Economía
Martes 16 de Mayo de 2017

Procesan a Bonafini y a los Schoklender en la causa Sueños compartidos

En el marco de la causa por desvío de fondos públicos también se dictó falta de mérito para De Vido y varios gobernadores, entre ellos Lifschitz

La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y los hermanos Sergio y Pablo Schoklender fueron procesados ayer en la causa denominada Sueños Compartidos por delitos cometidos a través de esa entidad con el Plan Federal de Construcción de Viviendas instrumentado por el gobierno de Cristina Kirchner.

También fueron procesados el ex secretario de Obras Públicas nacional José López (ya detenido en otra causa) y su ex segundo Abel Fatala, quienes le permitieron a los Schoklender, "en su calidad de apoderados de la Fundación Madres de Plaza de Mayo", tener el manejo de "la suma de 748.719.414,64 pesos, de la cual desviaron 206.438.454,05 de su destino específico".

En tanto, hubo falta de mérito para el ex ministro de Planificación nacional Julio De Vido y los gobernadores (entre ellos Miguel Lifschitz, de Santa Fe) e intendentes y jefes comunales que firmaron convenios, mientras que se procesó a varias de las personas que participaron en la ingeniería financiera de los cheques que habían ingresado a la fundación.

A los Schoklender se los consideró "protagonistas centrales" de la maniobra, mientras que Bonafini fue señalada como partícipe necesaria por entender que "conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la fundación".

La decisión fue tomada por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien los encontró presuntamente responsables del delito de "defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, en relación a los financiamientos otorgados por la Secretaría de Obras Públicas".

La causa se inició en 2011 y recayó en manos del entonces juez federal Norberto Oyarbide, quien detuvo a los hermanos Schoklender.

Comentarios