Economía
Miércoles 19 de Julio de 2017

Protestas en todo el país repudio a la represión en Pepsico

Hubo movilizaciones en la ciudad de Buenos Aires y en todo el país. En Rosario, los manifestantes se concentraron en la avenida Pellegrini

Rosario se sumó ayer la jornada nacional de lucha contra los despidos y la represión a los trabajadores de Pepsico. Con un corte del tránsito en la esquina de Pellegrini y Corrientes, vecinos, militantes sociales y partidarios se congregaron en el lugar para exigir la reincorporación de los 600 trabajadores que la multinacional echó al cerrar semanas atrás la planta de Florida, ubicada en el partido bonaerense de Vicente López.

La protesta se replicó en distintos puntos del país. En la ciudad de Santa Fe, la convocatoria se realizó en la esquina de bulevar Pellegrini y 25 de Mayo mientras que en Buenos Aires, una densa columna se movilizó por la tarde desde el Obelisco hacia la Plaza de Mayo, y desde allí se dirigieron hacia el Ministerio de Trabajo.

Una jornada similar se vivió el jueves pasado, cuando hubo un masivo repudio a los despidos y fundamentalmente a la represión sufrida por los empleados de Pepsico, que habían tomado la planta de Vicente López y fueron desalojados con violencia por personal de Infantería. En Rosario, la manifestación tuvo lugar en la esquina de Corrientes y Córdoba, frente a la Bolsa de Comercio.

Bajo la consigna de "empezar a pararles la mano al ogbierno y a las empresas, a la represión y a los despidos", la jornada de ayer contó con una amplia adhesión con cortes y movilizaciones en todo el país.

"Es parte del plan de ajuste estratégico", lamentó el secretario general de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, mientras que organizaciones sociales mostraron consignas contra "los recortes y las balas de goma".

En Buenos Aires, la masiva columna congregada desde las 17 en el Obelisco, alrededor de las 18 comenzó a marchar por avenida Diagonal Norte hasta el Cabildo, desde donde se dirigieron anoche a la sede de la cartera laboral.

Con críticas al gobierno y al sindicato de la Alimentación, trabajadores despedidos de la multinacional encabezaron la marcha y un acto en Buenos Aires, en reclamo de la reincorporación de los cesanteados.

"Esta marcha es en repudio a la represión y para reclamar la reapertura de la planta. No queremos ningún plan de productividad, queremos nuestro trabajo. Tampoco queremos administración de los trabajadores, queremos que la empresa se haga cargo", explicó uno de los delegados.

"El mensaje es claro: vamos a seguir luchando. El conflicto no se termina hasta que nos devuelvan los puestos de trabajo", sostuvo uno de los integrantes de la comision interna. Y agregó: "Que se callen el Gobierno, Rodolfo Daer y los medios con esa mentiras de que éramos poquitos los que ocupábamos la fabrica. ¡Acá estamos!".

Conciliación en Proagro

En tanto, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto suscitado en el laboratorio Proagro SA, luego de que la empresa anunciara el despido de un trabajador que días antes a la cesantía se había afiliado a la Asociación de Trabajadores de la Sanidad de Rosario y el sur provincial (Atsa) y promovido a su vez la filiación de al menos siete compañeros más.

Por considerar que se trata de un despido arbitrario, injustificado y una persecusión, el gremio encabezó desde el viernes pasado un paro de actividades en las instalaciones de Montevideo al 5.700 de Rosario, el cual continuó hasta ayer por la tarde, cuando en la sede regional de la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria.

El lunes hubo una primera audiencia, sin entendimiento entre las partes.

La conciliación fue acordada por la empresa y la entidad sindical y tiene un plazo de 15 días hábiles, hasta el 7 de agosto. La medida retrotratrae la situación laboral del personal a la situación previa a que se produjera el conflicto.

"En tal sentido las partes acordaron que en dicho lapso, la empresa debe reincorporar al trabajador y la entidad gremial no puede adoptar nuevas medidas de acción directa que puedan obstruir el normal desarrollo de la actividad de la empresa", comunicó el ministerio de Trabajo.

Para continuar con las negociaciones, las autoridades laborales citaron al gremio y a la patronal a una próxima audiencia fijada para el próximo 27 de julio a las 11 horas.

Comentarios