Economía
Domingo 23 de Abril de 2017

Santa Fe: un mapa heterogéneo por sectores y por regiones

En un contexto nacional de caída del empleo privado registrado, en Santa Fe subió 0,7 por ciento en 2016.

En un contexto nacional de caída del empleo privado registrado, en Santa Fe subió 0,7 por ciento en 2016. Sin embargo, el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, reconoce "un comportamiento dispar según rubros y regiones".

En realidad, ese 0,7 por ciento expresa un promedio de puestos de trabajo registrados en 2016 por empresas con domicilio fiscal en Santa Fe. En el último tramo de la comparación interanual los números son aún más modestos: el cuarto trimestre de 2016 cerró con una caída de 0,1 por ciento con respecto a los últimos tres meses del año anterior.

En cuanto a los aglomerados, el Gran Rosario promedió una suba anual de 0,1 por ciento y el Gran Santa Fe de 3 por ciento, en este caso por el sostenimiento de la obra pública. Al igual que a nivel provincial, la comparación interanual del cuarto trimestre refleja un deterioro: -0,2 por ciento para el Gran Rosario y 0,6 por ciento en el caso del Gran Santa Fe.

También los sectores muestran un desempeño diverso: el empleo en comercio al por mayor y menor —que representa el 19,4 por ciento del total del trabajo privado- creció un 2,2 por ciento en 2016.

Por el contrario, en la industria -el 24,1 por ciento del total- cayó 0,3 por ciento; en la construcción 1,2 por ciento; en transporte, 1,8 por ciento; en salud, 1,9 por ciento y en alojamiento y comida, 0,2 por ciento. Incluso en una rama dinámica en el modelo actual, como la agropecuaria, decreció 0,9 por ciento.

En este marco, Genesini afirma a LA CAPITAL que en Santa Fe "se ha logrado contener el trabajo en la construcción por el influjo de la obra pública y los desarrolladores privados" y señala que si en la provincia se hubiera replicado la misma tendencia que a nivel nacional en la industria tendría que registrarse "una proporción mayor de pérdida de puestos de trabajo".

En su opinión, este impacto más leve se relaciona con la reactivación del sector agropecuario, y con "un gran esfuerzo de los empresarios y los sindicatos para sortear la coyuntura".

En este sentido, destaca que en 2016 se tramitaron 175 procesos preventivos de crisis, de los cuales 144 correspondieron a empresas del sur de la provincia y 31 a las del norte, y que involucraron a más de 10 mil trabajadores. "En general se fueron articulando acuerdos que involucraban suspensiones y cambios en las modalidades de retribución,", indica el ministro.

Para 2017, Genesini se muestra optimista con respecto a la construcción, especialmente la impulsada desde el Estado: "En general se paralizaron las obras, pero en Santa Fe se pudo lograr una continuidad".

En el caso de la industria, ata su proyección a un conjunto de variables, como la evolución de los salarios, la inflación, el consumo y la dinámica de la economía brasileña. De todas maneras, advierte, "nadie de la industria espera que haya una recuperación inmediata".

En este punto, se desmarca de la demanda empresaria y del gobierno nacional por desregular el mercado de trabajo. "No podemos esperar a generar condiciones de desenvolvimiento del mercado laboral y competitividad de las empresas partiendo de la base de la precarización del trabajo".

Comentarios