LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Jueves 24 de

abril de 2014

  • Ahora

    13 °C
  • VIERNES

    Min. 11 °C Max. 21 °C

  • SABADO

    Min. 12 °C Max. 21 °C

Jueves, 23 de febrero de 201201:00

Investigan a dos policías que no reportaron el ataque a un nene

El juez de Instrucción que investiga el ataque contra Joel Bonfiglio Vázquez, el nene de 10 años que el domingo a la tarde recibió dos tiros en la cabeza cuando estaba junto a su padre en...

El juez de Instrucción que investiga el ataque contra Joel Bonfiglio Vázquez, el nene de 10 años que el domingo a la tarde recibió dos tiros en la cabeza cuando estaba junto a su padre en una cooperativa de pescadores lindante con el parque Alem, ordenó ayer que se investigue la conducta de dos policías del Comando Radioeléctrico que acudieron a la escena del hecho pero no dieron cuenta de lo sucedido y se marcharon sin intervenir. Ahora, el accionar de los uniformados será pesquisado por la División Judiciales de la policía rosarina.

Los investigadores judiciales llegaron a la conclusión de que al ser atacado, Joel no estaba cometiendo ningún robo junto a otros chicos, como dijo la policía en un primer momento, y presumen que el tirador efectuó los balazos porque lo "confundió con ladrones".

A su vez, Enrique Fabián Cettour, el ex policía exonerado de la fuerza y acusado de haber disparado los tiros que dejaron gravemente herido a Joel, no fue indagado ayer por el juez de Instrucción Nº4, Juan Carlos Vienna, a raíz de que el magistrado decidió acudir hoy nuevamente al sitio donde se desató la balacera para realizar una inspección ocular. "La medida se concretará para ubicar correctamente, desde el punto de vista geográfico, dónde ocurrió el hecho", explicó una fuente de la investigación. En tanto, el otro vigilador que había sido implicado en el ataque, José Gabriel Correa, de 25 años, ya fue excarcelado y quedó en calidad de testigo en el marco de la causa ya que en ningún momento abrió fuego.

En este sentido, ayer se confirmó que el arma que utilizó Cettour para herir a Joel todavía no fue hallada por la policía. Buzos tácticos de Prefectura Naval rastrillaron la desembocadura del arroyo Ludueña, junto a la cooperativa donde estaba el menor herido, pero el intento de búsqueda resultó infructuoso. El mismo resultado arrojaron los allanamientos que se realizaron en la guardería náutica desde la cual disparó el agresor y en varios domicilios.

Agentes en el lugar. En el marco de la pesquisa se supo que tras la balacera en la que resultó herido Joel ocurrieron algunas situaciones anómalas. Los primeros que llegaron a la escena del hecho fueron dos efectivos del Comando Radioeléctrico que, tras un breve diálogo con Cettour, se marcharon y no formalizaron las actuaciones de rigor. "Los policías dijeron que se fueron porque nadie les dijo que había una persona herida", explicó un allegado al caso.

Tras la partida de los uniformados, Cettour se contactó con otros dos efectivos para contarles lo que había ocurrido. Uno de ellos trabaja en la comisaría 5ª y el otro presta servicios en la sección Perros de Jefatura. Al parecer, ambos policías fueron al lugar del hecho y recién entonces se notificó a la comisaría 9ª, una vez que el nene ya había ingresado baleado al Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Con el papá. La tragedia se desató cerca de las 13 del domingo. A esa hora Joel estaba con su padre y un matrimonio amigo en una cooperativa de pescadores situada en Nansen y Frondizi, frente al parque Alem, de la cual el padre es inquilino.

"Joel y el papá estaban vaciando un contenedor con vigas de madera y cargando cosas en la camioneta de mi hermano. Cuando ya habían finalizado, la pareja amiga decidió ir en su auto a buscar algo de comida y lo invitaron a Joel. En ese momento se escucharon las detonaciones. Mi hermano les gritó «no tiren que soy yo», tratando de identificarse, pero los tipos siguieron tirando»", explicó Verónica, una tía de Joel.

Quien abrió fuego, según los familiares del nene, lo hizo desde una guardería náutica que se levanta en la desembocadura del arroyo Ludueña, a la altura de la calle Nansen y lindante con el predio de la cooperativa. Disparó "siete proyectiles", según Verónica, cuando el nene y el matrimonio amigo de sus padres subían al vehículo. "El nene se sentó al lado del hombre que manejaba y la esposa en el asiento de atrás. Cuando empezaron los tiros, la mujer cubrió con su mano la cabeza del nene, pero igual lo hirieron", contó otra allegada a Joel.

Desesperado, el padre del nene le pidió al agresor que no continuara tirando. Pero ya era tarde. Dos de los plomos habían perforado la nuca de Joel.

El nene fue trasladado en el mismo auto en el que estaba hasta el hospital Alberdi, pero debido a la gravedad del cuadro que presentaba fue derivado al Hospital Víctor J. Vilela donde anoche seguía internado en grave estado y conectado a un respirador artificial.

No registrada

El Ministerio de Seguridad de la provincia señaló que los vigiladores involucrados en el ataque a Joel Bonfiglio no pertenecen a ninguna agencia de seguridad privada habilitada por la Dirección Provincial de Autorizaciones, Registros y Control de Agencias Privadas, Vigilancia y Seguridad e Informaciones Particulares. Además, se indicó que el imputado Enrique Fabián Cettour “no está registrado como vigilador privado de ninguna agencia de seguridad” y que el vigilador José Gabriel Correa (que recuperó la libertad) estuvo registrado como agente privado sin portación de armas hasta 2009 cuando rescindó contrato con una agencia de seguridad.

Tags: policiales P32

certifica.com