Economía
Martes 04 de Abril de 2017

Schmid: "El gobierno nacional aún no le encuentra el agujero al mate"

Rechazó la denuncia presidencial sobre una mafia opositora. "Los escándalos que lo involucran dejan más tela para cortar", aseguró

"El gobierno gastó el 30 por ciento de su mandato y todavía no le encontró el agujero al mate", disparó Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), luego de ratificar que el paro nacional del jueves próximo busca "canalizar" el malestar de los trabajadores contra la política económica. Durante una conferencia de prensa en Rosario, el triunviro cegetista rechazó las declaraciones discriminatorias del presidente Mauricio Macri contra los participantes de las multitudinarias marchas de protesta de marzo y también la acusación de mafiosos que disparó contra el espectro opositor. "Los escándalos que involucraron al presidente dan más tela para cortar que los sindicalistas", retrucó.

Schmid se reunió ayer en la sede local la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) con las organizaciones gremiales que integran el Movimiento por la Unidad Sindical, para organizar el paro del jueves. Participaron, entre otros, referentes de Dragado y Balizamiento, Municipales, recolectores, Supa, obras sanitarias y metalúrgicos. El titular de este gremio, Antonio Donello, fue el encargado de ratificar la modalidad de la medida de fuerza decidida por la CGT: paro total 24 horas, sin movilización ni acto. Y agregó: "Habrá un acatamiento total porque hay mucha bronca por los despidos, la caída del poder adquisitivo y la recesión".

El anuncio consolidó una diferencia entre este nucleamiento gremial con otro con el cual marcharon juntos en las protestas del año pasado: el Movimiento Sindical Rosario (MSR), que anunciará hoy una movilización para el día de paro (ver aparte).

Para Schmid, la adhesión a la huelga, que estima total, será cabal expresión del malestar de los trabajadores con la política económica. "En el último mes un millón y medio de hombres y mujeres salieron a la calle a protestar, buscamos canalizar esa bronca y hacer un llamado muy fuerte para encontrar una salida a esta tensión social", concedió.

Pero al mismo tiempo criticó al presidente Mauricio Macri, quien ensalzó el componente social de la marcha oficialista del sábado, en contraste con los cientos de miles de manifestantes que marcharon en marzo por los docentes, el repudio a la última dictadura, la defensa del empleo y los derechos de las mujeres. A la del sábado, dijo Macri, fue "la familia, sin colectivos ni choripán". Para el triunviro de la CGT, esa estigmatización es "peligrosa" y se mostró "orgulloso" de que el movimiento sindical "apoye a los compañeros en la movilización y la protesta social".

También contestó a la acusación presidencial sobre los mafiosos que están en "los sindicatos, las empresas, la política y la Justicia". Schmid lo cruzó: "Algunos escándalos en los que está involucrado el presidente dejan más tela para cortar", devolvió.

El titular del sindicato de Dragado y Balizamiento, opinó que "este es el momento justo" para realizar una medida de fuerza porque "el gobierno gasto el 30 por ciento de su mandato y no le encontró el agujero al mate".

"Hoy tenemos más dificultades que antes, los famosos brotes verdes que ellos anuncian, hasta que se conviertan en ramas, parecen estar sentados sobre el lomo del trabajador", dijo.

Hacia otro lado, justificó el tiempo que se tomó la CGT para convocar al paro. "Es un secreto a gritos que esta medida tiene un grado de consenso que no tenía el año anterior", aseguró.

El día después

Enfatizó que el paro fue convocado para descomprimir y canalizar la protesta. Pero advirtió que el día después, "si no aparecen las respuestas, va a aumentar la conflictividad". Impugnó por vieja la paranoia "destituyente" en torno de las protestas, y subrayó, en cambio, que "el paro es consecuencia del fracaso de la política". Recordó que "la CGT estuvo mucho tiempo en tratativas para intentar resolver esto y los resultados fueron mezquinos, por eso se quebró la confianza".

Modalidad. Schmid se reunió con gremios del Movimiento por la Unidad Sindical. Paran pero no movilizan.

Apoyo a docentes

Schmid instó al gobierno nacional y los provinciales a "resolver ahora" el conflicto docente, al que consideró que el gobierno nacional quiere convertir en "un caso testigo" para "imponer un disciplinamiento a un sector de los trabajadores y que se vea reflejado en otros lugares. Pero advirtió que "no van a tener suerte" y enfatizó: "Es una vergüenza lo que gana un maestro".

Comentarios