LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Viernes 24 de

octubre de 2014

  • Ahora

    28 °C
  • SABADO

    Min. 21 °C Max. 32 °C

  • DOMINGO

    Min. 22 °C Max. 33 °C

Jueves, 23 de febrero de 201201:00

Dicen que dos detenidos por matar a un vendedor son ajenos al homicidio

El homicidio de Marcelo Farías, un vendedor ambulante al que mataron parar robarle su moto en Villa Gobernador Gálvez en enero, tiende a complicarse en su investigación ya que los dos...

El homicidio de Marcelo Farías, un vendedor ambulante al que mataron parar robarle su moto en Villa Gobernador Gálvez en enero, tiende a complicarse en su investigación ya que los dos detenidos en la seccional 26ª por esa causa, los hermanos Matías y Darío A., fueron desligados de su participación por la propia esposa de la víctima.

Tanto el padre de los implicados como la esposa de Farías, Erica N., realizaron una investigación paralela a la llevada a cabo por la policía. De allí surge que los hermanos no serían los autores de la muerte del vendedor ambulante.

Erica N., quien declarará en tribunales esta semana, sostuvo ante La Capital que "es posible que los asesinos no sean los detenidos. Hay otra persona que puede estar implicada, según me dijeron, aunque no puedo dar nombres". La mujer, al dialogar con este diario, se mostró nerviosa y optó por no hacer más declaraciones hasta su testimonio ante la Justicia.

Por su parte, y según trascendió en fuentes judiciales, el padre de los hermanos Matías y Darío A. habría llegado por sus medios hasta el mismo sospechoso. Tanto la investigación realizada por los particulares como la hecha por la policía se basa en testigos oculares y en "información de calle", como suele decirse en la jerga.

El 17 de enero pasado Marcelo Farías, un vendedor ambulante de ropa que tenía 41 años, se movilizaba en una moto Yamaha Cripton cuando fue interceptado por dos muchachos que iban en una Honda Wave negra. Los jóvenes le exigieron que detuviera la marcha y les entregase el rodado, pero ante la negativa del trabajador le efectuaron un disparo que lo derribó al piso. Fue en Juan Domingo Perón y Fournier, en Villa Gobernador Gálvez.

Lo mataron indefenso, a corta distancia y a quemarropa. Farías vivió en Villa Gobernador Gálvez pero en los últimos años se había radicado en Pueblo Esther. "El hombre se paró, uno de los tipos le decía «bajate», pero el hombre no quería bajar. Entonces le pegó tres culatazos en la cabeza", contó Analía, quien presenció la escena aquella fatídica mañana de enero.

En la huida, uno de los maleantes se subió a la moto de Farías y emprendió la fuga acompañado por su socio. A los pocos metros el vehículo derrapó y cayó al suelo. Entonces el ladrón se incorporó, recogió la pistola y continuó el escape con el rodado en dirección al oeste.

La versión oficial del crimen difiere en un solo aspecto con el relato de los vecinos. Para la policía, el maleante disparó dos balazos, pero el segundo proyectil no impactó en el cuerpo del comerciante. Sin embargo, Analía señaló que el segundo tiro perforó una oreja de Farías cuando estaba en el suelo.

Tags: policiales P31

certifica.com