno de los choferes comenzó a insultar a los pasajeros porque no había lugar para dejar los bolsos arriba y, de muy mala manera, rozando lo grosero, comenzó a gritar desaforadamente lanzando improperios a todos los que viajábamos en el colectivo. Tuvimos que llamar a la policía. Más allá de las unidades destrozadas, los asientos rotos y el café horrible, pido por favor a la empresa El Rosarino que tenga a bien controlar a sus choferes, ya que desde ese día muchos de nosotros no la elegiremos más.
Juan Rimbau
DNI 6.077.940
Baleado en el Parque Independencia
No sé qué decir ni qué pasó, solo sé que me estacioné un poco más allá de la cancha de Newell's y aparecieron como 15 tipos preguntándome qué hacía ahí. A la vez, había dos chicos sacándose fotos. Me ven un muñeco que tengo colgado en el espejo retrovisor y que aparentemente pensaron que era de Central porque tenía algunos colores de ese club. Uno, que a la vez me pegaba piñas, empieza a gritar. Entonces viene otro, abre la puerta del auto del acompañante y me pega un tiro en una de mis piernas. Todos estaban vestidos con equipos de Newell's. Realmente no sé qué pasó, sólo quise ir a un carrito que voy siempre pero como no había lugar, estacioné más atrás. No fui el único agredido, también los tipos corrieron a otra persona y le dieron una paliza. Como es obvio, ni la policía ni la ambulancia llegaron. Yo, con el tiro en la pierna tuve que manejar hasta el Heca para ser atendido. Sólo soy un ciudadano que trabaja y no anda en nada raro. Hincha de Newell's, pero con esto, nunca más aliento para ningún equipo. Los que me agredieron son fanáticos que pudren toda la diversión y recreación. Ya estoy en mi casa con la pierna agujereada pero vivo. Gracias Juan, Sara y Adri por estar siempre.
Eduardo Galimberti

N. de la R: De acuerdo al parte oficial de la policía, el hecho se produjo el lunes por la noche en Intendente Morcillo y avenida Centenario, en pleno parque Independencia y en inmediaciones del Club Newell's Old Boys. Por tal motivo, la fiscal a cargo de la investigación, Ana Julia Milicic, solicitó el relevamiento de cámaras y posibles testimonios de testigos.
A 20 años del comienzo de una lucha
El pasado lunes 11 de septiembre se cumplieron 20 años del inicio del ayuno con que se iniciara la "Carpa de la Conciencia" que, emplazada en la puerta del Banco Provincial de Santa Fe, se constituyera en un verdadero símbolo de la resistencia de los empleados del banco y el conjunto del gremio de la Seccional Rosario (en ese momento encabezada por Luis Ortega) contra la privatización de esa entidad, hasta entonces en manos de nuestra provincia. Efectivamente, durante alrededor de nueve meses los trabajadores poblaron con su presencia esa carpa, haciendo visible ante el conjunto de la sociedad la decisión de luchar contra dicha entrega, al tiempo que puso de manifiesto el carácter del verdadero despojo al patrimonio provincial, llevado a cabo por los gobiernos de Obeid y Reutemann. De manera que ese ayuno, que iniciaran los compañeros Víctor Ferullo, Daniel Márquez y Javier Buri, y al que se sumaron centenares de bancarios, se transformó en un verdadero grito de resistencia, no sólo ante esa privatización sino también al conjunto de la política liberal de la época. Así lo indica el apoyo permanente que recibiera de instituciones y organizaciones sociales, políticas, gremiales y de derechos humanos, que rodearon de manera permanente esa histórica lucha de los bancarios. A 20 años de ese acontecimiento, seguimos pronunciándonos, tal como lo hemos hecho tantas veces (incluida la reciente actividad del viernes 1º de septiembre con sectores del movimiento obrero y legisladores de distintos partidos), por la recuperación del Banco de Santa Fe para la provincia y los santafesinos.
Matías Layús
Secretario General de La Bancaria
Agradecimiento a personal policial por su accionar
Señor jefe de la policía de la provincia de Santa Fe: tenemos el agrado de dirigirnos a usted a fin de solicitarle tenga a bien hacerles llegar nuestro más sincero agradecimiento a los dos oficiales de policía del móvil 7016. El domingo 10 de septiembre pasadas las 12 de la noche, producto de las intensas lluvias que azotaban la ciudad se nos quedó el auto en Génova al 5000. Procedimos a llamar al 911, nos respondieron rápidamente y el móvil se hizo presente en menos de cinco minutos. El accionar policial fue de lo más amable y nos remolcaron a una estación de servicio para que pudiéramos esperar a la grúa en un lugar seguro, cuidando nuestra integridad física. Lamentablemente, no les preguntamos sus nombres a los empleados policiales, esperamos que a través de este medio lleguen nuestro agradecimiento. En tiempo en donde las fuerzas de seguridad son fuertemente cuestionadas, este accionar vale millones. Por más policías como ellos. Estamos eternamente agradecidas.
María Celis
Una total falta de respeto
El pasado viernes 8 fuimos cuatro personas a ver la opera "Recen por mí". Estaba programada para las 20.30. Llegamos puntualmente. A las 21, sorpresivamente y sin estar anunciado, previo a la obra, y organizado –o al menos presentado– por el señor Oscar Fernández Fini se montó un aburridísimo y no previsto –por los asistentes que como nosotros pagamos 500 pesos cada ticket– una entrega de premios denominada "Olimpo". Esta aburrida "ceremonia" duró una hora y media, y luego hubo un intervalo de 15 minutos, para después sí ver la esperada obra. Todo un abuso dado que nos tuvo literalmente prisioneros no sabíamos si podíamos retirarnos y regresar, ni tampoco cuánto duraría esta "primera edición" de pantomima de premios Martín Fierro. Coincido con otros asistentes que dijeron ¿qué garrón! Los que no éramos parientes de Fini o de los homenajeados nos sentimos abusados y estafados. Solamente espero que este pretenso presentador de eventos no vuelva a montar sorpresivos espectáculos frente a un público que pagó para ver otra cosa. Ignoramos si lo hizo con el objetivo de –mediante los videos– promocionarse simulando tener público que lo sigue. Pero estoy seguro que hizo algo que no corresponde, y nos sentimos agraviados. La "entrega de premios" duró casi dos horas. Recién a las 23 comenzó la obra que fui a ver –que ciertamente me gustó–, y duró sólo 45 minutos.
Andrés Bril


Comentarios