Economía
Jueves 04 de Mayo de 2017

Volvieron a caer las ventas minoristas en el mes de abril

Came indicó que la baja fue del 3,8% respecto del mismo mes de 2016. El secretario general de la UIA advirtió sobre la mortandad de pymes.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas en las principales ciudades del país cayeron 3,8% en abril frente a igual mes de 2016, y con este resultado acumularon una baja promedio anual de 3,7% en el primer cuatrimestre del año. Así lo informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

"Por momentos se notaba más entusiasmo en un público que amagaba con activar su demanda pero al momento de concretar compras persisten algunas incertidumbres que frenan", describió la entidad la situación en su periódico informe sobre la evolución mensual del consumo.

Según la entidad, tampoco ayudó el financiamiento, porque "si bien hubo más disponibilidad de cuotas sin interés, muchos clientes quedaron con las tarjetas cargadas tras haber realizado operaciones importantes en un pago en los meses de febrero y marzo".

Came indicó además que, a pesar de que muchos comercios volvieron a ofrecer planes de pago, "el público cuidó sus gastos y se movió en función de las oportunidades de precios que iba encontrando".

Todos los rubros minoristas vieron descender sus ventas, pero con fuertes disparidades tanto entre provincias como entre comercios de un mismo ramo, incluso dentro de la misma ciudad. "En general los más favorecidos fueron aquellos negocios que tuvieron margen para bajar importes y con eso captaron ventas", evaluó Came.

Provincias

En Misiones las cantidades vendidas cayeron 8,3% anual, Entre Ríos (-5,3%) y en Mendoza (-5,1%). En Buenos Aires la merma fue de 2,9% y en Córdoba de 3,4%.

Las bajas más suaves se registraron en alimentos y bebidas (-0,5%) y artículos deportivos y de recreación (-2,5%). En cambio, los derrumbes más profundos se registraron en joyerías y relojerías (-6,2%) y marroquinería (-6,1%).

En el rubro electrodomésticos, el mayor desplome se produjo en las provincias de fronteras, donde "los países vecinos captaron muchas ventas aprovechando los precios más competitivos".

Como ejemplo, Came dijo que por el boom de argentinos que cruzan la cordillera para realizar compras de todo tipo se generaron 5.000 puestos de trabajo en la región de Coquimbo, Chile.

Para el ramo indumentaria, abril no fue lo bueno que se esperaba y cayó 4,4% anual.

Espanto en la UIA

Por su parte, el secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Sacco, advirtió ayer que habrá una "mortandad de pymes" si el mercado interno no se reactiva próximamente.

El empresario analizó que el programa Empalme lanzado por el gobierno para la reinserción laboral de beneficiarios de planes sociales "serviría si se reactiva el mercado interno".

De todos modos, explicó que en la entidad industrial no ven que esta sea la situación actual. Por el contrario, dijo que están "preocupados" porque el mercado interno "hoy está caído, salvo raras excepciones, como el mercado automotriz, que se mueve porque le va bien al campo".

De todas formas, advirtió por la "mortandad" de pymes, "que viven acá, producen acá y lo que ganan lo reinvierten acá, y diferencian de lo que sucede con las grandes empresas, que no tienen corazón".


Textil en picada

La Federación de la Industria Textil Argentina (Fita) advirtió que el sector "continúa mostrando profundas contracciones en sus niveles de producción" al registrar en marzo una caída del 18% interanual. El informe advirtió que el Indicador de Utilización de Capacidad Instalada del Indec para el sector textil alcanzó un nivel de 54% en febrero de 2017, por debajo del nivel general de la industria (60%). Las importaciones en marzo registraron una suba del 14 por ciento.

Comentarios