Economía
Jueves 20 de Julio de 2017

Pese a la suba de tasas, la demanda de dólares no cede

La divisa tocó ayer otro récord histórico. El gobierno retrocedió con la reglamentación de un impuesto para evitar una caída de la Bolsa

La demanda de dólares no afloja y la divisa alcanzó ayer un nuevo máximo histórico. Cerró a 17,45 pesos en la city porteña, en una jornada agitada en la cual llegó a tocar los $ 17,56. En Rosario se vendió a $ 17,60.

Además de la inquietud con la que los agentes del mercado comienzan a mirar la economía, la agitación cambiaria de ayer se contagió del rechazo de los inversores especulativos extranjeros a una resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) para implementar el gravamen a la renta financiera. Esa medida también pegó en el mercado de acciones, hasta que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció su suspensión.

Operadores cambiarios destacaron que, tal como sucedió desde comienzos de semana, se percibió una fuerte presión compradora.

El incremento en la cotización se dio pese a que la autoridad monetaria subió el martes la tasa de Lebac al 26,5 por ciento para el corto plazo en la última licitación, al renovar sólo parcialmente los $ 532.000 millones que se vencían, antes de las elecciones primarias de agosto.

Reclamo de Buryaile

En ese escenario, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, sostuvo durante el acto en el que se abrieron las puertas de la exposición rural, que el sector agropecuario requiere contar con un "mejor tipo de cambio".

La trepada del dólar en las últimas semanas y la volatilidad del mercado climático en Chicago mejoraron los precios de los principales granos. La soja subió ayer, al igual que el martes, y cotizó a 4.200 pesos la tonelada. Este movimiento fue acompañado de mayores ventas. De hecho, en las últimas dos semanas los agroexportadores reportaron mayores liquidaciones de divisas.

Pero esa mayor oferta no hace retroceder a la demanda. "La dolarización de portafolios impulsó nuevos máximos del tipo de cambio", dijo Gustavo Quintana, de PR Corredores.

Rebelión fiscal en la city

La Bolsa porteña tuvo un comportamiento muy volátil. Tras arrancar en baja, el Merval revirtió la tendencia y subió 1,92 por ciento. Fue luego de que el gobierno suspendiera un impuesto sobre la compra-venta de acciones.

La Afip reglamentó el martes, a través de la Resolución General 4094-E, una retención del 15 por ciento en concepto de impuesto a las ganancias a las operaciones con acciones y bonos en las que intervienen inversors del exterior.

Los operadores se quejaron y el mercadose desmoronó en el arranque de la rueda.

Finalmente, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que la resolución "va a entrar en un período de suspensión por un tiempo en el cual se va a rever el impacto".

La resolución establece la forma para determinar y pagar el impuesto a las ganancias por las operaciones de venta de acciones acciones, cuotas y participaciones sociales (incluidas las cuotas partes de fondos comunes de inversión), títulos y valores donde intervienen beneficiarios del exterior. Es la reglamentación de la ley sancionada en el año 2013.

En el segmento de bonos los nominados en dólares mostraron subas de hasta 1,1 por ciento.

Comentarios