Edición Impresa
Viernes 29 de Agosto de 2014

Descifraron el genoma de la actual cepa de ébola

Los investigadores creen que puede servir para crear una vacuna eficaz contra el mal que está asolando Africa Occidental.

Un solo funeral provocó muchos otros. Stephen Gire y otros investigadores en Africa occidental alentaban hace tres meses algunas esperanzas de que el brote de ébola pudiera controlarse, o al menos evitar que avanzara. Entonces fue el funeral de un curandero en Guinea. Más de una docena de los dolientes contrajeron allí la enfermedad, probablemente al tocar o lavar el cadáver, y llevaron el virus a Sierra Leona, según el seguimiento del ADN de la actual cepa del virus que los científicos esperan les permita entender su comportamiento y crear una vacuna eficaz.

"Tuvimos este fuerte brote después que pareció que el brote empezaba a aflojar", afirmó Gire. El ébola se propagó a partir de ese funeral y ya ha matado a por lo menos 1.552 personas en la región. El 40 por ciento de los casos se han registrado en las últimas tres semanas, según la Organización Mundial de la Salud. Funcionarios de la OMS dijeron ayer que el brote sigue acelerándose y que podría superar los 20.000 casos.

Gire y más de 50 colegas —cinco de los cuales murieron de ébola mientras luchaban contra la enfermedad en Africa— han identificado el código genético de esta cepa del virus, y al hacerlo comprobaron la mortífera incidencia del funeral. Esperan usar esa información para rastrear las mutaciones que podrían ser más preocupantes a medida que se prolonga el brote. Este trazado genético detallado también podría mejorar la manera de detectar y combatir la enfermedad, especialmente con la puesta a prueba de vacunas preliminares.

Ayer, funcionarios de los Institutos Nacionales de Salud anunciaron que han comenzado las pruebas preliminares de una vacuna contra el ébola. Los investigadores ya han experimentado con esta vacuna contra algunas de las más de 350 mutaciones de esta cepa del ébola para asegurar que los cambios en la enfermedad no arruinen los esfuerzos, dijo Pardis Sabeti, científica de la Universidad de Harvard y el Instituto Broad.

Ella y Gire, también en Broad y Harvard, son dos de los principales autores de un estudio, publicado ayer en la revista Science, que sigue la pista de la cepa sobre la base de muestras tomadas de 78 pacientes.

El virus ha experimentado más de 300 mutaciones en comparación con las cepas anteriores, señaló Gire. Los investigadores también indicaron unos 50 puntos en el código genético en los que el virus ha mutado desde el comienzo del brote. Gire dijo que las mutaciones son más veloces que las de los virus de ese tipo, lo que dificulta combatirlo.

La Organización Mundial de la Salud cree que la lucha contra la epidemia de ébola será larga y que habrá muchas víctimas: en los próximos seis a nueve meses podría haber más de 20.000 infectados, según un plan de emergencia presentado ayer en Ginebra.

El documento prevé entre otros el envío de más de 13.000 trabajadores sanitarios a las regiones más afectadas por el virus. De ellos, 750 serían especialistas internacionales. El costo total se estima en más de 370 millones de euros (unos 488 millones de dólares) en los próximos seis meses.

El brote está afectando a Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria y está superando todo lo conocido hasta ahora, según especialistas de la OMS.

El mapa de

la epidemia

Hasta el martes, el número de casos confirmados y sospechosos aumentó a 3.069 en Africa Occidental, de los que 1.552 murieron. Sin embargo, la cifra real podría ser entre dos y cuatro veces más alta, alerta la organización. Más del 40 por ciento de los casos se registraron en los últimos 21 días. La tasa de muerte fue del 52 por ciento, de entre un 42 por ciento en Sierra Leona hasta un 66 por ciento en Liberia. La mayoría de los contagios se concentran en Guinea.

Comentarios