LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Sábado 23 de

agosto de 2014

  • Ahora

    23 °C
  • DOMINGO

    Min. 06 °C Max. 19 °C

  • LUNES

    Min. 05 °C Max. 17 °C

Domingo, 19 de agosto de 201201:00

Los estrenos de cine bajo la mirada crítica de Escenario

Un amor imposible, "pescados mortales", Los indestructibles 2, "el viejo truco de la violencia", Dos más dos, "juegos peligrosos", La era del rock, "un puñado de canciones".

 

Un amor imposible, "pescados mortales"

Calificación: 3 estrellas. Intérpretes: Emily Blunt, Ewan McGregor, Kristin Scott Thomas, Rachael Stirling. Dirección: Lasse Hallström. Género: comedia romántica. salas: Monumental, Showcase, Sunstar, Village.

Lasse Hallstrom supo hacer alguna que otra película interesante, nadando contra la corriente, para luego desarrollar una fórmula efectiva que consiste en contar las historias más infrecuentes de la manera más convencional. Con algo de gracia, extrema ligereza y buenos intérpretes le alcanza para agradar sin culpas. El ejemplo perfecto de esto es su film Chocolate, que tienta desde el mismísimo título. En este caso no hubo tanta suerte con la traducción, ya que los caprichos de la distribución determinaron que había que cambiar el curioso título original: “La pesca del salmón en Yemen”, por el mucho más obvio (y bastante mentiroso) “Un amor imposible”. Más allá de eso Hallstrom se siente como pez en el agua con la pintura amable de una pareja despareja que debe encarar el desafío de criar salmones escoceses en el clima árido del desierto yem enita para cumplir con los caprichos de la agenda política británica, que pretende fomentar la relación con los países. Y si esta premisa improbable se sostiene es en buena medida gracias a los protagonistas, un científico aburrido interpretado por Ewan McGregor y una entusiasta consultora que compone Emily Blunt. Ambos están siempre a tono con la ligereza de una propuesta narrativa que no escapa de ciertos lugares comunes, ni pretende hacerlo. Esa quizás sea su mayor virtud.

Por Fernando Herrera / La Capital

Los indestructibles 2, "el viejo truco de la violencia"

Intérpretes: Sylvester Stallone, Bruce Willis, Jason Statham y Arnold Schwarzenegger. Dirección: Simon West. Género: acción. salas: Monumental, Showcase, Sunstar y Village.

El tema es la violencia. Stallone sabe, a lo largo de su historia cinéfila, que los tiros, los líos y la cosa golda siempre fueron sinónimos de fama y dinero. Y después de las sagas “Rambo” y “Rocky”, ahora va por la de “Los indestructibles”. La segunda parte no dista demasiado de la primera, en cuanto al concepto, si es que hay concepto. Los mercenarios vuelven a las andadas, ahora con la bella Nan Yu y con Arnold Scwarzenegger, que en la primera película tenía un breve cameo. Hay vanos intentos del director Simon West para que la película tenga tips graciosos, pero el humor resulta tan obvio que no genera ni una sola sonrisa. Como en tantas películas de la industria de acción cinematográfica estadounidense, el mundo puede llegar a desaparecer y alguien tiene que evitarlo. Claro que aquí, en vez de tomar alguna idea de Christopher Nolan en la excelente “El caballero de la noche asciende”, estos súper héroes vestidos de mercenarios todo terreno sobran todas y cada una de las situaciones como si lo fatal nunca llegase a ocurrir. La sumatoria de estrellas incluye a Chuck Norris, Dolph Lundgren, Jean Claude Van Damme y Jet Li, pero cantidad no significa calidad. Sólo para fanáticos del género.

Por Pedro Squillaci / La Capital

Dos más dos, "juegos peligrosos"

Intérpretes: Adrián Suar, Julieta Díaz, Carla Peterson, Juan Minujín. Dirección: Diego Kaplan. Género: comedia. salas: Monumental, Del Centro, Showcase, Village. 

¿Swinging? El intercambio de parejas es una práctica casi tabú, sobre todo en Argentina. Y más aún para Diego, el personaje que encarna Adrián Suar, cuando su esposa, Emilia (Julieta Díaz), lo pone entre la espada y la pared al proponerle hacer swinger con sus mejores amigos, la pareja de: Betina y Richard (Carla Peterson y Juan Minujín). “De repente te convertiste en la Alessandra Rampolla argentina?”, le dice Diego a su mujer sorprendido. El matrimonio encarnado por Suar-Díaz está desgastado y sus encuentros sexuales son muy poco frecuentes. Es por este motivo que Emilia fantasea con probar cosas nuevas por el bien de la relación. Lo que en principio surge como una inquietud para fortalecer el vínculo marital, termina despertando dudas sobre el concepto que estos personajes tienen acerca del amor, el matrimonio, el sexo, los límites e incluso la amistad. Con la dirección de Diego Kaplan, “Dos más dos” es una película con episodios jugados y un lenguaje directo y crudo, aunque no supera la ocurrencia de “Un novio para mi mujer” . En tanto el rol de Alfredo Casero, un gurú del sexo, es digno de destacar. A tener en cuenta la frase célebre de Julieta Díaz: “Tener sexo entre todos está genial, pero enamorarse es un pecado mortal”.

Por Luciana Boglioli / La Capital

La era del rock, "un puñado de canciones"

Intérpretes: Tom Cruise, Paul Giamatti, Alec Baldwin y Catherine Zeta-Jones. Dirección: Adam Shankman. Género: comedia musical. salas: Monumental y Showcase.

Hay una máxima que reza que las comedias musicales se elaboran por cuadros, y que la trama argumental pasa a un segundo plano. El problema con “La era del rock” es que abusa demasiado de esta suerte de licencia. Ambientada en los años 80, cuando reinaba el hair metal, la película acierta en la construcción de varios estereotipos rockeros de la época, pero falla cuando apoya los protagónicos en una parejita que quiere realizar sus sueños en Hollywood. El director Adam Shankman (el mismo de la exitosa “Hairspray”) apuesta por una estética de video clip y por cuadros musicales que descansan exclusivamente en las canciones, pero que no brillan en absoluto por la coreografía.  Así y todo, en medio de un pastiche a veces chistoso y por momentos bizarro, la película se guarda varias perlitas. El rocker decadente y borracho que compone Tom Cruise bien podría valer el precio de la entrada (imperdible cuando canta “Wanted Dead Or Alive”, de Bon Jovi). Otros que brillan son Paul Giamatti (un manager corrupto) y Alec Baldwin (el dueño de un bar al borde de la quiebra). La última salvación, además, está en las canciones. Las versiones de “Pour Some Sugar On Me” o “Here I Go Again” hacen sospechar que tal vez sea mejor escuchar la banda sonora que mirar la película.

Por Carolina Taffoni / La Capital

Tags: escenario P08

certifica.com