LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Martes 02 de

septiembre de 2014

  • Ahora

    18 °C
  • MIERCOLES

    Min. 15 °C Max. 23 °C

  • JUEVES

    Min. 16 °C Max. 20 °C

Sábado, 29 de noviembre de 200800:00

La tos del fumador puede ser señal de una enfermedad crónica severa

Epoc, un problema respiratorio que suele presentarse a partir de los 40 años. Se estima que el 75% de los afectados no lo sabe. La gente consulta tarde. Catarro, intolerancia al ejercicio y falta de aire, los principales síntomas.

Por Florencia O'Keeffe / La Capital

Desde que a un famoso cantante argentino le diagnosticaron Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) muchos comenzaron a preguntarse de qué se trataba. Aunque hay estimaciones que advierten que en la Argentina 3 millones de personas la sufren, el 75 por ciento no lo sabe. Es que la Epoc se manifiesta con tos, falta de aire e intolerancia al ejercicio y esos síntomas suelen asociarse con otras enfermedades como el asma o simplemente con el envejecimiento. El mayor problema es que se trata de una patología progresiva que requiere un tratamiento específico y que al no abordarse en forma conveniente puede llevar a un deterioro importante de los pulmones e incluso a la muerte.

Eduardo Schiavi, neumonólogo y director del Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer de la ciudad de Buenos Aires, explicó a La Capital a que durante muchos años los principales efectos conocidos del cigarrillo eran el enfisema y la bronquitis crónica pero estas dos entidades no lograban explicar la totalidad de los casos en los que se presentaba inflamación pulmonar, obstrucción y una evolución progresiva del daño. "El hecho de empezar a hablar de Epoc nos permitió ver a esta enfermedad bajo otra óptica y tratarla integralmente con mejores resultados", dijo.

La dificultad respiratoria se debe a un estrechamiento u obstrucción de las vías aéreas y básicamente está causada por el tabaco. En las primeras etapas se presenta disnea (falta de aire) durante la actividad física. A medida que progresa la enfermedad esta situación comienza a observarse también durante el reposo. "Lamentablemente el paciente viene al consultorio cuando la Epoc ha avanzado. Algunos pocos llegan en los primeros estadios porque sufrieron alguna bronquitis y pulmonía y en ese marco se les detecta la enfermedad", señaló Juan Carlos Figueroa Casas, neumonólogo, director de la carrera de posgrado de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario y ex presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Pero en general, indicó el médico, las personas que tienen Epoc han hecho una adaptación física y emocional a las limitaciones que les plantea la patología y se han acostumbrado a vivir con cierta dificultad para respirar. "El hombre deja de jugar al fútbol con la excusa de que ya tiene 40 ó 45 años pero no reconoce que se cansa o se agita; empiezan a ir al trabajo en auto, no suben las escaleras, en fin, se autolimitan, pero no consultan con el especialista", remarcó. En tanto, dio cuentas de que cada vez hay más mujeres que padecen esta enfermedad a causa de la adicción al cigarrillo.

 

Ojo con el catarro. La tos, que debería ser en toda circunstancia una señal de alarma, empieza a formar parte de la vida de la gente con Epoc. "Cuando llegan a la consulta suelen mencionar que tosen todos los días, pero lo justifican diciendo que es el catarro del cigarrillo, como si fuera algo normal", agregó Figueroa Casas.

Pero ¿cómo detectarla ? Es simple, detallaron los médicos consultados. Se debe hacer una evaluación que considera los factores de riesgo (fumar o estar expuesto a contaminación) y los síntomas, como tos persistente, falta de aire, mayor producción de moco, sibilancias y gripes frecuentes. Finalmente se confirma mediante una prueba de espirometría que evalúa la función pulmonar.

En la espirometría el paciente debe soplar dentro de un aparato llamado espirómetro. Mediante este procedimiento se mide el volumen de aire exhalado. Los datos obtenidos se comparan con lo aceptable según la edad, género y altura y de allí es posible, junto con la evaluación clínica, certificar la presencia de la Epoc.

 

Confusiones. La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica no suele ser diagnosticada a tiempo. "El subdiagnóstico es muy alto", enfatizó Schiavi, quien a su vez destacó que la evaluación precisa y temprana es fundamental para mejorar el pronóstico y evitar el agravamiento de los síntomas.

Por su sintomatología la Epoc se confunde con el asma, pero los médicos advierten que se trata de entidades diferentes, y por lo tanto requieren distintos tratamientos. "Es una enfermedad prevenible y tratable, pero no completamente reversible", aclaró Figueroa Casas.

Los profesionales mencionaron que en los últimos años hay más conciencia sobre la Epoc aunque destacaron que en los sectores de ingresos más bajos o poblaciones marginales sigue siendo desconocida.

 

El pucho. Martín Sívori, médico neumonólogo del Hospital Ramos Mejía, precisó que del 15 al 20% de los pacientes que fuman son candidatos a padecer Epoc. El especialista destacó que la Organización Mundial de la Salud sostiene que la Epoc será la epidemia no infecciosa del siglo XXI y agregó que en 12 años será la quinta causa de discapacidad en el mundo.

Los médicos consultados por este diario mencionaron que la Epoc se puede prevenir, y además, con el tratamiento se logran reducir las crisis que ocasiona. Lo principal, insisten, es dejar el cigarrillo, más allá de las medicaciones existentes como los broncodilatadores o el Tiotropio.

La Epoc produce un impacto emocional y físico significativo en los pacientes y a medida que se desarrolla la función pulmonar disminuye, baja la capacidad física y falta oxígeno, lo que puede comprometer el sistema cardíaco.

Tags: salud P01

certifica.com