Edición Impresa
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Central, árbitros y dirigentes

Negar que los árbitros están perjudicando a Rosario Central, es como tapar el sol con un harnero. Interesan, fundamentalmente, los tres casos en que los hechos ocurrieron en partidos en que estaba en juego un campeonato.

Negar que los árbitros están perjudicando a Rosario Central, es como tapar el sol con un harnero. Interesan, fundamentalmente, los tres casos en que los hechos ocurrieron en partidos en que estaba en juego un campeonato. Delfino ("el pibe" en las escuchas a Angelici) nos borró (San Lorenzo 2 - Central 2) estando a tres puntos de Boca, y con 12 puntos por jugar. Delfino es un reconocido hincha de San Lorenzo. Ceballos (Boca 2 - Central 0), error de nuestro club aceptar la nominación, protagonizó un escándalo nacional. Loustau, con mucha "clase" (River 4 - Central 3) nos borró de otra final. No cobró un claro penal a Teo Gutiérrez, a poco de iniciado el partido y sí un penal para River que fue "mancha". Alteró, con sus fallos, a nuestros jugadores y terminó echando a Marco Ruben. Hay más, como la injusta expulsión a Lo Celso por Abad, partido anterior al clásico; o los recientes arbitrajes con Colón, Temperley, Banfield y Boca (Rapallini). Todos los árbitros mencionados son de la AAA. Preguntarse por qué ocurre esto y cómo resolverlo es una urgente tarea a realizar si queremos ganar un campeonato. Una parte del problema está fundamentado en nuestro peso nulo en AFA, no formamos parte del poder real que comanda Angelici y ejecuta el socio de Boca, Chiqui Tapia; tema trascendente que excede esta misiva. Luego están los equivocados cuestionamientos mediáticos de diversas formas, que dirigentes de mi club hicieron a los árbitros, con poco entendimiento de que el escarnio público iba a traer consecuencias muy negativas. Fue un grave error. Para empezar a arreglar esto, los dirigentes no deberían hablar más sobre los arbitrajes. Luego hay que buscar mediadores -hinchas de nuestro club o no-, que sean personas respetadas por los árbitros, y que, acompañados por dirigentes del club que no sean parte del conflicto por sus dichos o hechos, den las explicaciones correspondientes y se logre dar por terminado el mismo. Va a ser una reunión difícil. Pero París bien vale una misa (campeonato).
Alberto Joaquín


Basta de prácticas nocivas
Que difícil nos resultaba algunas veces permanecer en oficios religiosos durante la década del setenta, cuando sacerdotes vanguardistas embelesados con la naciente "Teología de la liberación", y desde el púlpito, pregonaban verdaderas proclamas revolucionarias que llevaron a miles de jóvenes a la muerte. Resulta que nuevamente y al día de hoy, una agrupación llamada "Curas en la Opción por los Pobres", coordinada y liderada por el sacerdote Eduardo de la Serna, y un grupo de religiosos que lo acompañan, portando imágenes de delincuentes violentos como Facundo Jones Guala y Milagro Sala, y travestidos en militantes políticos, promocionan la candidatura a senadora de la ex presidente, acusada de gravísimos hechos de corrupción. Si nuestra Iglesia y el Santo Padre, el representante de Dios en la Tierra –que no puede desconocer su existencia– no se expiden sobre estas nocivas prácticas, nos llama a reflexionar si estamos ubicados en la fe y en las creencias religiosas en la que fuimos bautizados y nos inculcaron desde niños.
Marta Escobar
DNI 6.030.071

Método infalible para detectar enemigos
Si usted piensa que todos aquellos que le sonríen y saludan a diario son sus amigos, permítame decirle que está equivocado. Camuflado entre la multitud, siempre hay alguien que es un decidido enemigo. Sólo que tan cobarde que nunca se animará a manifestárselo. El sólo espera, agazapado, la oportunidad para clavarle el puñal. ¿Cómo descubrirlo? Sencillo: invéntese una situación límite. Hágale creer a todos que está a un paso de caer preso para siempre; o que cometió algo tan grave que lo echarán de todos los lugares que frecuenta y hasta sus familiares y amigos le darán la espalda. No le queda otra más que irse de su ciudad. Entonces, ocurrirá algo muy particular: los extremos se potenciarán. Los buenos amigos (por suerte la mayoría de la gente) se harán más buenos todavía. Se solidarizarán de inmediato, le ofrecerán hasta lo que no tienen y lo defenderán con uñas y dientes. Los otros, eufóricos, saldrán de sus madrigueras y lo juzgarán antes de que la Justicia comience a hacer su trabajo. Creyendo que usted está en la lona y no tiene posibilidades de levantarse, dirán que ahora se explican el porqué de ciertas cosas, que ellos lo sospechaban y había gente que lo decía, y que inmediatamente hay que organizar marchas, presionar a los medios y al juez para que gatille el tiro del final. Este método, sencillo pero infalible, no lo inventé en una noche de inspiración. Surgió como consecuencia de una situación límite que me tocó vivir hace un tiempo. Se lo regalo. Póngalo en práctica. Y verá como a usted también le saldrán al cruce verborrágicos irresponsables con acceso al micrófono; eternos aspirantes al dinero del Estado que a la hora de la verdad sacan 300 votos; arribistas y resentidos de todo tipo que viven juzgando la vida de los demás y nunca ven la viga en su propio ojo, entre otros personajes despreciables. Por suerte son muy pocos, los mismos que envidian y quieren ver en las malas a la mayoría de las personas. Su capacidad de injuriar y mentir es tan poderosa, que usted debe ser muy fuerte para soportarlos, porque lamentablemente la impunidad que dan las redes sociales, la cadena del teléfono roto y los medios que buscan sangre, les juegan a su favor. Y la gente, inocente de lo que está pasando, en principio les cree. Luego, con el paso de las semanas, cuando la tormenta amaina y el cielo aclara, llegará su turno. Entonces prepárese para darles un buen corte de mangas. Y verá como despacito regresan a sus cuevas con la cabeza gacha, a seguir viviendo en su mediocridad, llenos de envidia y resentimiento, sin ideales ni iniciativas que aporten a la comunidad. Desde ese húmedo y oscuro lugar, su castigo será observar cómo usted sigue la vida con optimismo, lleno de amigos, de inquietudes y proyectos, y con una alegría de vivir que sólo por un breve instante aquel difícil momento le hizo perder.
Hugo Racca

