LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Viernes 31 de

octubre de 2014

  • Ahora

    20 °C
  • SABADO

    Min. 14 °C Max. 20 °C

  • DOMINGO

    Min. 15 °C Max. 19 °C

Martes, 22 de septiembre de 200901:00

Vuelve Caras y Caretas: otra sala teatral que recupera Rosario

Y se va la tercera. Con la reapertura al público, este sábado, de la sala de teatro independiente Caras y Caretas (Corrientes 1518), que permaneció cerrada durante cinco años, Rosario recupera en muy poco tiempo su tercer ámbito de cultura y espectáculos, al que se suman el cine El Cairo y la sala Arteón.

Y se va la tercera. Con la reapertura al público, este sábado, de la sala de teatro independiente Caras y Caretas (Corrientes 1518), que permaneció cerrada durante cinco años, Rosario recupera en muy poco tiempo su tercer ámbito de cultura y espectáculos, al que se suman el cine El Cairo y la sala Arteón. "Con dinero en mano todo es posible, pero esto nos costó muchísimo esfuerzo", afirmó Vicky Fernández, una de las impulsoras de la reapertura, quien también adjudicó el logro al trabajo voluntario de amigos y alumnos de la Escuela de Arte Jocoso, aportes oficiales y hasta la solidaridad de empresas.

La sala abrió sus puertas el 5 de marzo del 73, época dorada del teatro independiente rosarino, en una casona antigua. Desde entonces dio continuidad a espectáculos para chicos y adultos, lo que la transforma en uno de los ámbitos teatrales más antiguos de la ciudad y en uno de los pocos que sobrevivió a tantas crisis.

Pero la tragedia de Cromañón, en diciembre de 2004, cambió las reglas para el funcionamiento de los espacios públicos. Caras y Caretas no fue la excepción y para renovarle la habilitación la Municipalidad le impuso nuevas exigencias.

"Como la sala funcionaba en una casa común no contaba con las medidas de seguridad exigidas", explicó Fernández. Por ejemplo, salida de emergencia con puertas hacia afuera o, en otro orden de requisitos, baño para discapacitados.

Como si esas exigencias hubieran sido pocas, mientras intentaban adaptarse los castigó la pedrada de noviembre de 2006, que destrozó techos, escenografías, títeres y muñecos.

Sin embargo, nada los amedrentó. Pusieron peso sobre peso, pasaron la gorra, gestionaron apoyos oficiales, apelaron al aporte privado, recurrieron a amigos y el director de la sala, Héctor Ansaldi, hasta vendió su camioneta. Pusieron todo lo que encontraron a mano para sacar a flote el espacio.

Y así fue como cambiaron todas las aberturas de la casa, adaptaron el baño, se adecuaron a las nuevas exigencias para los espacios públicos, cambiaron toda la instalación eléctrica, pintaron la sala y hasta estrenaron telón.

Café concert

Con todo a punto, tras años de trabajo la sala logra reabrir esta semana y el sábado próximo, a las 22, tendrá su primera función pública en esta nueva etapa en que funcionará como café concert (la entrada incluye consumición).

La obra de reapertura hará "una reseña histórica, un paneo nostálgico desde el 73, recordando los momentos más importantes del teatro en la sala", adelantó Fernández. El show reservará además un "momento especial para Piripincho" y contará con la participación de actores invitados.

Aunque se está organizando la futura programación, ya se sabe que a partir del fin de semana Caras y Caretas volverá a funcionar con producciones para chicos y grandes.

Tags: la ciudad P11

certifica.com