Economía
Jueves 23 de Marzo de 2017

Procesan a los padres de crianza del nieto de Estela de Carlotto

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi procesó por "falsedad ideológica" y "alteración de estado civil" a los apropiadores de Ignacio Montoya, el nieto recuperado de la titular de Abuela de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, y al médico que firmó el acta de nacimiento apócrifa que permitió el robo de identidad.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi procesó por "falsedad ideológica" y "alteración de estado civil" a los apropiadores de Ignacio Montoya, el nieto recuperado de la titular de Abuela de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, y al médico que firmó el acta de nacimiento apócrifa que permitió el robo de identidad.

La decisión del juez recayó sobre el matrimonio de Clemente Hurban y Juana Rodríguez y sobre el médico Julio Sacher, en un fallo en el que dictó la prisión preventiva y un embargo de 20 mil pesos a cada, pero dispuso que sigan en libertad hasta que haya una sentencia firme.

"Los procesados son responsables penalmente por el ilícito atribuido", concluyó el juez tras repasar lo ocurrido desde que el matrimonio de Olavarría recibió al recién nacido de manos de un hacendado, luego fallecido, para el que trabajaban.

"Se ha comprobado que el día 28 de junio de 1978 Clemente Hurban y Juana Rodríguez hicieron insertar en el acta de nacimiento de Ignacio Hurban, a la postre Ignacio Montoya Carlotto, datos falsos con respecto a su filiación", apuntó el juez.

Así, el nieto de Carlotto, nacido en un centro clandestino de detención en la última dictadura cívico militar, fue hecho figurar "como hijo del matrimonio Hurban-Rodríguez cuando en realidad no lo era. Con anterioridad ambos hicieron insertar similar información en su certificado de nacimiento, que fue suscripto a través de la intervención de Julio Sacher", agregó el fallo.

Ignacio Montoya Carlotto, hijo de Walmir Oscar Montoya y Laura Estela Carlotto, fue apropiado en junio de 1978 tras nacer en el centro clandestino La Cacha luego del secuestro de sus padres. Se presume que el parto sucedió el 26 de junio de 1978 en el Hospital Militar Central de la Capital Federal.

Montoya Carlotto fue criado como propio por los Hurban en un establecimiento rural de Olavarría, propiedad del fallecido Carlos Aguilar, quien según ellos les entregó al bebé porque no podían tener hijos.

El joven recuperó su identidad en el 2014 y se convirtió en el nieto recuperado 114.

Ayer Ignacio Montoya Carlotto dijo que el procesamiento de sus padres de crianza "es una noticia difícil", pero advirtió que la medida judicial se tomó días atrás y agregó, sin disimular su malestar, que no entiende "por qué se publica dos días antes del 24 de marzo".

Ante la posibilidad de que sus padres de crianza terminan presos, Ignacio confesó: "No sé que sentiría. Más dolor que ahora..., cómo si eso fuera posible. Para mí sería terrible, devastador", sostuvo antes de aclarar que, para él, deberían estar en libertad.

Luego dijo que siente "un profundo agradecimiento hacia ellos por todos los sacrificios que hicieron para criarme como me criaron", y agregó: "Seguimos teniendo contacto, vivimos muy cerca y yo los siento mis padres, por eso los trato como tales, no es tan difícil".

Comentarios