LaCapital.com.ar

Edición Impresa

Viernes 24 de

octubre de 2014

  • Ahora

    26 °C
  • SABADO

    Min. 21 °C Max. 32 °C

  • DOMINGO

    Min. 21 °C Max. 33 °C

Martes, 17 de marzo de 200901:00

Inédita mediación penal en Cañada de Gómez

Cañada de Gómez.— Un conflicto que en nueve años generó 17 expedientes en un juzgado cañadense sin llegar a sentencia, se arregló en una sola sesión de mediación y se convirtió en el primer caso penal de la provincia resuelto por esa vía. Hasta donde pudo saberse, se trató de un enconado cruce de denuncias por hechos de violencia entre personas que se conocían.

Cañada de Gómez.— Un conflicto que en nueve años generó 17 expedientes en un juzgado cañadense sin llegar a sentencia, se arregló en una sola sesión de mediación y se convirtió en el primer caso penal de la provincia resuelto por esa vía. Hasta donde pudo saberse, se trató de un enconado cruce de denuncias por hechos de violencia entre personas que se conocían.

  El compromiso de confidencialidad asumido por las partes, tanto víctimas como victimarios, y por los mediadores designados por el Juzgado impidió conocer detalles del intrincado caso, que tramitó dentro del contexto de la Justicia penal (cuyo rol es investigar y juzgar los delitos y aplicar las penalidades a sus autores). Más precisamente el conflicto, según se supo extraoficialmente, se desarrolló hasta su resolución abarcado por las normas que regulan las faltas y contravenciones. Ello significa que los hechos no llegaron a caratularse en el contexto de los delitos más graves previstos por el Código Penal.

  En el devenir de los sucesos —acusaciones y trámites judiciales acontecidos a lo largo de casi una década—, el conflicto llegó a acumular cuatro actores penales, por lo cual la mediación que le dio salida debió realizarse con pluralidad de partes. Los involucrados fueron convocados por los mediadores intervinientes y se vieron las caras en una audiencia de conciliación en cuyo transcurso, tras horas de un debate que, según trascendió, tuvo momentos acalorados, aunque controlado por los profesionales, acordaron un compromiso cuyas características son secretas, ya que la confidencialidad se considera esencial para suscribirlo y para facilitar su posterior cumplimiento.

 

Cara a cara. Este encuentro frente a frente de víctimas y victimarios constituyó el nudo del desenlace, ya que con la dirección de los mediadores, las partes, sentadas en espacios habilitados en el Colegio de Abogados cañadense, pudieron decirse cosas hasta esclarecer sus diferencias y alcanzar un acuerdo que se agregó a los expedientes, el primero de ellos data del 2000.

  Lo novedoso de la resolución es que por primera vez en la provincia se aplicó la mediación a un asunto penal. Hasta ese momento la mediación en conflictos se usó en otro tipo de casos —judiciales o no— como los de contenido patrimonial, en los que se discuten asuntos de dinero, o cuestiones de familia. La mediación penal está prevista en el nuevo Código Procesal Penal provincial, que entró en vigencia recientemente.

  La decisión de someter el prolongado conflicto a esta vía de escape fue de la jueza de la 6ª Nominación de Cañada de Gómez, Liliana Iglesias, que también es mediadora y reglamentó el procedimiento a seguir. La magistrada obtuvo el consentimiento de los involucrados para someterse al mecanismo e invitó al Colegio de Abogados de la Segunda Circunscripción, que hace doce años administra un Centro de Mediación en Rosario y acaba de habilitar otro en Cañada, a comprometerse en el debate y aportar sus especialistas. La institución aceptó el desafío y propuso como mediadores a Norma Liste, presidenta de su Centro de Resolución de Conflictos, y a su delegado en Cañada, Hernán López, lo que fue aceptado por la jueza, quien los designó en el cargo.

 

Unas cinco horas. La audiencia que acabó con el conflicto se efectuó el martes pasado en Cañada y duró unas cinco horas. Resta ahora conocer si la jueza, una vez analizado el acuerdo, decide si lo homologa, paso vital para que cobre validez legal.

  La abogada y mediadora Liste, consultada por La Capital, destacó la labor de la jueza y expresó su convicción de que "la mediación penal es una eficiente alternativa al clásico juicio judicial, como lo demuestra este caso que pudo resolverse rápido tras tantos años de disputa".

  En sintonía, el titular del Colegio de Abogados de Rosario, Arturo Araujo, expresó su satisfacción y bregó para que en la implementación en marcha del nuevo Código de Procedimientos Penales, la mediación penal se fije por fuera del Poder Judicial a cargo de abogados matriculados capacitados como mediadores —"que ya existen", aclaró— y con asistencia de letrados a las partes involucradas. El inédito caso puede constituir un precedente valioso.

  La utilidad del sistema para descomprimir a los abarrotados tribunales de ciertas causas penales se volverá a poner a prueba en días: en el mismo juzgado y con iguales mediadores; ya está en marcha una audiencia conciliatoria en un conflicto que acumula el triple de expedientes que el resuelto.

Tags: la region P16

certifica.com