Economía
Martes 17 de Enero de 2017

Pidieron la libertad de Milagro Sala y la intervención del gobierno de Morales

Organizaciones políticas, sociales y sindicales marcharon ayer sobre el puente Pueyrredón para exigir que se cumpla con al exigencia de la ONU

Al cumplirse un año de la detención en Jujuy de la líder de la agrupación social Túpac Amaru, Milagro Sala, una multitud marchó ayer sobre el puente Pueyrredón, en Buenos Aires, para exigir la libertad de la que consideraron una "presa política".

La protesta, con réplicas en varias provincias, fue precedida por una conferencia de prensa en la que dirigentes de un abanico político y social denunciaron el encarcelamiento "arbitrario" de la líder social y reclamaron la intervención federal al gobierno del radical Gerardo Morales.

Al llegar al puente Pueyrredón, los manifestantes, identificados con remeras y banderas de agrupaciones políticas y sociales, se encontraron con un importante operativo de seguridad para evitar el corte del tránsito. "El despliegue de las fuerzas fue desproporcionado. Nosotros habíamos adelantado que iba a ser un corte pacífico con horario de comienzo y finalización, que sólo pretendía denunciar la situación de Milagro", protestó el presidente de la Asociación de Abogados de Buenos Aires e integrante del Comité por la Libertad de Milagro Sala, Eduardo Tavani.

El grueso de la movilización fue aportado por las organizaciones sociales comprendidas en el Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, a las que se sumaron agrupaciones como La Cámpora, Nuevo Encuentro, el Movimiento Evita, ATE y la CTEP.

Al frente de la columna, marcharon referentes del kirchnerismo como Andrés Larroque (La Cámpora), Gabriel Mariotto (Miles) y Victoria Montenegro (Kolina).

"Jujuy es un laboratorio para la persecución y encarcelamiento de los referentes populares y militantes de organizaciones sociales. En Jujuy no hay Estado de derecho, hay un Estado policial que mantiene secuestrada a Milagro Sala y a seis compañeros más de la Túpac. No hay división de poderes: la Justicia está subordinada al poder político de Morales", consideró Tavani.

Horas antes, durante una conferencia de prensa, se exigió a Morales y a la Justicia jujeña que dejen sin efecto la detención de la dirigente social, a la vez que anticiparon que en los próximos días denunciarán penalmente al gobernador por la supuesta "compra" de un testigo clave en el juicio que condenó a Sala a tres años de prisión en suspenso por un escrache en el que no estuvo.

Participaron de la rueda de prensa, entre otros, el ex juez de la Corte Eugenio Zaffaroni; el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales, Horacio Verbitsky; el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y la Madre de Plaza de Mayo Taty Almeida.

Durante su intervención, Zaffaroni reclamó la "intervención federal" de Jujuy, al tiempo que denunció que un sector del Poder Judicial actúa con "total falta de racionalidad" y "arbitrariedad".

"En estas condiciones, lo que corresponde, conforme al texto de la Constitución, es la intervención federal a la provincia", enfatizó el actual juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Quien no asistió a la conferencia pero envió su adhesión fue la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto. "Tuve la oportunidad de conocer el maravilloso trabajo que realiza la Túpac Amaru y visitar a Milagro en su injusta detención y pude comprender que con su fortaleza y con la que nosotros le trasmitamos vamos a lograr que se termine con esta acción ilícita", escribió.

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento del Mercosur, Jorge Taiana, destacó que la situación de Sala "ha traspasado las fronteras del país y fue denunciada por organismos internacionales y regionales" como "la OEA, el Grupo de Detención Arbitraria de la ONU, la CIDH y las organizaciones de derechos humanos Amnesty Internacional y Human Right Watch".

"Sin embargo tanto el gobernador Morales como el presidente Mauricio Macri han desoído las denuncias y reclamos y han puesto en marcha estrategias para mantener a Sala en prisión y seguir criminalizando la protesta social", disparó.

Milagro Sala fue detenida el 16 de enero del 2016 acusada de "instigar" un acampe frente a la Gobernación jujeña, aunque luego quedó involucrada en otras causas judiciales por irregularidades en el manejo de fondos públicos girados por la Casa Rosada para obras en la provincia.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de al ONU advirtió que "la detención de Sala es arbitraria" y solicitó al gobierno argentino "liberarla de inmediato".

Llamado desde la cárcel a la militancia

Milagro Sala sostuvo en una carta abierta que nadie se va a "salvar" de la "persecución" si la militancia no "derrota" al oficialismo. "No se salvó nadie compañeros, ni se van a salvar, si no los derrotamos con la militancia en la calle y en las urnas", arengó. Recordó que también "se cumple un año de la persecución a los militantes sociales en todo el país". Y dijo de Cambiemos: "Nos prometieron la revolución de la alegría y nos trajeron tristeza, despidos y pobreza".

Comentarios