N. de R: El autor de la carta es concejal de Casilda del PDP (FPCyS) con mandato vigente hasta 2019, quien el año pasado, a raíz de un episodio que ocurrió en un hotel de su propiedad, se vio involucrado como posible responsable de un intento de homicidio. Una joven de 19 años, con quien mantenía una relación sentimental, cayó desde el balcón del segundo piso y sufrió heridas graves que pusieron en riesgo su vida. Finalmente la Justicia consideró que se trató de un intento de suicidio y que el edil no tuvo injerencia en el episodio.

Un espacio sagrado
Un programa terapéutico dedicado a la problemática de las adicciones tiene que tener antes que nada normas de convivencia claras y que se respeten por parte del equipo tratante y los asistidos. Esta cuestión es básica para desarrollar una idea conceptual de tratamiento, el cumplimiento de estas normas, desde las más pequeñas, como respetar horarios, espacios, manejarse con cortesía, hasta las más significativas, como usar drogas o alcohol, el uso de la violencia física y el contacto sexual entre los asistidos, hace que la estructura sea un espacio seguro y armonioso, donde la población asistida pueda trabajar sus sombrías carencias intimas con confianza y convencimiento. Si este acuerdo terapéutico se rompe, tanto el equipo como los asistidos estarían en riesgo. Esta desarticulación genera consecuencias que muestran en los síntomas primarios, las malas actitudes, el desorden, las transgresiones supuestamente frágiles, recaídas en drogas y alcohol, hasta el abandono o la expulsión del programa. La intervención a tiempo y el límite responsable, hacen que el asistido reaccione y pueda modificar su conducta a través del cuestionamiento, y el equipo respire de armonía fuera de toda contaminación adictiva, esos aires que deambulan por la comunidad terapéutica traídos de las experiencias patológicas de cada individuo y su familia. El proceso terapéutico tiene que estar basado en el orden, los limites y el amor responsable, estas son las herramientas que al ser utilizadas generan un ambiente verdaderamente terapéutico, no se puede negociar el bienestar individual, grupal e institucional por intereses surgidos de un alma torcida o de factores externos. La intimidad del programa terapéutico tiene que estar resguardada siempre, esa es la clave para mejorar la vida de las personas que circulan por estos espacios sagrados.
Osvaldo S. Marrochi
Presidente Fundación Esperanza de Vida

¿Tomadura de pelo o daños y perjuicios?
Señora intendenta, quiero informarle que después de 13 años el Concejo ha dictado una resolución (15 de agosto, Mesa de Entrada Nº 238.132. P. 17), en respuesta al reclamo de mi vecino y mío (Jujuy 3366/3375). El Concejo respondió. ¿Quiere saber la señora intendenta, el señor secretario, que dice la resolución? Que se deben retirar dos árboles añosos, con signos de enfermedad, que han venido levantando mi vereda hasta romper el caño de agua de ingreso a la vivienda, próximo acercándose a la boca de gas y destrozando mi vereda y la de mi vecino; y que se debe proceder a la reparación de daños en las veredas y calzada. Ahora, el paroxismo llegó a mi vecino y a mí cuando, en una comunicación telefónica, porque ya no atienden personalmente, la oficina ejecutora de la tarea, Dirección General de Parques y Paseos, nos responden que desconocen esa resolución y que deberemos dirigirnos al Centro Municipal de Distrito e iniciar un expediente. Señores del Ejecutivo, ¿no les parece que se excedieron en la tomadura de pelo? Esto está rayano a daños y perjuicios irreparables.
Esther Tocalli
DNI 5.784.897


Comentarios