Economía
Jueves 05 de Junio de 2008

Piqueteros kirchneristas se manifestarán en Rosario el 20 de junio

Los movimientos sociales convocaron hoy a una marcha de “desagravio” al Monumento a la Bandera, en Rosario, para el próximo 20 de junio, en respuesta al realizado el 25 de mayo último por los dirigentes del agro, que llevan adelante un lock out patronal. El encuentro estuvo presidido por Luis D'Elía y el diputado K Edgardo Depetri.

Los movimientos sociales convocaron hoy a una marcha de “desagravio” al Monumento a la Bandera, en Rosario, para el próximo 20 de junio, en respuesta al realizado el 25 de mayo último por los dirigentes del agro, que llevan adelante un lock out patronal.
La decisión de los representantes sociales forma parte de un programa de movilización que seguirá con otra marcha “masiva” a la Plaza de Mayo para el 9 de julio, el Día de la Independencia.
Alrededor de mil delegados, representantes de 35 movimientos sociales, aprobaron también un acto para el lunes que viene, a las 15.00, en lo que fueron los basurales de José León Suárez, donde se fusilaron civiles, en 1956, por orden de la llamada Revolución Libertadora.
Los movimientos sociales deliberaron hoy en el hotel Bauen, en esta Capital, bajo la tutela de los dirigentes Luis D'Elía y del diputado kirchnerista Edgardo Depetri.
Estuvieron, además, el dirigente del Frente Transversal Nacional y Popular, el ex intendente de Avellaneda, Oscar Laborde, y el diputado nacional kirchnerista Ariel Pacini, el Gringo Mathov y Salvador Torres, del movimiento campesino de Misiones, entre otros.
Entre los principales organizaciones sociales dieron presente la Federación de Tierra y Libertad, el MTD Trabajo y Libertad, el comedor Los Pibe de la Boca, los movimientos Octubres y Plátanos, el MP 29 de Mayo, Segundo Centenario, el Partido Obrero Revolucionario Posadista e Intransigencia Popular, etc.
D'Elía fue el encargado de presentar las propuestas de movilización ante la asamblea de delegados sociales.
“Los que estén por la negativa, que levanten la mano”, dijo el dirigente micrófono en mano. La metodología causó cierta sorpresa, dado que por lo general se pide el voto positivo primero que nada.
Nadie levantó la mano. Repitió la frase y solicitó pronunciamiento por las abstenciones. Tampoco hubo brazos en alto.
Cuando requirió el apoyo para las movilizaciones a Rosario y a la Plaza de Mayo, las mociones lograron el voto unánime.
“Hoy vimos en cadena nacional a quienes iban a declarar al juzgado de Carlos Villafuerte Ruzo”, ironizó D'Elía en relación al dirigente Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria Argentina (FAA).
“También yo fui procesado por Villafuerte Ruzo y por el fiscal Juan Murray y no fue ningún medio de comunicación a cubrirlo”, recordó.
En ese sentido, el dirigente social agregó que “jamás la vi a (Elisa) Carrió, a (Gerardo) Morales, a (Margarita) Stolbizer ni a (Hermes) Binner llegar con una línea de solidaridad”.
Estaba presente Emilio Alí, dirigente que estuvo dos años preso en la cárcel de Batán “por pedir comida en un supermercado”, historió D'Elía. “Si nos van a decir lo que hemos sangrado nosotros”, resumió en tono compungido.
Antes, había realizado un “homenaje a los 3000 procesados de los movimientos sociales y a los 30 muertos que tenemos”.
Dijo, además, “estoy orgulloso de respaldar a (la presidenta) Cristina Fernández de Kirchner. Un gobierno al que no le va a temblar el pulso para defender las reclamos del pueblo”.
Concluyó la intervención con una sentencia: “No hay obligación de consensuar, hay obligación de gobernar”. (Télam)

Comentarios