Economía
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Un proceso bajo sospecha, con los hermanosRohm a la cabeza

La privatización del Banco de Santa Fe, que fue vendido por menos de 58 millones de dólares a los hermanos Rohm, fue un escándalo desde el primer día.

La privatización del Banco de Santa Fe, que fue vendido por menos de 58 millones de dólares a los hermanos Rohm, fue un escándalo desde el primer día. En 1997, legisladores santafecinos crearon una comisión investigadora para aclarar las sospechas sobre el vaciamiento que sufrió el Banco Provincial de Santa Fe. El fondo documental cuenta con más de 5.000 fojas y 30 horas de grabación y testimonios. En el 2008, los resultados de la investigación fueron parcialmente desclasificados.

   La Comisión fue presidida por el abogado Alfredo Pichón Nogueras, dirigente del Partido Demócrata Cristiano, que falleció en el 2002. Entre febrero y agosto de 1997 inició la investigación con el apoyo del gobernador Jorge Obeid: "No voy a aceptar que por ser quien vaya a privatizar el Banco, tenga que hacerme cargo de los hechos de negligencia o dolo de administraciones anteriores. La privatización de ninguna manera va a tender un manto de olvido sobre todo lo que ha pasado con el Banco", dijo Obeid a la prensa en aquellos años en relación a las distintas comisiones directivas que administraron la entidad.

   Según la información recabada por Nogueras los créditos incobrables ascendían a 334 millones de pesos y los que fueron dados sin las precauciones requeridas abundaban. Hace poco el juez federal Reinaldo Rodríguez levantó el secreto bancario y solicitó la incorporación de toda la investigación a la causa. El gobierno deberá entregar no sólo los documentos desclasificados sino también aquellos que continuaban protegidos hasta el 2028; los que mayor expectativa despiertan. Eso anunció ayer Lifschitz.

   "La Justicia federal nos ha dado una oportunidad. La causa casi se había cerrado, pero la apelación de un fiscal federal de Santa Fe y posterior resolución de la Cámara de Rosario, determinaron que se reabra. Eso nos da una oportunidad de volver sobre el tema. Quizá ya no haya responsables desde el punto de vista penal, pero nos parece importante desde un punto de vista didáctico y cultural saber qué pasó con nuestro banco y por qué terminó como terminó. Lamento que hoy la provincia no tenga un banco público con capacidad para generar políticas de estímulo para la producción", resumió el gobernador.

Comentarios